Sport
Reportajes / Artículos
La Consejera de Agricultura de Castilla y León era famosa por sus dispendios; ahora, por su mano dura

De derrochona a reina del recorte

Fecha: 08/04/2013 9:49 Juan José Fernández ico favoritos Añadir a favoritos

Hizo una campaña publicitaria multimillonaria sobre los productos de su tierra, sufragó obras ajenas a su departamento, hizo extraños gastos en regalos “de protocolo” y se prodigó en subvenciones a empresas, entre otras las de su suegro. Pero esos eran otros tiempos. Ahora la consejera de Agricultura de Castilla y León, Silvia Clemente, tiene a los campesinos de su región en pie de guerra por sus recortes.

La biblioteca pública de Nueva York, con su noble fachada neoclásica y sus leones vigilando la Quinta Avenida, fue el magnífico escenario. Silvia Clemente, consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, lucía un vestido negro de cóctel. Era una ocasión para no perdérsela, por más que en Manhattan nevara aquella noche, la del pasado 28 de enero. Se entregaban los premios internacionales Wine Star a lo mejor de lo mejor del mundo del vino. Fue, según los organizadores, “una gala gloriosa”. A Silvia Clemente se la ve sonriente en la foto oficial. La Ribera del Duero recibió el premio a la mejor región vinícola del planeta. Recogió el galardón José Trillo, presidente de la Denominación de Origen, ante 500 invitados vestidos de etiqueta, entre ellos diplomáticos españoles y otra consejera castellano-leonesa: la de Hacienda, Pilar del Olmo, que también viajó a la Gran Manzana.

El alegre bullicio de aquella fiesta contrasta con el triste silencio que reina en la Estación Enológica de Castilla y León. Allí se analizan, entre otros vinos, los de Ribera del Duero. Antes de la crisis, 25 especialistas iban a sus oficinas, laboratorios y bodega. Pero de 25 se pasó a 11 trabajadores en 2012, y el 28 de enero, día de la gala de Nueva York, la plantilla ya llevaba un mes recortada a cuatro.

Dos analistas, un jefe y un administrativo son los únicos ocupantes de la Estación Enológica, un palacete del XVII en el centro de la calle Santísimo Cristo de Rueda (Valladolid). En su planta alta, que hoy alberga despachos fantasma, y en los laboratorios de la planta baja, el centro tenía una Sección de Investigación en la que químicos, ingenieros y enólogos buscaban formas de mejorar cultivos y maceraciones. “Allí se formaban becarios que ahora se han ido al extranjero –cuenta un antiguo asiduo del centro–. Incluso se investigaba un proyecto de espumoso, puro método champenois”. De aquel cava de Castilla no se ha vuelto a saber. La crisis obliga: una entidad prácticamente desmantelada debe centrarse hoy –y bastante tiene con ello– en el análisis y certificación de vinos de denominaciones como Ribera del Duero, Tierra de Castilla, Cigales, Rueda, Toro… algunos de cuyos empresarios empiezan a plantearse pedir la privatización del servicio. “La razón que nos dieron es simple: no hay dinero para mantener las instalaciones”, cuenta un extrabajador.

Reportaje completo en la revista interviú y en la Edición Digital: http://pdf.interviu.es

  • Tags:
  • Silvia Clemente
  • Agricultura y Ganadería
  • Manhattan
  • Wine Star
  • Ribera del Duero
  • José Trillo
  • Pilar del Olmo
  • Castilla y León
  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Publicidad

Publicidad

Publicidad