Sport
Reportajes / Artículos
Almeida de Sayago (Zamora): Piden diez años de cárcel para el director de un centro termal por supuestos abusos sexuales a dos clientas

Abusos sexuales en el balneario

Fecha: 18/12/2017 • Carlos Barrio • Fotos: Pablo Vázquez ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

A dos clientas canarias, Antonio Acha Martín, director del balneario La Dama Verde, les practicó su “Masaje de la diosa” en agosto de 2015, y ambas quedaron muy afectadas después de que introdujera “varios dedos en la vagina” de una de ellas y a la otra la penetrara “con su miembro viril”, según la Fiscalía. Hoy, el terapeuta, que se define como “biólogo y conectado a la energía del ecosistema de la Tierra”, se enfrenta a una petición de diez años de cárcel por supuestos abusos sexuales. El caso quedó visto para sentencia el 4 de diciembre. La defensa de Acha sostiene que las mujeres no le dijeron que su “masaje de autor” no les gustara. | Sigue leyendo. 

Poco a poco, milímetro a milímetro, relájate muy profundo”, dijo Antonio Acha tras introducir dos dedos en la vagina de una de las clientas que se sometieron a su llamado masaje de autor, técnicamente conocido como Mapa de diseño humano y masaje de la diosa. Se encontraba “completamente desnudo (…) logrando el procesado separar sus piernas y penetrarla con el miembro viril, diciendo ‘bendita seas, eres una diosa’. Finalmente, y colocándole el cuchillo en el cuello le dijo: ‘Para que todo quede sanado y cerrado’”

Así describe la Fiscalía los supuestos abusos cometidos por el director del balneario La Dama Verde, de Almeida de Sayago (Zamora), contra una de sus dos víctimas. A la otra, que se había sometido al mismo tratamiento horas antes, también le masajeó la zona vaginal al tiempo que le decía: “Eres la diosa, ¡viva tu linaje guanche!”.

Los hechos ocurrieron el 6 de agosto de 2015. Las dos mujeres, naturales de Tenerife, habían  acudido al balneario junto a otras quince personas para asistir al curso Rebirthing Escuela de Verano Leonard Orr. El rebirthing es “una de las pesudoterapias y herramientas de transformación del ser humano más extendidas en la galaxia de la nueva era”, afirma Luis Santamaría, secretario de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (ver recuadro). Ambas mujeres, que se habían conocido durante el viaje al balneario, contrataron aparte el servicio de masaje ofrecido por el centro termal, abonando 65 euros cada una. 

“Tocamientos ligeros”

Una de las organizadoras del curso de Rebirthing impartido en el balneario entre el 1 y el 9 de agosto de 2015 declaró como testigo durante el juicio por los supuestos abusos sexuales de Antonio Acha. “Las dos mujeres estaban muy afectadas por lo ocurrido tras el masaje que les dio el director del centro. Una de ellas me reconoció que había sufrido una penetración”, dijo a los magistrados de la sala.

En el juicio, celebrado en la Audiencia Provincial de Zamora y que quedó visto para sentencia el pasado 4 de diciembre, Antonio Acha negó haber introducido sus dedos y el pene en la vagina de las clientas, si bien admitió “tocamientos ligeros en la zona”. En su declaración, el director del balneario admitió que el ritual consiste en “manipular el cuerpo del paciente, empleando el del masajista” y que usa “aceite caliente y, a veces, mi propio cuerpo”, según recogió La Opinión de Zamora.

Acha declaró al tribunal que no alcanzaba a comprender la causa de las acusaciones, si bien habló de que una de las víctimas pudo “recordar abusos sexuales de la infancia, que estaban tapados y salieron a la luz, y a lo mejor se consideró abusada durante el masaje”

Las dos mujeres tuvieron que someterse a tratamiento psicológico. Una experta que atendió a una de las víctimas describió un cuadro clínico que podía ser compatible con la agresión sexual, con síntomas tales como “ansiedad, falta de sueño, depresión y estrés postraumático”. 

El “masaje de autor” se anunciaba hasta hace poco en la web de la Dama Verde. Lo impartía el propio Acha, que se define como “biólogo y conectado a la energía del ecosistema de la Tierra”. En el anuncio se leía que “la técnica se aplica para resolver bloqueos psicocorporales manipulando el cuerpo del paciente y pudiendo emplear para ello el propio cuerpo del masajista, y útiles como cuchillo de hueso, aceite caliente (...) El masaje se recomienda recibir (sic) sin ropa, aunque quien lo recibe es libre de dejarse encima la prenda que desee”

En otro apartado, se decía que “pueden darse reacciones de naturaleza emocional y fisiológica, generalmente sin efectos secundarios”. El tratamiento incluía un “mapa de diseño humano” –una carta astral del paciente realizada antes del tratamiento– y ofrecía, bien el llamado “masaje de la diosa: para el empoderamiento de lo femenino”, o bien el “masaje de la dama verde: para descubrir lo femenino y lo masculino en ti, el andrógino”

La primera clienta se citó con Acha al mediodía de aquel 6 de agosto y éste le realizó una carta astral. “A las 14 horas”, según se lee en el escrito de la Fiscalía, fue llamada para la realización del masaje, “acudiendo a la cabina número 3 del spa, donde el señor Acha Martín le indicó que se tumbara sobre un colchón colocado en el suelo, completamente desnuda, pues iba a aplicarle aceite caliente, decidiendo ella dejarse puesta la braga, mientras él se despojaba de su vestimenta, para quedarse en calzoncillos”

La clienta se quejó de la brusquedad del masaje, que empezó centrándose en los pies de la víctima para, más tarde, tocar “sus senos, pegando y frotando sus partes íntimas contra ella, acercándole un cuchillo de hueso a la altura del corazón al tiempo que decía: ‘vamos a rajar aquí para sacar todo el mal y el dolor’, haciendo amago de cortar”, añade el escrito del ministerio público. Durante el juicio, el investigado aclaró que el uso del cuchillo de hueso es “simbólico”, pero las dos víctimas dijeron haberse sentido “intimidadas” porque también se lo pasaba por las piernas y los senos. 

La segunda clienta acudió al masaje a las 21 horas de ese mismo día y, al igual que a la anterior, el terapeuta le dijo que “se desnudara”. Tampoco ella accedió a quitarse las bragas. El procesado se quedó “en ropa interior, iniciando el masaje por la zona de la cabeza con el mismo cuchillo de hueso, (...) colocándola de costado y retirándole la braga”

Luego tuvo lugar la penetración, según el escrito de acusación, que pide para Antonio Acha cinco años de prisión por cada uno de los delitos así como una indemnización de 5.000 euros a cada una de las perjudicadas, “en concepto de daños morales”

Durante la última sesión del juicio, la fiscal se ratificó en dicha petición, afirmando en sus conclusiones que las víctimas “fueron atacadas en su libertad sexual, nunca se les dijo que las iban a penetrar y no prestaron ningún consentimiento”. La acusación, que solicita la misma pena, incidió en que las víctimas “siendo de la misma isla, no se conocían de nada y sin embargo relatan hechos similares”, razón que esgrimió para descartar cualquier tipo de confabulación o animadversión previa contra el procesado. 

“Contradicciones”

La defensa de Antonio Acha esgrimió que tanto el relato de la fiscalía como el de la acusación “no se corresponde con los hechos”, y apuntó a las “numerosas contradicciones” en que habrían incurrido las víctimas en sus declaraciones para pedir  la libre absolución de su defendido. La letrada se preguntó por qué las víctimas, “dos mujeres de 39 y 33 años, una de ellas ejecutiva y otra quiromasajista, no le dijeron que no les gustaba lo que les estaba haciendo. Mi cliente no es un adivino para saber que tiene que parar”

El balneario La Dama Verde, de Almeida de Sayago, participa en los programas de termalismo del Imserso y su hotel pertenece a la Red de Posadas Rurales de Castilla y León. Es a su vez una fundación que “pretende reconectar al ser humano con la Naturaleza y con su propia naturaleza”, según su página web. Reabierto por Antonio Acha en 2006, el centro, donde trabajan unas catorce personas, es “un regalo del cielo y una muestra viva de magia real”, dicen en un prospecto. | Sigue leyendo.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado