Sport
Opinión / Panorama de Comunicación

La tempestad catalana

Fecha: 04/12/2017 José María Noguerol
  • Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Es muy fácil acostumbrar a las masas al ruido, a los relámpagos y a los truenos. A las personas puede que menos. Lo primero parece haber ocurrido con la cuestión catalana, de los secesionismos, de los unionismos, de los viajes a Bruselas, de las obras de arte de Sijena: todo es una catástrofe, ni un solo mensaje de esperanza por parte de los políticos, a excepción de Miquel Iceta, que aunque le sometan a un tercer grado en televisión no pierde la calma ni la sonrisa. A saber cómo se traduce eso el día de las elecciones. Los periodistas tampoco nos libramos de la apología del desastre. La semana pasada oí a una colega en televisión anunciar con trompetas del Apocalipsis que “era muy grave y significativo” para comprobar la repercusión negativa del secesionismo en la economía, “la impresionante caída en las ventas de las entradas para asistir al Teatro del Liceu”. No facilitó datos, claro, y se quedó tan contenta. 

Parece que algunos se encuentran muy cómodos como pregoneros de la desgracia, presente, pasada y futura. No gusta pronosticar alegrías, y, en el caso de Cataluña, ese morbo se multiplica por mil. Me pregunto si desde el periodismo no sería posible contribuir un poco a calmar los ánimos, y no calentar más a los que se sienten ofendidos. Construir, en fin, un cierto discurso de esperanza y no echar tanta gasolina en ese españolismo rancio y cateto que empieza a renacer, ni en el independentismo del cual ya conocemos sus peculiares desafueros.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado