Sport
Entrevistas / Artículos
Nació en Ucrania y vive en Barcelona desde hace once años. Madre y traductora, los lectores de la web de Interviú la eligieron la más bella

Ekaterina, 'Chica interviu.es': “Soy demasiado empática”

Fecha: 03/02/2017 Thais Escamilla. Fotos: Jorge Ogalla
  • Valoración
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Ocho meses después de ser madre, con el corazón roto y el cuerpo recuperándose, esta ucraniana afincada en Cataluña dio una lección de clase sobre la pasarela de la gala Chica interviú 2016. Su alegato a favor de la sensualidad de la maternidad convenció. los lectores de nuestra web ya habían dado su veredicto.  | Sigue leyendo.

lla se presentó al concurso Chica interviú 2016 solo un mes después de dar a luz. Buscaba un chute de autoestima en un momento bajo. Y ganó. Los lectores de www.interviu.es así lo quisieron. Ganó por su sencillez, por su carisma. En la gala final hizo un alegato a favor de la maternidad. Ekaterina es una increíble mujer por descubrir. Tiene 24 años, habla seis idiomas y lee a Dostoyevski. Se preparó para dedicarse al campo de la sanidad, y al poco de empezar a trabajar decididó que no era lo suyo: “Soy demasiado empática y me lo llevaba todo a casa”. Ahora, esta belleza posa para interviú mientras espera que aparezca quien recomponga los trozos de su alma rota. 

¿Por qué decidió presentarse al concurso de belleza de interviú?

Acababa de ser madre, no estaba pasando por mi mejor momento y decidí enviar las fotografías sin esperar a que me llamaran.

¡Y ganó el premio Chica interviu.es! 

Sí. Una vez en la pasarela supe que uno de los premios sería para mí. Soy auténtica en cada momento. En la gala dije lo que sentía, y eso llega a la gente.

¿Cómo se sintió?

Genial, sentí los ánimos que daba el público. Para mí, ellos fueron muy importantes y se lo quiero agradecer desde aquí.  

¿Qué fue para usted lo más difícil? 

Salir en bikini. No me sentía con el mismo cuerpo que el resto. Todas estaban muy delgaditas. Yo de por sí ya soy de constitución grande y además hacía solo ocho meses que había dado a luz y no estaba en mi mejor momento físico. No me sentía a la altura.

¿Qué supone para usted ser portada de interviú?

Es una manera de eliminar barreras y acabar con los miedos al qué dirán.  Quiero mostrar a muchas mujeres que, aunque seamos madres, podemos ser sensuales mental y físicamente. 

¿A qué se dedica? 

A la traducción e interpretación de ruso, y he estudiado Comercio Internacional. Soy una buena vendedora. Véndase.

Solo te diré que con 17 años mi familia pasó por un bache que hizo que puntualmente tuviera que ponerme a trabajar. Iba puerta a puerta haciendo socios para una ONG y me sacaba mucho más dinero que el resto de mis compañeros. Además, hablo inglés y ruso, ucraniano, catalán y español. Y me entiendo en francés. 

¿Cuánto hace que vive en España? 

Trece años. Le ofrecieron a mi madre un contrato por un año, y hasta hoy.  

¿Se integró sin problema? 

Al principio me costó, lloré muchísimo porque no entendía nada. En cuanto dominé el idioma, las cosas fueron rodadas. La gente en España es muy cálida comparada con la gente del Este.

¿Qué recuerda de su infancia?

Me acuerdo de Ucrania, de la frialdad que hay entre las personas por las escasez que se pasa. ¿Algo bueno? Mis abuelos. 

¿Qué ha supuesto la maternidad en su vida?

Lo es todo. No existe nada que vaya a hacer sin pensar primero en mi hija.  He dado el paso joven, y la vida te cambia, pero no me arrepiento.  

¿Es consciente de que su alegato a favor de las madres la hizo favorita?

Sí, y dije lo que sentía en ese momento. No iba preparado.

¿Es usted feminista? 

Es complicado responder a eso. No considero que las mujeres y los hombres tengan que ser iguales. Cada uno tiene su esencia y su papel. Sin embargo, en el campo laboral, por ejemplo, sí creo una injusticia que a una madre soltera le cueste más encontrar un trabajo. De todas maneras, y al menos en mi campo, jamás me he sentido discriminada por ser mujer. En los negocios prima más la inteligencia que el sexo. En mi país son mucho más machistas, allí se vive como aquí hace 20 años. 

¿Cuáles son sus proyectos de futuro?

Para mí, el proyecto más importante es ser feliz y hacer todo lo posible por despertarme y acostarme cada día con una sonrisa. Para ello necesito un trabajo, salud y alguien que llene un trocito de mi alma.

¿Qué le pide a una pareja?

Si conozco a un hombre especial, ante todo tiene que querer a mi hija. Y ser real. Hoy en día no todo lo que sea de sexo masculino se puede considerar hombre. Mi alma está rota ahora mismo y me gustaría que ese alguien recomponga todos los pedazos. ■  | Sigue leyendo.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado