Sport
Motor / Artículos
➤ Calidad alemana en todo el conjunto ➤ Excelente alternativa a los híbridos ➤ Buen funcionamiento y eficiente consumo

Audi A4 Avant g-tron 2.0 FSI, a las mil maravillas

Fecha: 02/01/2018 ✒Juan Manuel García Rubio

La tradicional y esperada calidad de Audi se da cita también en esta versión ‘bifuel’, que puede funcionar tanto con gas como con gasolina, suponiendo un ahorro de consumo importante y una autonomía muy grande.

Esta es una interesante versión de Audi sobre su modelo A4 Avant. Se trata de una carrocería familiar con un motor de gasolina de 2,0 litros y 170 caballos que puede funcionar con dos combustibles distintos: gasolina o gas. 

Tiene cambio automático de 7 velocidades y tracción delantera. De ahí el nombre de g-tron. Combina, por tanto, un combustible muy barato, el gas licuado, que está más a o menos a 0,8 euros el kilo, y la gasolina, a más de un euro el litro. Audi tiene en la familia g-tron otros modelos, como el A5.

Este Audi A4 Avant g-tron marcha a las mil maravillas, sin que el conductor tenga que hacer absolutamente nada, más que tener combustible en ambos depósitos para el funcionamiento habitual. Salvo en determinadas circunstancias muy concretas, este Audi arranca y funciona en gas natural. El ahorro es muy grande y la autonomía con un depósito de gas licuado de 19 kilos –en realidad son varios depósitos con esta capacidad total– es de 500 kilómetros. Si agotamos este depósito de gas, automáticamente pasa a consumir gasolina, cuyo depósito ha tenido que dejar algo de espacio al otro y se ha reducido de tamaño para pasar a 25 litros de capacidad, con otros 450 kilómetros de recorrido anunciado. El paso de un combustible a otro es completamente inapreciable para el conductor. No hay, por tanto, botón alguno para pasar de gas a gasolina. Es verdad que el número de gasolineras que expenden gas son muchas menos que las normales, pero lo bueno de esta versión es que nunca nos quedamos sin poder repostar gasolina. 

Con ello, la marcha queda garantizada siempre. Y da una sensación muy gratificante ver dos depósitos llenos en el cuadro. El de gas nos informa de su capacidad en el cuadro con líneas verdes y las siglas CNG en alusión al tipo de combustible.

Cuando funciona con gas no hay tampoco una merma grande en la respuesta al acelerador. Tanto las prestaciones como el agrado de conducción son máximos también. El gas que se utiliza es metano de síntesis, que se obtiene a través de fuentes renovables, lo que además significa una gran contribución a la ecología en todos sus ámbitos. Cuando funciona con gas, el consumo homologado de este A4 está por debajo de los 4 kilos a los 100 kilómetros, mientras que cuando lo hace solo con gasolina es de 6,5. Y en conjunto, el consumo medio homologado es de 4,0 litros.

Ficha técnica

Motores: 4 cilindros en línea, inyección indirecta y turbo, gas y gasolina.

Potencia: 170 CV.

Par motor: 270 Nm.

Cambio: automático, 6 velocidades.

Tracción: delantera.

Dimensiones (largo/ancho/alto): 4.725/1.842/1.442 milímetros.

Distancia entre ejes: 2.818 milímetros.

Velocidad máxima: 223 km/h.

Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,5 segundos.

Consumo: 4,0 litros/100 km en ciclo mixto ciudad/carretera.

Emisiones CO2: 109.

Capacidad maletero: 415 litros.

Peso: 1.635 kg. Precio: 43.010 euros.

  • Tags:
  • interviú
  • motor
  • audi
  • coche
  • automático
  • gasolina
  • gas
  • tracción
  • caballos
  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Publicidad

Publicidad

Publicidad