Sport
Entrevistas / Artículos
La parlamentaria se fue de Podemos en febrero sin renunciar al acta. Ahora está en el Grupo Mixto

Senadora Elvira García: "Para los vascos, la independencia no es prioritaria"

Fecha: 16/10/2017 Carlos Barrio / Fotos: Sandra Torralba
  • Valoración
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

La senadora Elvira García ha querido posar así, con la bandera de Álava, su tierra. Fue miembro de Podemos hasta que dejó el partido en febrero tras la polémica por el impago de 5.000 euros de su piso de alquiler social en Vitoria. No renunció al acta y ahora defiende los intereses de su provincia en el Grupo Mixto. Quiere desmentir “las falsedades que dijeron de mí” y darle otro aire a la Cámara Alta: “Con otro Senado, Cataluña no se iría”. | Sigue leyendo.

Madrileña de cuna, porque los alaveses también nacen donde les da la gana, Elvira García Díaz pasó su infancia en Baralla (Lugo) y se instaló con su madre en Vitoria en 1985, donde vive desde entonces. Hija de hosteleros divorciados, ha sido animadora infantil, comercial de seguros, encuestadora, administrativa, cajera y encargada de bar. Está divorciada y tiene dos hijos de 15 y 10 años. “Soy una mujer común, y trabajo para la gente común”, dice orgullosa.

Viruka, como la llaman sus íntimos, fue elegida senadora por Podemos en diciembre de 2015. Ostenta, entre otros, el récord de haber sido la política más votada en la historia de Álava. Un registro que aumentó en las elecciones de junio de 2016: 40.468 electores marcaron con una cruz su nombre en la papeleta color salmón. En febrero de este año saltó a la fama cuando se supo que vivía en un piso de alquiler social y que había recibido un apercibimiento de desahucio por impago. El resto, su historia reciente, es lo que la senadora García, ahora fuera de Podemos y adscrita como independiente en el Grupo Mixto de la Cámara Alta, viene a contar aquí: “quiero desmentir todas las falsedades que se han dicho sobre mí”. 

Siendo ya senadora, acumuló una deuda de 5.000 euros por impago de su piso de alquiler social. ¿Lo ve normal?

Vivía en esa casa con mi marido y mis hijos desde 2006. A finales de 2012 le denuncié por violencia de género y le impusieron una orden de alejamiento. Logré el divorcio en 2013. No me pasaba pensión. Entendí que era él quien tenía que hacerse cargo de la cuota del alquiler, pues las cartas llegaban a su nombre. Luego me enteré de que, si no había orden expresa del juez, debía ser yo la que tenía que pagar las mensualidades. De ahí que se fuera acumulando la deuda hasta que, al llegar a un límite, saltaron las alarmas en Alokabide, la empresa pública vasca de alquiler de viviendas.

¿Qué hizo cuando le llegó la orden de apremio, previa al desahucio?

Pagué los 5.000 euros religiosamente. Quiero aclarar que me los prestó una senadora amiga mediante un contrato personal sin intereses, porque por entonces tenía la nómina embargada al figurar mi nombre en deudas contraídas por mi exmarido. Aparte, tenía gastos de abogados a los que debía hacer frente. Aún tengo que devolverle el préstamo. Espero no tardar. 

Lo que no pudo evitar fue la bronca con Podemos, que determinó su salida.

Por más que lo repitan, ni fui desahuciada, ni me expulsaron del partido. Me marché al ver la falta de apoyo que sentí cuando se enteraron de lo de mi denuncia por violencia de género. También pienso que quisieron quitarme de en medio por rencillas internas entre la dirección autonómica y la estatal. Se desató una histeria colectiva contra mí, llegando al extremo de que un cargo provincial de Podemos me llegó a amenazar con hacerle daño a mis hijos. Y por ahí ya sí que no pasé.

También le acusaron de no pagar la cuota del partido.

Insisto en que tenía la nómina de senadora embargada por una deuda de mi exmarido con la hacienda pública alavesa. Así se lo dije al responsable de finanzas del partido y ofrecí llegar a un acuerdo para posponer los pagos. 

Cambió de casa. ¿Es cierto que se fue a la milla de oro vitoriana?

Por mi condición de víctima de la violencia de género podría haber seguido en el piso de alquiler social indefinidamente sin pagar nada. No lo hice, renuncié a ese privilegio porque me lo podía permitir, y aun hubo gente de Podemos que me echó en cara que no ejerciera ese derecho. Me fui a vivir a un piso del centro, pero nada de milla de oro. Conseguí un buen precio de alquiler, por debajo de lo que se paga en la zona. Pero siguieron criticándome. Me ocurrió como a Alberto Garzón con su boda. 

¿Por qué no renunció al acta de senadora tras su salida de Podemos?

Porque no existe ninguna razón jurídica, política ni ética para que tenga que hacerlo. No he robado, no estoy imputada y todo lo que ha salido en la prensa solo afectaba a mi vida personal. Si alguien tiene algo contra mí, que vaya a los tribunales.

¿Se encuentra a gusto en su nueva ubicación?

Estoy encantada, me han puesto junto a la bancada del grupo popular y detrás del PDeCAT. Y con todos, la relación es estupenda.  

¿A qué se dedica dentro del Grupo Mixto?

A defender los intereses de Álava por encima de todo. He planteado cuestiones tales como la polémica por la construcción del embalse de Barrón, los vertidos incontrolados al río Zadorra, la sequía, la Y vasca... O la violencia de género en el ámbito rural, que es una de las lacras ocultas de Álava. Hay muchísimo por hacer.

¿Es fácil convivir en el mismo grupo con senadores de Foro Asturias, Bildu, C’s y Agrupación Socialista Gomera, entre otros?

Somos buenos compañeros. Alguien dijo con maldad que me harían el vacío y, sin embargo, he encontrado una muy buena acogida por parte de todos. Incluso para turnarnos en las portavocías. 

¿Sigue defendiendo el programa de Podemos o ha variado?

Apenas tengo relación con ellos. Están inmersos en una guerra interna y en una batalla de egos que no va conmigo. Yo intento seguir cumpliendo mi programa, que era el suyo. En lo ideológico, no me llevo mal con Podemos. Aún recuerdo mis palabras cuando asumí el cargo: “Por unas instituciones de todos y para todas, y porque nos queremos vivas, sí, prometo”. Ese es mi lema.

¿Se esperaba tanta carga de trabajo en la cámara alta?

En el Senado se trabaja mucho y bien, desde el personal de mantenimiento y las taquígrafas o los ujieres… allí nadie vaguea. Hay muchos senadores y senadoras que se quedan hasta muy tarde en sus despachos trabajando.  

¿Cuánto dinero neto gana al mes?

Incluidas las dietas de desplazamiento, 4.700 euros. He renunciado a suplementos como la portavocía del grupo. Es un sueldo alto, aunque la responsabilidad también lo es.

¿Volvería a presentarse?

No lo sé. También hay vida más allá de la política.

¿Votará a favor de la aplicación del artículo 155 para suspender la autonomía catalana?

No. Sigo apostando por el diálogo dentro de la legalidad. Y creo que se puede llegar a hacerlo realidad. 

¿A Euskadi le espera el mismo futuro que a Cataluña?

No creo. En Esukadi tenemos otra cultura política y estamos, por suerte o por desgracia, muy acostumbrados a negociar. Para los vascos, la independencia no es prioritaria. En eso coincido con lo que dicen las encuestas.

¿Qué le falta al Senado?

Un poco de aire fresco, que deje de ser una cámara para jubilados de oro. No me gusta llamarlo cementerio de elefantes. Si aquí las cuestiones territoriales se debatieran de verdad, conflictos como el catalán nunca se habrían dado. El 1-O y la declaración unilateral de independencia han venido a dejar claro que hace falta una reforma. No sería mala idea darle a España forma de república federal. Lo de salir en interviú también es en cierto modo una provocación, para hacer ver que el Senado existe y no como nos lo han querido hacer ver.

Posa con la bandera alavesa. ¿No cree que se ven demasiadas enseñas últimamente?

Estoy orgullosa de ser alavesa, pero ninguna bandera me va a separar de nadie. Todas me merecen respeto, pero me niego a que se utilicen como armas arrojadizas. A mí no me dio ningún reparo ondear la bandera española cuando la selección ganó el Mundial de fútbol, igual que hago con la de mi equipo, cuando gana el Alavés. Sigue leyendo.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

  • Juan 18/10/2017 19:35

    JAJAJAJA, como el todos los lectores de esta revista, yo también pienso que habéis tocado fondo. Dónde están las chicas guapas y de actualidad desnudas completamente? Ainoha Benito, Úrsula corbero, Erika sanz, Elisa moulia, Lara Álvarez, Desire cordero.... Hay cientos. Pensé que el dia q salio en portada una actriz porno VESTIDA, sería la peor portada, pero me equivoqué

    Comentario fuera de tono

  • Viriathus 18/10/2017 15:00

    Nómina embargada... Con 5.000 euros, a pesar de los embargos le tiene que llegar muy de sobra. Hay que decir que los embargos de nómina nunca son por la totales y, si son por deudas "de su marido" es de suponer que o estaban casos en régimen de gananciales o, de estarlo en separación de bienes, ella tendría que haber asumido la deuda que genera estos embargos.

    Comentario fuera de tono

  • Antonio Garcia 18/10/2017 12:46

    Alberto: Tú de ironía no vas muy sobrado....

    Comentario fuera de tono

  • Alaves 17/10/2017 10:56

    Ganando 5000€/mes quiere que le pague una pensión su exmarido... Y esta "señora" lucha por la igualdad de género y tal, no?... el término "jeta" se le queda corto.

    Comentario fuera de tono

  • ay dios mio 16/10/2017 22:47

    Gran reportaje de tallas grandes.... si esto fuera la revista Venca

    Comentario fuera de tono

  • Ay Dios mio 16/10/2017 22:46

    Gran reportaje, para la revista Venca

    Comentario fuera de tono

  • Alberto 16/10/2017 17:56

    "BIEN" es con "B" de Bur.... El corrector ortográfico está para algo.

    Comentario fuera de tono

  • VIVIR PARA VER 16/10/2017 12:04

    me parecen muy bien los reportajes así sin tener que enseñar nada, pero.... realmente una revista con la "tradición" de interviú para esta clase de reportajes, tenia que elegir a esta señora?

    Comentario fuera de tono

  • Antonio garcia 16/10/2017 11:30

    VVVVVVVien Interviu, muy pero que muy VVVVVVVVVVienn. Creo que habéis tocado fondo con la portada de esta semana. Cuanto añoro los 80 y los 90.

    Comentario fuera de tono

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado