Sport
Opinión / Por la cara

Modos de ser familia de Penélope

Fecha: 20/10/2014 Ángel-Antonio Herrera
  • Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Antes de casarse, lo que le salían a Penélope eran muchos novios. Ahora lo que le salen son diversas hermanas apócrifas, digamos, un ramo de chavalas jóvenes, guapas e ilusionadas, todas de mucho cromo, que quieren hacer su misma carrera o carrerón. Acaba de cumplir Penélope la portada de Esquire, con un bañador negro que es un morbo de humo. Penélope reúne ya mucha filmografía y también mucha bibliografía de portadas, pero reúne también mucha escuela, acaso sin pretenderlo. Como ya va Penélope fija en hombre, Javier Bardem, ahora no le asoman romances, sino una punta de discípulas que quieren funcionar en Hollywood y lo mismo hasta lograr un consorte con Oscar, como la propia Penélope. Así de arranque, me salen dos hermosas principales que se trabajan mucho la carrera planetaria de nuestra ilustre morena de Alcobendas, cada una a su manera: Paz Vega y Elsa Pataky. Y perdón por la comparación. Paz es una actriz convencida que ya ha pillado el escalafón de estrella, como Penélope, solo que aún no tiene su filmografía de bulto ni se retrata con Bob Dylan. Paz es una pin-up del Guadalquivir que siempre anda por el extranjero. Paz posa siempre muy fastuosa de trapos de andamiaje y unos peinados que son un jaleo de imaginación. Esperemos que no se pierda en estos alardes del escaparatismo, que son un serio empleo. Que son un empleo que a veces no deja ahínco para otra cosa. Pataky es una monada  que directamente se ha preparado la carrera de rubia de portada. Con la faena larga que viene tomándose para disimular una carrera casi pudiera haberse hecho una carrera de verdad. Pataky no estrena películas, o estrena pocas, pero sí novios, o maridos, del cineguía internacional, como Chris Hemsworth, y así va estando en el carnaval del cine, aunque quizá sin estar del todo.
Paula Echevarría, mujer de Bustamante, entrevió algún día el derrotero estelar de Penélope, pero se ha quedado en Madrid y en la tele. Goya Toledo merecería aún mejor suerte. Alcanza una hermosura epocal, cuando toca, o bien esa febrícula sentimental de la que sabe que ser actriz no solo es salir apoteósica en los primeros planos. Entre las más recientes muchachas, más bien me pierdo. Porque hay muchas, y muy buenas, de María Valverde a Macarena García. Vengo a decir con todo esto que vivimos una belle époque de ambiciosas actrices nacionales, con Penélope en la copa, que es hermana de magisterios, y la joven veterana del género. Entre estas hermanas de vocación está, incluso, Mónica Cruz, la  hermana propiamente dicha.

Descarga la revista en PDF.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado