Sport
Reportajes / Artículos
Los surfistas de la franja Palestina

Buscando la ola en Gaza

Fecha: 11/06/2010 12:57 • Texto: Antonio Oricio • Fotos: Alessandro Gandolfi ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Cientos de edificios destrozados, la sombra omnipresente de un kilométrico muro de hormigón, un bloqueo que asfixia… Así es el día a día en la Franja de Gaza. A pesar de todo, los surfistas palestinos han encontrado en el mar un trozo de libertad. Falta encanto, pero buscar la ola perfecta no necesita de adornos, tan solo de una tabla y muchas ganas.

Good vibrations, que decían los Beach Boys desde la costa californiana allá por los 60. Es lo mismo que sienten, más de cuarenta años después, los surfistas palestinos de la Franja de Gaza, el territorio donde viven casi un millón y medio de personas bajo la sombra inamovible del muro levantado por Israel y de un bloqueo que no acaba. Unas buenas vibraciones que llegan del mar, de las olas que se levantan a lo largo de los 40 kilómetros de costa mediterránea.
A pesar de las penurias, hay localidades palestinas donde se atisba mejoría. En la ciudad de Ramala (Cisjordania) la inquietud artística atrae bandas de música, grafiteros o pinchadiscos. En la ciudad de Gaza, las ganas de hacer deporte y de disfrutar del mar han hecho surgir pequeños, y nada glamurosos, clubes de surf. Ya en agosto de 2007, el legendario Doc Paskowitz –tejano que en los años 50 decidió hacerse profesional de las olas– persuadió al Gobierno israelí para que le dejasen llevar a Gaza tablas y material surfista para los jóvenes palestinos. El anciano judío estadounidense había visto en una foto tablas golpeadas que de poco valían en el agua. El bloqueo hebreo establecido en la zona controlada por los extremistas de Hamás solo deja entrar materias esenciales y algo de ayuda humanitaria.
La porción de Mediterráneo que baña la Franja tiene fama de sucia y contaminada. Por eso, los surfistas más impacientes tienen que elegir los días y las zonas más limpias para calzarse el neopreno y subirse a la tabla. La ola perfecta también puede saltar en Gaza. A falta de costa hawaiana, australiana o vizcaína.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Publicidad