Sport
Reportajes / Artículos
La deuda de la administración con la Fundación Síndrome de Down de Castellón pone en peligro al centro

El negro futuro de 200 discapacitados

Fecha: 28/09/2012 11:12 Verónica Hernández / Fotos: Miguel Lorenzo ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Los veinte trabajadores de la Fundación Síndrome de Down de Castellón llevan sin cobrar desde el pasado mes de abril. El impago de las subvenciones de la Generalitat –que debe 600.000 euros al centro– ha puesto en situación límite no solo a los empleados, sino también a las familias de los 200 discapacitados que son atendidos allí.

María Pilar es madre de Saúl (27 años) y Aleida (34 años), dos discapacitados que acuden a diario a la Fundación Síndrome de Down. El padre de sus hijos renunció a ellos hace 17 años y se declaró, además, insolvente para no pasar la pensión pertinente a sus descendientes. Para soportar económicamente esta situación, María Pilar empezó a trabajar como comercial autónoma y así tener flexibilidad de horarios para atender a sus hijos. Hay meses en los que subsisten gracias a la pensión por discapacidad que tienen los jóvenes: “Un mes de estos nos quitan la luz”, dice Pilar. La crisis de la Fundación en la que atienden a sus hijos ha agravado su situación. En el centro Aleida tiene la posibilidad de preparar unas oposiciones para poder trabajar, mientras que Saúl “ha mejorado un mil por cien gracias al taller ocupacional”, dice su madre. El taller incentivaba a los jóvenes con una pequeña paga que cada mes variaba en función de su comportamiento, pero Saúl, con un 84 por ciento de discapacidad, asegura que “todo el dinero se lo ha llevado Alberto Fabra”

La directora de la Fundación Síndrome de Down, Mar Tirado, lleva quince años trabajando en este centro, que fue inaugurado en 1996, y asegura que “desde 2010 la Generalitat nos debe subvenciones que alcanzan ya los 600.000 euros”. Para paliar la situación, los trabajadores han solicitado créditos bancarios que continúan  ampliando para no reducir los servicios. De momento, han tenido que prescindir del comedor. 

Reportaje completo en la revista interviú y en la Edición Digital: http://pdf.interviu.es

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Publicidad