Sport
Reportajes / Artículos
Josefa Conde cuenta su denuncia por acoso sexual al número dos de Izquierda Unida

“El diputado Reneses era insaciable”

Fecha: 30/01/2012 11:11 Texto: Mario Lleidó ico favoritos Añadir a favoritos

El destino de Josefa Conde lleva muchos años ligado al de Miguel Reneses, diputado autonómico en la Asamblea de Madrid y hasta la semana pasada número dos de Izquierda Unida. Se conocieron en 1989, fueron compañeros de partido, novios, amantes y ahora ella, 22 años y varios intentos de suicidio después, le ha denunciado por acoso sexual. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid cree que hay “indicios razonables” de delito y acaba de imputar a su señoría.

Josefa Conde y Miguel Reneses trabajaron juntos en el Ayuntamiento de Fuenlabrada Josefa Conde y Miguel Reneses trabajaron juntos en el Ayuntamiento de Fuenlabrada, donde él era coordinador de Izquierda Unida.

"Nunca denuncié a Reneses por Izquierda Unida. Pero ya no tengo miedo. Mi marido y mis dos hijos me han ayudado”. Intenta mantenerse serena, pero Josefa Conde Pizarro, a sus 56 años, tiene la mirada triste y por momentos ausente. Denunció por acoso sexual a quien fue epicentro de su vida durante más de veinte años. “Con Miguel, o estás con él o estás contra él”. Se refiere a Miguel Ángel Reneses González-Solares, diputado autonómico en la Asamblea de Madrid y hasta la semana pasada secretario de organización federal de IU, es decir, número dos del partido de Cayo Lara.

Josefa, Pepa para los íntimos, reside en un chalé de un pueblecito madrileño. Apartada de la política, se sigue sintiendo “militante de izquierdas˝, una vocación que la llevó a dedicar parte de su vida a la política municipal. En la intimidad de su casa revivió para interviú “el infierno” que ha supuesto su vida junto a Reneses. Ambos se conocieron en 1989. Ella procedía del comité provincial de IU en Sevilla y se había trasladado a Fuenlabrada (Madrid), donde Reneses era coordinador local de IU. Su primer matrimonio no iba bien (se divorciaría en 1991) y Pepa recuerda que se involucró de lleno en la política. Durante dos legislaturas (1991-1995 y 1995-1999) fue concejala en esa localidad madrileña.

En 1995, ya divorciada, Pepa comenzó una relación consentida con Reneses. “Era muy posesivo y ya entonces me di cuenta de lo mucho que le gustaban las mujeres”. Pepa recuerda esa época como años “de gran intensidad”, donde compaginaba su trabajo como administrativa con el cuidado de sus dos hijos, fruto de su primer matrimonio, y su pasión por la política.

Pero también fue la época en la que los renglones de su historia se empezaron a torcer. Tras un relación de “una fuerte atracción sexual”, recuerda: “Decidí cortar con Reneses cuando me enteré de que mantenía otra relación con la que ahora es su esposa, Teresa Fernández González”, actual vicealcaldesa de Fuenlabrada en la coalición de Gobierno que forman PSOE e IU. “Yo, afortunadamente, conocí a mi segundo marido. Nos casamos en el año 2000”. Según Pepa, Reneses no aceptó la ruptura y la empezó a presionar para que se siguieran viendo. “Yo no quise repetir en las listas y dejé de ser concejal, pero Miguel no quiso que dejara el Ayuntamiento y consiguió para mí un puesto en el Consistorio”. Entre 1999 y 2003 fue secretaria de la comisión informativa de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes. Siempre según su versión, Reneses también la metió en las listas para las elecciones autonómicas de 1999 y 2003, aunque en puestos secundarios y no fue elegida diputada.

Reportaje completo en la revista interviú.

  • Tags:
  • Miguel Ángel Reneses González-Solares
  • acoso sexual
  • Teresa Fernández González
  • Fuenlabrada
  • Izquierda Unida
  • Cayo Lara
  • PSOE
  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Publicidad

Publicidad

Publicidad