Sport
Reportajes / Artículos
La mano derecha del polémico empresario desvela cómo la familia evadió y derrochó el dinero de Nueva Rumasa

Confesión del abogado de Ruíz Mateos

Fecha: 23/01/2012 10:25 Texto: Ana María Pascual ico favoritos Añadir a favoritos

Joaquín Yvancos ha estado 27 años al frente del gabinete jurídico de la familia Ruiz-Mateos. Conoce los secretos más umbríos de sus miembros. Hoy se enfrenta a los hijos del fundador de Rumasa por una deuda de tres millones. Representa a varios afectados y colabora con la Justicia para localizar los 400 millones de euros de los pagarés de Nueva Rumasa que están desaparecidos

Joaquín Yvancos Joaquín Yvancos

Durante 27 años, Joaquín Yvancos (Valencia, 1954) ha sido el abogado y uno de los hombres de confianza de José María Ruiz-Mateos. Conserva de aquellos tiempos el recuerdo de algunos viajes divertidos con su jefe, de varias aventuras con la Justicia, de pactos secretos con empresarios y banqueros y del juego sucio del espionaje, al que tan aficionado parece que es Ruiz-Mateos. Testigo y actor –muchas veces– de espinosas estratagemas con las que se levantó Nueva Rumasa tras la expropiación de Rumasa, en 1983, hoy Joaquín Yvancos está al otro lado, enfrentado a la familia Ruiz-Mateos por una deuda económica de más de tres millones de euros, y por una deuda moral: algunos de sus familiares son víctimas de los insolventes pagarés de Nueva Rumasa. La Audiencia Nacional investiga en paraísos fiscales, como Belice, Suiza y las Antillas Neerlandesas, el destino de 385 millones de euros que Nueva Rumasa captó de 4.000 inversores.

En esta entrevista con interviú, Yvancos hace memoria, pero comienza por una sentencia: “Lo que han hecho los hijos de José María [Ruiz-Mateos] con las empresas de Nueva Rumasa y con los ahorros de mucha gente es un colosal saqueo, que merece la cárcel”. Tajante, casi iracundo. Se relaja el abogado, se quita las gafas y en un tono apacible espeta: “Al padre siempre le ha gustado tener una hucha fuera de España, por si no le iban bien las cosas en el país. En los últimos veinte años se han podido llevar fuera unos quinientos millones de euros”.

Según el exabogado de Ruiz-Mateos, en la mansión familiar, en la exclusiva zona madrileña de Somosaguas, el empresario jerezano había dispuesto un zulo para guardar ingentes cantidades de dinero, que después algunos de sus empleados de confianza se llevaban en coche fuera de España. “En el cuarto de costura de doña Teresa [Rivero, esposa de Ruiz-Mateos] se habilitó un despacho donde, hasta hace poco, trabajaban dos contables. A través de una trampilla en el suelo, se accedía al zulo del dinero”, cuenta Yvancos, que pone un ejemplo escandaloso: “Un alto directivo de Dhul cogía del zulo cada 20 días 120.000 euros y los llevaba a Suiza en coche. Los directivos de otras empresas han hecho lo mismo. En alguna ocasión el dinero era descubierto en la frontera de Andorra y se perdía, pero la inmensa mayoría de las veces se lograba evadir”.

Sobre esa supuesta evasión de dinero, Yvancos detalla más: “Llevan treinta años haciéndolo, y el encargado de coordinar las operaciones bancarias en el extranjero era Alfonso Barón Rivero, sobrino de José María Ruiz-Mateos, que fue director de un banco en Fráncfort y tiene contactos con despachos fiduciarios de abogados en Ginebra y Ámsterdam”.

Reportaje completo en la revista interviú.

  • Tags:
  • Joaquín Yvancos
  • José María Ruíz Mateos
  • Dhul
  • Alfonso Barón Rivero
  • Nueva Rumasa
  • Audiencia Nacional
  • cárcel
  • España
  • Teresa Rivero
  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Publicidad

Publicidad

Publicidad