Sport
Opinión / Punto de vista

El más repugnante de los abusos

Fecha: 30/12/2017 Gonzalo López Alba
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Nada hay peor que ser herido por la mano de la que inocentemente se espera ayuda, ni nada más difícil de soportar que la espantosa tensión del miedo a que se repitan humillaciones cuya denuncia no goza de credibilidad.

El trato que reciben los más débiles, sean niños, ancianos o discapacitados, es el espejo que retrata la decencia de una sociedad. Tan revolucionario ha sido en Europa el avance en la protección de los infantes, valorados antaño por su calidad de mano de obra barata, como reaccionario el retroceso en la consideración de los mayores, cuyo caudal de experiencia es hoy objeto de casi tanto desdén como antes lo fue de veneración. Y si notables han sido las políticas públicas encaminadas a facilitar la integración de los discapacitados físicos, los que sufren minusvalías intelectuales siguen marginados en un limbo de olvido social.

Las estimaciones de los expertos que apuntan a que el 80 por ciento de estas personas serán objeto a lo largo de sus vidas de alguna clase de abuso, en su mayoría de carácter sexual, deberían bastar para remover las conciencias más complacientes. Si todo acto de dominación es incompatible con la sociedad de iguales que aspira a ser una auténtica democracia, cuando esa violencia se ejerce sobre quienes tienen discapacidad intelectual resulta sencillamente repugnante porque nada hay peor que ser herido por la mano de la que inocentemente se espera ayuda ni nada más difícil de soportar que la espantosa tensión del miedo a que se repitan humillaciones cuya denuncia, si es que la víctima logra relatarlas, no goza de la presunción de credibilidad.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Publicidad