Sport
Cine / Artículos
Una pareja salta de la Nochevieja de 1999 a la primera noche de 2018 en la película 'Europa'.

Los amantes perdidos

Fecha: 02/01/2018 David Arnanz
  • Valoración
  • Actualmente 1.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 1.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Virginie Legeay y Alexei Solonchev protagonizan ‘Europa’, el debut como director de largometrajes de Miguel Ángel Pérez Blanco tras firmar cortos  como ‘Carretera al Atlántico’ y ‘Los dinosaurios ya no viven aquí’. Los protagonistas del filme, que se estrena el 19 de enero, han sido premiados en los festivales de Locarno y Venecia por papeles anteriores.    

Un viaje al futuro y un retrato de un presente incierto. Una generación perdida en un continente que no se encuentra… y de fondo, dos amantes en busca de una fiesta clandestina. Europa es eso a los ojos de Miguel Ángel Pérez Blanco en su debut como director de largometrajes. “La película gira en torno a la idea de no retorno en un tiempo que agoniza cuando el siglo XXI cumple su mayoría de edad”, explica el director. Un siglo que cumple 18 años precisamente ahora que arrancamos el año. En la película vemos a una pareja, perdida, recorriendo las calles de una ciudad la primera madrugada del año. Allí han aparecido tras un salto en el tiempo desde la Nochevieja de 1999, la primera noche del siglo XXI. Protagonizada por Virginie Legeay y Alexei Solonchev, Europa es un intenso viaje rodado en seis idiomas (francés, ruso, inglés, griego, ucraniano y español) que, antes de estrenarse en los cines el 19 de enero, ha recorrido festivales de medio continente. Decía la sintonía del mítico programa La bola de cristal: “Te sientas enfrente, es como el cine; todo lo controla, es un alucine”. Esto es Europa.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Publicidad