Sport
Panorama / Artículos
Entrevista

José Borrell, presidente del Instituto Universitario Europeo

Fecha: 15/10/2010 14:49 Juan José Fernández ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Cuatro ejes de actualidad atraviesan la biografía de Borrell y hacen muy pertinentes las opiniones que emite hoy desde Florencia. El ex presidente del Europarlamento enjuicia la derechización de Europa; el ex candidato salido de primarias habla de democracia interna en el PSOE; el ex ministro opina de crisis y política económica, y el catalán de Pobla de Segur mira a las elecciones catalanas. 

¿Por qué la socialdemocracia retrocede en Europa?
No hay una explicación igual para todos los países, pero en todos la derecha explota el temor a los efectos de la globalización y a la llegada masiva de inmigrantes, sobre todo musulmanes. La xenofobia europea se nutre del temor al Islam. El discurso de la izquierda es más difícil de aceptar, porque es más integrador, menos identitario

¿La Comisión Europea ha respondido bien a la deportación de gitanos por Francia?
La respuesta ha sido errática. Primero, prudente; después, gran enfado al ver que París había ocultado instrucciones para actuar discriminatoriamente contra los gitanos. Pero la indignación de la comisaria Reding parece quedar en agua de borrajas: no parece que vayan a actuar contra Francia por violar las normas de libre circulación y no discriminación. Políticamente es mal precedente.

¿Hay incomprensión de la Europa rica hacia los países del sur?
Los países competitivos del norte siempre desconfiaron de la capacidad de los del sur de estar en una unión monetaria. Y la realidad demuestra que el recelo estaba fundado. Pero también los países del norte tienen parte de responsabilidad. No todos podemos ser Alemania, potencias exportadoras: para que alguien exporte, alguien debe importar. Ha habido enormes desequilibrios comerciales en la misma zona monetaria, que nadie se preocupó de corregir.

¿La actitud alemana en la crisis hubiera sido muy distinta si en vez de Merkel gobernara Kohl?
Helmut Kohl decía que la suya sería la última generación de alemanes europeístas, que había que anclar a Alemania en Europa. El euro era una forma de hacerlo. Hoy las nuevas generaciones de alemanes no tienen la visión de Kohl o de Konrad Adenauer, no sienten complejo de culpa, creen que ya han pagado bastante por los pecados de sus abuelos; oyen hablar de europeísmo y se agarran la cartera. Es un punto débil de la construcción europea de hoy. La UE debe reinventarse, pues las razones por las que fue inventada son ya historia.

¿Habría hecho la huelga general de haber estado en España?
La huelga es una lógica reacción defensiva de quienes ven que se disminuyen derechos de los trabajadores a cambio de un hipotético aumento del empleo. Pero el Gobierno no tenía otra que modificar la norma laboral, una vez que se proclamó a los mercados financieros que España tiene un problema con su ley laboral. No creo que, al principio de la crisis, los mercados pensaran que España tenía ese problema. Pero claro, si instituciones relevantes, como el Banco de España, cogen el tambor y proclaman por doquier que España tiene un problema gravísimo con sus normas laborales, los mercados dicen: “Si tienen un problema, que lo arreglen”.

¿La reforma no era necesaria?
Si algunos altavoces cualificados no hubiesen puesto tanto énfasis en ‘el problema’, las exigencias de reforma habrían sido menos intensas. España tiene muchos problemas de estructuras económicas, pero que la destrucción de empleo sea consecuencia de las normas laborales es cuando menos discutible. La velocidad con que se producen despidos en España no demuestra que tenga un mercado de trabajo tan rígido como algunos dicen. En España, para más de la mitad de la fuerza de trabajo el despido es inmediato, fácil y barato.

¿La política económica del Gobierno en la crisis le parece errática, como dice la oposición?
Cuando paró la construcción y cayó en picado la actividad, el Gobierno inyectó las inversiones que más rápido podían actuar como sustitución. Como el Plan E, y menos mal que se hizo, porque, si no, el paro sería aún mayor. Luego, cuando el déficit es alto, hay que reducirlo. Puede parecer errático, pero es lo que en un primer momento se podía hacer y lo que ahora no queda más remedio que hacer, aunque creo que la presión de los mercados exige una reducción del déficit demasiado rápida que dificultará recuperar el crecimiento. El problema del déficit es que han caído los ingresos, no que hayamos gastado mucho. Y no lo reduciremos si no volvemos a crecer.

Estrecho margen.
El que hay. El Gobierno socialista aplica una reducción del déficit de la que difícilmente puede escapar. Difícilmente haría otra cosa otro gobierno. Dicho esto, se puede discutir cómo hemos llegado hasta aquí. Hay decisiones que no veo acertadas, como la supresión del impuesto sobre el patrimonio. Yo no la hubiera tomado nunca. Seguro que, en la situación de hoy, el Gobierno tampoco. Lo que se ha perdido de recaudación suprimiendo el impuesto de patrimonio es más o menos lo que se ahorra congelando las pensiones.

En Madrid pierde las primarias la candidata de Zapatero. ¿Qué actitud debe adoptar él?
La que ha adoptado: aceptarlo y asumirlo. El tenía una preferencia, y la militancia ha expresado otra democráticamente, y el criterio de la mayoría es superior. Se dramatiza en exceso el efecto sobre zapatero de las primarias de Madrid. Si todo el mundo acepta el resultado y ayuda al ganador, será una buena cosa para el PSOE de Madrid.

¿No peligra su liderazgo?
Zapatero y su Gobierno tienen problemas más graves que las primarias de Madrid

Tras la mala experiencia que sufrió usted, ¿el PSOE asume mejor las primarias?
Las primarias no son un procedimiento que esté enraizado en la cultura del Partido Socialista… ni de ningún partido en España. El único que las practica es el PSOE, pero siguen siendo un cuerpo extraño que se produce en circunstancias especiales. En partidos de otros países es habitual la selección interna de candidatos y dirigentes por el voto directo de sus afiliados.

¿Por qué el PSC se enfrenta a tan malas encuestas en Cataluña?
Gobernar en coalición tiene sus condicionamientos. En sus áreas de gobierno, el PSC ha hecho una tarea en materia de servicios sociales tremendamente importante, pero puede quedar eclipsada porque ha habido un debate identitario que ha polarizado la atención.

En la campaña electoral catalana repunta la xenofobia…
En toda Europa hay un problema de rechazo del otro, de búsqueda de chivos expiatorios. Y ya le decía que la derecha explota ese temor.

…y el independentismo.
No creo que el independentismo tenga en Cataluña un gran futuro. En Cataluña, España y Europa se sigue creyendo en el mito de la independencia sin ser conscientes de nuestra abrumadora interdependencia con unos y otros.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

VÍDEOS NACIONAL, INTERNACIONAL Y ECONOMÍA - SECCIONES

Publicidad