Sport
Reportajes / Artículos
Los jefes de Catalunya Caixa ordenaban colocar las preferentes como fuera

“¡Que nos traigan su dinero!”

Fecha: 18/08/2014 Juan José Fernández ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

“¡Vamos!”. “Necesitamos hoy 4.500 euros por oficina”. “El tirón de orejas será importante”… Decenas de ‘e-mails’ de altos cargos de Caixa Catalunya mandaban vender a toda costa productos de alto riesgo, sometiendo a gran presión a sus subordinados y bordeando la estafa y la extorsión. | Descarga el reportaje completo.

Treinta y cuatro ejecutivos de Caixa Catalunya recibieron el mismo e-mail a las 9.53 de la mañana del 27 de octubre de 2008. Llevaba un título lacónico: “8ª Emisión de Deuda Subordinada”. Era un aviso importante, pues lo firmaba Damià Llo­rach, un jefazo, el director territorial; todas las sucursales de la caja en la mitad norte de España, salvo Cataluña y Madrid, eran su feudo.

Hacía un año que las cosas no iban bien, ni en esa caja ni en ninguna otra. De ahí que el tono motivador de pasadas cartas de Llorach a sus huestes se hubiera transformado en puro apremio. Debían “salir a la calle y decir que tenemos la mejor oferta del mercado, hay que llamar/buscar nuevos clientes y a los que ya lo son, que nos traigan más dinero (…) que nos traigan su dinero… que nos traigan su dinero”. Y se despedía remachando: “Hay que mover ficha ya ¡¡, a buscar clientes y dinero”.

Caixa Catalunya (Galería con nuevos documentos): las órdenes internas para colocar preferentes

Si quieres leer el reportaje completo descarga la revista en PDF.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

  • Sonia 19/08/2014 12:59

    Gracias por contarnos la trastienda de este negocio sucio. ¡Qué lástima de cajas de ahorros españolas! Dos siglos ayudando a la gente, al país, y ahora hundidas o privatizadas por ejecutivos corruptos, ladrilleros estafadores y políticos traidores. Necesitamos una banca pública. El pueblo necesita una banca pública que haga la competencia, leal pero firme, a la banca carroñera privada, una banca pública sin comisiones, ni tarjetas al 24% de interés, ni preferentes ni demás basura, que dé crédito a las pymes y a los proyectos que generen empleo de calidad, cultura y desarrollo sostenible. Pero, ¿cómo puede la izquierda española argumentar todo esto si al frente de Catalunya Caixa estaba una figura de la socialdemocracia como Narcís Serra y en Cajamadrid callaban como zorras unos cuantos triperos de IU, PSOE, UGT y CCOO ante los manejos de ladrones del PP?

    Comentario fuera de tono

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado