Reportajes / Artículos

El álbum íntimo de Amor

Fecha: 17/09/2007 0:00 Aurora ECHEVARRÍA ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 2 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 2 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Amor, la concursante más joven de la casa de Guadalix, nació siendo varón. Mency, su madre, desveló en un programa de Tele 5 que su hijo sintió desde niño estar en un cuerpo equivocado. Ahí comenzó su lucha para convertirse en la hembra que lleva dentro.

Parece una joven normal que estudia estilismo e intenta hacerse un hueco como modelo. El típico perfil de concursante de Gran Hermano, que el día 9 de septiembre estrenó su novena edición. Sin embargo, Amor, de 18 años, guarda de momento un secreto que aún no ha desvelado a sus compañeros de reclusión televisada. Amor nació siendo varón y ha entrado en el concurso con la intención de ganar el dinero suficiente para costearse la operación de cambio de sexo.

Amor nació con el sexo equivocado. Su entorno siempre apoyó su decisión y la respetó, pero la joven majorera “se enfrenta al rechazo de su padre, para el que su entrada en el programa ha sido la gota que ha colmado el vaso”, según explica Guillermo Medina, primo de la concursante, la más joven de esta edición. “Cuando era aún un niño, Amor vestía de día como un chico y después del colegio se ponía ropa de chica”, recuerda Mency, su madre. Para ahorrarle sufrimientos, la mujer habló un día con la pequeña y le pidió que se decidiera. “Aquella doble vida iba a acabar volviéndola loca”, dice Mency. Amor optó por ser mujer y su madre le brindó toda la ayuda que pudo y permitió que vistiera como una niña. “Iba con pantalones de campana al colegio, igual que vestían las niñas, y pedía muñecas o carros a los Reyes Magos. Mi tía le consentía todo”, confirma Guillermo.

Pero la máxima aspiración de la benjamina de Gran Hermano no se ha visto satisfecha. Ella desea, sobre todas las cosas, ser una mujer completa. Por ello se dejó la piel en cada castin para entrar en el concurso. Ahora lo ha conseguido. Espera ganar el reality, hacerse famosa y someterse a la operación de cambio de sexo. Lleva tres meses hormonándose como paso previo a la cirugía. “Otros transexuales –en el barrio hay muchos– se prostituyen para conseguir el dinero, pero Amor tenía claro que ésa no era su opción”, explica Guillermo.

Pese a las complicaciones de su identidad sexual, la joven canaria siempre ha disfrutado siendo el centro de atención. Con apenas 7 años comenzó a participar en concursos de drag queens y se convirtió en la reinona más joven de España. La pequeña nunca se escondió, para sonrojo de su padre, que sólo acudió a un espectáculo de la niña. “No sé cómo lo convencieron, pero se puso en primera fila. Fue muy importante para mi prima”, asegura el joven.

Con 14 años, la adolescencia convirtió a Amor en una mujer con muchas ganas de guerra. La fiera de Fuerteventura, como ella misma se define, empezó a tener relaciones sentimentales y sexuales. “Ella ha tenido muchos novios. Donde quiera que va, siempre cae alguno”, comenta Guillermo, y añade: “Un día me contó que ya la habían desvirgado por detrás”. Últimamente, y siempre siguiendo la versión de su primo, Amor había estado saliendo con un joven futbolista de Fuerteventura. Su táctica es siempre la misma: “Amor se presenta como una mujer, que es lo que es, y luego cuando pasa a mayores los hombres descubren que aún tiene sus cosas de chico. Ella dice que a algunos les da morbo”.

A Amor le encanta explotar todo su encanto, como muestra en las fotos que acompañan a este texto, en las que la concursante posa segura de sí misma. Fueron hechas este mismo verano, cuando acababa de empezar a tratarse con las hormonas. Los días previos a conocer su entrada en Gran Hermano, Amor recorrió con Guillermo y algunos amigos las playas de Fuerteventura en la caravana de éste y montaron las improvisadas sesiones fotográficas que ahora salen a la luz. Su presencia en la casa de Gran Hermano no está pasando inadvertida, lo que no ha sorprendido a sus allegados. Desde el primer día sus contoneos y coqueteos se convirtieron en tema de conversación y foco de atención del resto de los concursantes, sobre todo los del sector masculino. “Mi prima es una chica extrovertida, se deja querer y es muy cariñosa”, asegura Guillermo. Entre sus compañeras, Amor ha caído bien: “Es una ‘calientapollas’, pero muy graciosa”, comentó al poco de conocerla Ángela, la concursante prácticamente ciega que ha reclutado GH. La joven entra dispuesta a dar mucho juego ante las cámaras y, según su primo, no descarta mantener relaciones sexuales dentro de la casa. “La primera noche ya empezó las maniobras para aproximarse a los chicos, seguro que habrá ‘edredoning’. Igual no llega a tener relaciones completas pero seguro que sí habrá roces bajo las sábanas. Mi prima es muy atrevida y se ha fijado en Rodrigo, aunque yo creo que Óliver, el canario, le gusta para algo formal”.

Sólo queda comprobar si los espectadores ayudan a la joven en el camino para convertirse en mujer, algo de lo que Guillermo está convencido: “Ser transexual va a ayudar a que mi prima gane”. Lo que desde luego ayudará al concurso será esperar la reacción de los concursantes al descubrir que Amor es también nombre de varón.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Lecturas recomendadas