Sport
Reportajes / Artículos
Los trabajadores critican la situación de La Unidad de Psiquiatría del Rosell, en Cartagena (Murcia)

Abandonados en un hospital fantasma

Fecha: 23/07/2012 9:14 Texto: Nieves Salinas / Fotos: Felipe García Pagán ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Hace apenas dos meses que Francisco se suicidó arrojándose por una ventana de la unidad de Psiquiatría del Hospital Santa María del Rosell, de Cartagena (Murcia). El centro asegura que se cumplieron todas las medidas de seguridad y que fue un “accidente” inevitable. Pero Interviú ha recogido la inquietud de los trabajadores del hospital sobre la situación de los enfermos, a los que desde hace días se les racanea la merienda o el agua y pasan calor. Critican la escasez de personal y la falta de vigilantes jurados para evitar incidentes o agresiones.

Traslado de enfermos desde el Hospital Naval, después de que un paciente provocase un incendio. Traslado de enfermos desde el Hospital Naval, después de que un paciente provocase un incendio.

Sucedió el verano pasado. El enfermo, con esquizofrenia paranoide, forzó las cerraduras de una sala de la unidad de hospitalización de Psiquiatría del Hospital Santa María del Rosell, de Cartagena (Murcia). Vestido con su pijama verde, salió a la calle sin que nadie se diera cuenta. Su objetivo: tirarse al mar. Eligió el muelle de San Pedro. Lo encontró un barco al día siguiente. Sobrevivió de milagro. Meses después intentaría suicidarse nuevamente. Esta vez subido a una mesa de la misma unidad, desde donde pretendía arrojarse por una ventana. El personal sanitario consiguió evitarlo.

No era la primera vez que un enfermo se escapaba de la cuarta planta del Rosell, donde conviven 18 enfermos con graves patologías psiquiátricas. Pero lo más grave sucedió hace apenas dos meses. Un hombre soltero, de nombre Francisco, que antes de ser ingresado vivía con sus padres, se suicidó arrojándose por una ventana. Desde la dirección del Rosell explican que “existe un informe completo con todos los datos contrastados por el jefe de Servicio dictaminando su patología y reafirmando un correcto diagnóstico y tratamiento”. “A veces –añaden– se producen accidentes; pero esa planta cumple con todas las medidas de seguridad”. 

Reportaje completo en la revista interviú y en la Edición Digital: http://pdf.interviu.es

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

  • antonio 29/01/2014 19:38

    Ademas los mismos pacientes de este hospital publico sin recursos se estan costeando sus tratamientos hospitalarios.

    Comentario fuera de tono

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado