Sport
Reportajes / Artículos
La Junta de Extremadura niega la integración a una niña autista de seis años

Elena se queda sin su colegio

Fecha: 05/01/2011 13:09 Soledad Juárez / Fotos: Javier Caldera. ico favoritos Añadir a favoritos

En infantil, Elena compaginaba el colegio público ordinario con un aula de apoyo para niños autistas, pero al pasar a Primaria, la Junta de Extremadura la ha matriculado en un centro de educación especial sin el consentimiento de sus padres.

Una imagen que muestrala autonomía y felicidad de Elena: comiendo con su madre.

“Elena llora cada mañana cuando ve a los niños con sus carteras yendo al colegio. No entiende por qué ella no puede entrar en su cole y sus compañeros sí”, cuenta Ana Belén Salas, madre de Elena Pérez, una niña extremeña de seis años que sufre trastorno del espectro autista. Desde los tres años, Elena acudía dos días por semana a clases en un colegio público ordinario y los tres restantes, al Donoso Cortés, único centro público en Cáceres que cuenta con un aula estable con profesionales que atienden a niños con estos problemas.

Pero este curso, la Consejería de Educación de Extremadura matriculó a la pequeña en el Centro de Educación Especial Proa contra la voluntad de sus padres que desean mantener el modelo educativo inclusivo en el Donoso Cortés y que “la niña se integre lo más posible en la sociedad”, declara Ana Belén. La madre añade: “Solo tiene seis años; no se le pueden cerrar ya todas las puertas. Además, está mejorando mucho”. Los padres de Elena han demandado a la Administración por coaccionarles y escolarizar a su hija en un centro que ellos no han elegido.

Más información en la revista interviú.

ACTUALIZADO EL 15 DE MARZO DE 2011, A LAS 13:05 h.

Han pasado seis meses y Elena continúa sin poder ir al colegio ordinario en el que estuvo escolarizada el curso pasado y donde recibía clases de apoyo para su problema de autismo. Ante el estancamiento de la situación, la asociación Solcom, de defensa de los derechos de las personas con discapacidad denuncia que la Junta de Extremadura “condena a varios niños como Elena a la segregación en un apartheid educativo, obligándoles a abandonar las escuelas ordinarias en contra de la voluntad de sus padres”. Solcom precisa que la decisión de la Consejería de Educación extremeña de obligar a Elena, con seis años de edad, a asistir a un colegio de educación especial vulnera lo establecido en el artículo 27 de la Constitución y el artículo 24 de la Convención sobre los derechos de las personas con diversidad funcional.

  • Tags:
  • Ana Belén Salas
  • autismo
  • colegio Donoso Cortés
  • Cáceres
  • Consejería de Educación de Extremadura
  • centro de educación especial Proa
  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Publicidad

Publicidad

Publicidad