Sport
Reportajes / Artículos
“Se portaron muy bien conmigo”

Habla la estríper del Ayuntamiento de Alcalá

Fecha: 21/03/2017 • Reyes Tatay ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 1 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 1 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Su número erótico en honor de un funcionario de Alcalá de Henares (Madrid) dentro de dependencias del ayuntamiento ha causado un terremoto político en la ciudad. Escritora y entrenadora, lleva once años trabajando como estríper y denuncia “la doble moral” que hay tras el escándalo. “Se comportaron muy bien conmigo y nunca me sentí ultrajada como mujer”, afirma. | Sigue leyendo.

La contrataron para hacer un número erótico el 3 de marzo pasado en honor de Julio, un encargado de obras del Ayuntamiento de Alcalá de Henares (Madrid) que se jubilaba tras treinta años de servicio en la ciudad. “Fui hasta allí en mi coche. No era en horario nocturno, sino diurno. Habían contratado mi número y el de un chico. Yo actué la primera. En ningún momento había nadie trabajando allí, fue durante un descanso de los trabajadores”, explica esta exuberante mujer morena a interviú. Aquella tarde, recuerda, acudió al Parque Municipal de Servicios, el local donde se guardan los vehículos del ayuntamiento. 

La estríper, de origen estadounidense, recuerda que hizo su número (entre veinte minutos y media hora), en el que se va quitando la camisa y se sienta sobre el funcionario homenajeado ante el regocijo de sus compañeros, entre botellines de cerveza, tortilla de patatas y el disgusto de las trabajadoras (ver recuadro de la página 26). Ella lo recuerda así: “Me sentí genial, me trataron estupendamente, todos se comportaron muy bien conmigo. En ningún momento me sentí ultrajada como mujer”.

Las imágenes del vídeo grabado por uno de los asistentes, y que desveló Alcalá Hoy, recogen la sorpresa y alegría del homenajeado y cómo la mujer va bailando y acercándose a él. Se oyen silbidos y algunas frases más o menos inteligibles (“ea, ea”, “ahí, ahí”, “ahí va”) que acompañan los movimientos de la estríper. Una voz masculina, impaciente al verla con una sensual blusa blanca afirma: “Si no se quita la camisa, no cobra”. El funcionario ya casi jubilado resopla cuando ella le desabrocha la camisa y se sienta sobre él. Luego, la mujer coloca las manos en el suelo y rodea con sus piernas la cintura del hombre. De fondo se oye a un espontáneo: “Esa es la carretilla del parque”. Otra voz masculina añade: “¡Lo de Torrente!”, en alusión a una escena de la película de Santiago Segura.| Sigue leyendo.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad