Sport
Reportajes / Artículos
Casi la mitad de las viviendas de la Guardia Civil no reúnen las condiciones óptimas de habitabilidad

Estas casas cuartel son una ruina

Fecha: 23/02/2017 Carlos Barrio ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Pabellones destartalados, vecinos que se quejan de los gritos de los detenidos, humedades, grietas, puertas que no cierran, dos sillas y un perchero como único vestuario, termitas y hasta ratas deambulando por las dependencias son algunos de los problemas habituales en cuarteles de la Guardia Civil de toda España. Según la asociación profesional AUGC, más del 49 por ciento de los inmuebles, y el 37 por ciento de las casas, se encuentran en un estado “malo o regular”. Aparte, hay 1.869 viviendas “inhabitables”.  | Sigue leyendo.

Ocurrió en Pinto (Madrid), el 3 de noviembre de 2016. Una rata de considerables dimensiones apareció en la oficina de Atención al Ciudadano de la Guardia Civil. Consiguieron darle caza, pero no así a otros muchos roedores que desde hace meses, e incluso años, campan por las dependencias oficiales y viviendas de las casas cuartel madrileñas de Galapagar, Arganda y Torrelaguna, donde viven más de 80 guardias civiles, la mayoría de ellos con sus respectivas familias. 

El 5 de diciembre de 2016, el Defensor del Pueblo instó a la dirección general de la Guardia Civil a “adoptar con carácter urgente las medidas necesarias para erradicar la plaga de roedores detectada en el acuartelamiento de Pinto (Madrid)”.  En el escrito también se solicitaban las mismas actuaciones para los cuarteles de Arganda del Rey y Galapagar. En este último, a la plaga de roedores hay que añadir otra de termitas que “empezó en 2015 y ha afectado a catorce de los dieciséis pabellones –viviendas– existentes”, según fuentes de Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). “Se han limitado a poner raticidas e insecticidas, pero el problema es estructural. Estamos seguros de que volverán a aparecer”, añaden en esta misma asociación, mayoritaria en el Cuerpo. En Arganda, en agosto de 2016, apareció una rata saliendo del váter del vestuario de los agentes. Y en Torrelaguna, llevan años denunciando que el atasco de unas tuberías de aguas fecales suele provocar la aparición de roedores. 

Estado “regular o malo”

De los cerca de 77.000 guardias civiles que hay actualmente en plantilla, 35.866 viven en las 2.011 casas-cuartel existentes en España. De ellos, 28.725 pertenecen a la escala básica. Según la AUGC, “solo un poco más de la tercera parte de los agentes y cabos con derecho a vivienda en la casa cuartel disfruta de un pabellón digno”.

Un reciente estudio de esta asociación destaca que, de un total de 34.041 pabellones, hay un 37,4 por ciento cuyo estado es “regular o malo”. En 2013, Interior aprobó los “criterios mínimos de habitabilidad” que deben cumplir las viviendas de la Guardia Civil. En la actualidad, y según dicho estudio, hay 1.869 viviendas –un 5,5 por ciento del total– que son “inhabitables”, al no cumplir con estos requisitos. 

Fuentes de la dirección general afirman que “la Guardia Civil posee en la actualidad 2.802 inmuebles –no todos son casa cuartel–, de los cuales 2.097 son propiedad del Estado, 455 de ayuntamientos y 254 de otras tipologías. Esta vasta estructura genera unos gastos importantes, amparados por la Ley de Presupuesto anual del Estado y con aportaciones, vía convenio, de diputaciones provinciales, comunidades autónomas y ayuntamientos”. 

La crisis ha hecho mella en el capítulo del dinero destinado a mantenimiento y conservación de los acuartelamientos. En 2008 el dinero presupuestado ascendía a 101.718.000 euros. En 2016 estos gastos fueron de “28,5 millones, y se realizaron inversiones para grandes reformas y nuevas infraestructuras por valor de 24 millones de euros”, según el instituto armado. Estas mismas fuentes apuntan que hay “un ligero incremento en la participación presupuestaria de los ayuntamientos, en aras a garantizar la permanencia de la Guardia Civil en su localidad”.

A Juan Fernández, portavoz nacional de esta asociación profesional de guardias civiles, le preocupa “la situación de muchos acuartelamientos y de numerosos pabellones, con tales carencias que impiden a nuestros compañeros llevar una vida normal y desarrollar eficazmente su labor profesional”. Lo dice ante la puerta del cuartel de Loeches (Madrid), cerrado el pasado 18 de enero por “deficiencias en la infraestructura del edificio”, según reza un cartel. 

La lista de acuartelamientos con graves deficiencias es larga. Uno de ellos es el de Morón de la Frontera (Sevilla), que está sin vallar, con un garaje en pésimo estado, al igual que algunos aseos, y con dos sillas y un perchero que hacen las veces de vestuario.

“La mayoría de los compañeros de la escala básica han de realizar una inversión económica para adecentar su vivienda, mientras que los oficiales cuentan con un servicio de ayuda de un equipo compuesto por guardias civiles, llamado de ‘mantenimiento’ que son los que realizan estas obras de mejora”, señalan en la AUGC. Si se sube en la escala, aumentan las diferencias: “Los generales cuentan con un presupuesto para servicio de limpieza, incluido el detergente para la ropa”, añaden. 

Los miembros de esta asociación profesional llevan años reclamando “una ayuda para el alquiler de viviendas fuera de las casas-cuartel. Cuando dicen que a los guardias civiles nos sale gratis la casa, no saben ni el dantesco estado en que se hallan muchas de ellas ni el precio no monetario que pagamos por vivir en estos guetos,en los que se impone la vigilancia y el control frente a la privacidad de nuestras horas de ocio y de nuestras familias”. | Sigue leyendo.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

  • Franciscovalla2012 05/03/2017 20:43

    De estas situaciones las hay a cientos en este mediocre pais, los señoritos de la Politica RASTRERA DEJAN QUE SUS SERVIDORES SE PUDRAN CONB LAS VIVIENDAS INDECENTES QUE HABITAN ESTAS FAMILIAS. Lo graciosa ha sido ese "plante" del Director General de la Guardia Civil vestido de Marques con sus condecoraciones y el cincho de Oro para la sujección de los pantalones. Este capricho cuantas casa se podrian haber reciclado como de habitabilidad El entonces ministrisimo Fernández Diaz, le rio la gracia al Jefazo de la Benémerita. No estaría de mas que se le cobrase el valor por ese respeto que se merecen los que las pasan muy putas con las casas Cuartel.

    Comentario fuera de tono

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado