Sport
Opinión / Billete de ida

Hipocresía institucional

Fecha: 25/04/2011 16:47 Antonio San José
  • Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

No era solo cosa de médicos corruptos, matronas sin escrúpulos y monjitas aberrantes, no. La siniestra trama de robo de niños que ahora nos escandaliza contaba en este país, tan católico él en aquellos tiempos de la dictadura, con la complicidad y la aquiescencia del régimen, hasta el punto de que la mujer de Franco presidía un patronato que tenía como objetivo la rehabilitación de las mujeres consideradas descarriadas.

 

Aquel Patronato para la Protección de la Mujer, puesto bajo la advocación de doña Carmen Polo, era en realidad una mezcla de orfanato y reformatorio digno de los cuentos de Dickens. Apoyado por un personal de rancio abolengo fascistoide procedente de lugares como la Sección Femenina y con la hipocresía por bandera, velaba por la supuesta moral, la decencia y las buenas costumbres, entre las que se incluía, por ejemplo, no bailar. Una mujer a la que le gustara acudir a bailes y guateques podía ser recluida por sus padres en evitación de males mayores. Increíble. Pero más increíble es que aquel patronato perviviera hasta el año 1984, ya con el primer Gobierno socialista en el poder.

 

El relato, ahora desvelado, de una mujer trasladada embarazada desde Bilbao a Madrid para ser internada, junto con otras muchachas, en la localidad de Los Molinos, habla a las claras de aquel entramado en el que el robo de bebés estaba institucionalizado para favorecer a parejas adictas al régimen y ocultar lo que se consideraba un oprobio, que era ser madre soltera. Este país está exorcizando aún algunos fantasmas y agota su capacidad de asombro ante descubrimientos como este que nos hablan de un horror felizmente superado.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Publicidad