Sport
Panorama / Artículos

El país de las alertas antiterroristas

Fecha: 20/04/2010 11:08 ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

El sistema español de alertas antiterroristas, cuya última versión tiene solo un año de vida, es un mecanismo de gran complejidad que en los últimos tres años se ha activado 14 veces con trascendencia pública. Los motivos y las extensiones territoriales han variado según el grado de difusión de la amenaza.

terrorismo, eta, guardia civil, alerta

Este último aberri eguna, o día de la patria vasca, era la fecha clave que manejaban las Fuerzas de Seguridad en su cuadro de amenazas desde que el Ministerio del Interior anunció, hace dos semanas, que elevaba al grado más alto su alerta media por la presidencia española de la Unión Europea. Si algún país sabe de alertas antiterroristas, ese es España. Por eso, hace dos semanas, la noticia de la subida de la alerta a “nivel 2 grado alto” –como oficialmente se llama este escalón– no ocupó más que faldones de la prensa escrita y pocos segundos en radio y televisión. La alerta que actualmente vive este país, y que podría prolongarse en su grado intermedio-alto hasta junio, es la número 14 desde el comienzo de 2007, año en que ETA confirmó la ruptura de su última tregua.
No todas las alertas han estado motivadas por el terrorismo de la banda vasca. De hecho, 2007 abrió esta sucesión con una alerta de mediana intensidad por temor a un ataque islamista ante la apertura del juicio del 11-M. Solo dos meses después las autoridades pusieron en alerta a Ceuta porque, bajo amenaza de Al Qaeda, una procesión de Semana Santa iba a cruzar un barrio ceutí, el del Príncipe, convertido en un polvorín. El temor a los ataques del integrismo musulmán volvió el 17 de diciembre de 2008, cuando apareció un sobre con polvo blanco entre el correo de la Embajada estadounidense en Madrid.
Pero es ETA el motivo más frecuente de las luces rojas en Interior. Y sobre todo la combinación ETA más elecciones, como la experiencia ha enseñado trágicamente. De hecho, los comicios del 9 de marzo de 2008 suscitaron una alerta continuada de más de un mes de duración, y que permaneció elevada a su grado máximo durante 16 días.

La actual escala de alertas antiterroristas fue modificada el 28 de junio pasado. Interior amplió de tres a cuatro los niveles de alarma. Ahora son el nivel 1, o “medio”, el nivel 2 o “alto”, el nivel 3 o “muy alto” y el nivel 4 o “máximo”, según la inminencia o credibilidad de la amenaza. Cada nivel tiene dos grados de intensidad: alta o baja. Fue la última reforma del Plan de Prevención y Protección Antiterrorista, que, con intersecciones del Plan Nacional de Protección de Infraestructuras Críticas, se aprobó el 9 de marzo de 2005, fecha políticamente oportuna: solo faltaban dos días para el primer aniversario del más terrible atentado sufrido por España. En general, el sistema se inicia cuando el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, despacha instrucciones a los 17 delegados del Gobierno y al director de la Policía y la Guardia Civil. Estos dos cuerpos, a su vez, ponen en marcha planes específicos según la intensidad de la amenaza. Comienza así a moverse una maquinaria gigante: hay que proteger, según dice el Plan, los lugares de alta concentración de personas, grandes superficies comerciales, grandes infraestructuras de transporte, actos deportivos y edificios emblemáticos, así como instalaciones clave de energía, agua potable y comunicaciones. El nivel 4 moviliza a la totalidad de las Fuerzas de Seguridad del Estado y a parte de las Fuerzas Armadas.
Pocas veces las alertas suscitan polémica en el seno de la Policía o la Guardia Civil. La última vez que alguien se atrevió a criticar la medida, los hechos le cerraron la boca: el 21 de febrero de 2008, cuando todavía faltaban 16 días para las elecciones del 9-M, Interior elevó al máximo el grado de alerta. La Asigc (Asociación Independiente de la Guardia Civil) criticó –sin refrendo del resto de sindicatos policiales– el “trasfondo electoral” de la medida. El 7 de marzo, dos días antes de la apertura de los colegios electorales, ETA mató al socialista guipuzcoano Isaías Carrasco.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

VÍDEOS NACIONAL, INTERNACIONAL Y ECONOMÍA - SECCIONES

Publicidad