Sport
Reportajes / Artículos
Los jefes de la dictadura militar argentina se sientan por fin en el banquillo por el robo de 35 recién nacidos, 35 años después

Habrá condenas, nunca olvido

Fecha: 21/07/2011 11:26 Texto: Pablo Pérez Álvarez ico favoritos Añadir a favoritos

No eliminaban a los niños, pero sí a sus madres. Militares y amigos de la dictadura argentina se quedaban luego con los bebés como si fueran propios. Cuatrocientos de esos menores siguen desaparecidos. Treinta y cinco años después, Videla, Bignone y otros militares se sientan por fin en el banquillo para responder del caso de 35 de esos bebés robados.

Los exdictadores Bignone y Videla Los exdictadores Bignone y Videla, sentados en el banquillo de los acusados por el robo de 35 bebés, hijos de desaparecidos durante la dictadura militar argentina

Paula iba a cumplir dos años cuando fue secuestrada junto a sus padres, Mónica Grinspon y Claudio Logares, en 1978. El matrimonio fue llevado a un centro clandestino en Buenos Aires durante la última dictadura militar argentina (1976-1983) y desde entonces está desaparecido. La niña se la quedó el comisario de la misma brigada donde fueron torturados sus progenitores. El policía inscribió a la niña como propia, su mujer no podía tener hijos.

En diciembre de 1984, la Justicia ordenó que la menor, entonces ya de ocho años, fuera devuelta a su abuela, Elsa Pavón. Ambas han tenido que esperar 27 años más, hasta ahora, para ver sentados en el banquillo de los acusados a los máximos responsables del robo de bebés durante la dictadura.

El juicio por uno de los episodios más oscuros de esos siniestros años está a punto de concluir. Seis ex altos mandos militares, ahora octogenarios, están acusados del robo de hijos de represaliados políticos. Entre los imputados están el primer presidente de aquel régimen, Jorge Rafael Videla, y el último, Reynaldo Bignone.

En los centros de detención clandestinos fueron torturados y murieron o desaparecieron miles de personas (9.000 según cifras oficiales, y 30.000 según las organizaciones de derechos humanos). Recién nacidos y bebés de meses fueron secuestrados junto a sus padres y entregados luego a personas ajenas a sus familias biológicas. Ciento tres de esos niños han sido encontrados gracias a las Abuelas de Mayo y las pruebas de ADN. Unos 400 siguen desaparecidos.

Más información en la revista interviú.

  • Tags:
  • Jorge Rafael Videla
  • Reynaldo Bignone
  • Abuelas de Mayo
  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Publicidad

Publicidad

Publicidad