Reportajes / Artículos

Hospitales en coma

Fecha: 12/03/2007 1:00 ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

La mayoría de los centros sanitarios públicos y un número creciente de privados trabajan al límite de sus posibilidades, con poco personal y muchos pacientes. Cada vez más. En esas condiciones, la radiografía de los hospitales de la sanidad pública, considerada entre las mejores del mundo, muestra un aspecto preocupante.

Habitaciones con hasta cuatro pacientes, urgencias desbordadas, camas en los pasillos, médicos trabajando a destajo bajo una presión que puede llevar a errores de diagnóstico, precariedad laboral que provoca la fuga de especialistas, listas de espera de hasta 43 meses para intervenciones comunes, agresiones al personal sanitario, centros anticuados... La muerte de dos pacientes en los pasillos del madrileño Hospital La Paz, uno de los más frecuentados y denunciados de España, da muestra del agonizante estado de salud de algunos centros. La caótica situación empieza a manifestarse ya en la sanidad privada. Médicos, pacientes, enfermeros, políticos y sindicatos analizan para interviú los principales problemas a los que se enfrentan, con las elecciones a la vuelta de la esquina.

ANDALUCÍA

Nº de hospitales 36

Nº de camas 16.993

Condena a pagar 100.000 euros

Al límite de sus posibilidades, sin recursos suficientes y bajo la permanente presión de la demanda. Es la situación laboral que describen los profesionales de urgencias andaluces. Un servicio donde, según CC OO, debería haber 839 médicos frente a los 565 que actualmente trabajan. Médicos de urgencias de hospitales como el Virgen del Rocío de Sevilla han denunciado que sus “penosas” condiciones laborales conllevan un importante riesgo de error en el diagnóstico. En el Reina Sofía de Córdoba, un enfermo puede llegar a estar 36 horas esperando una cama.

Además, falta personal. La escasez de plantillas se vive con especial preocupación en el ámbito de la enfermería hospitalaria. En Málaga, en un plazo de dos años, se necesitarían crear 700 camas para atender a una población cada vez más envejecida. Además, están los turistas, que se benefician del sistema público de salud. Detrás del colapso que viven los hospitales andaluces aparecen las listas de espera. El Servicio Andaluz de Salud (SAS) indica que la demora máxima para las operaciones más frecuentes –cataratas o prótesis– se ha reducido de 180 a 120 días. En algunos casos, se llega tarde. El SAS ha sido condenado recientemente a indemnizar con más de 100.000 euros a los familiares de una jienense fallecida mientras esperaba una intervención quirúrgica.

Encarnación Ruiz

SE ENCADENÓ POR SU HIJO MUERTO

“En 2005, perdí a mi hijo, Iván Repiso, por una negligencia en Urgencias de Traumatología del Hospital Virgen de las Nieves de Granada. Iván fue tratado como si tuviese una hernia cuando, en realidad, tenía la aorta rota. El SAS me ha dado la razón en un proceso administrativo, pero no quiero dinero, sólo la inhabilitación de los médicos que le trataron. Lucho para que algo así no vuelva a suceder”.

CANTABRIA

Nº de hospitales 6

Nº de camas 1.717

10.000 cántabros en lista de espera

Más de 1.200 facultativos del Sindicato Médico y anestesistas cántabros están en huelga indefi nida desde el pasado 15 de enero reivindicando mejoras económicas y laborales, como los pagos de las horas de guardias. En estas siete semanas se han suspendido decenas de intervenciones quirúrgicas, que han engrosado la ya amplia lista de espera. A 1 de enero de 2007, más de 9.800 cántabros estaban en lista de espera quirúrgica. La mayor concentración está en el hospital Marqués de Valdecilla, centro de referencia de la autonomía, con 5.300 pacientes. Los huelguistas quieren “dar una salida a la precariedad sanitaria que sufren los cántabros por la prepotencia de la Administración”. A pesar de todo, Cantabria es una de las regiones con mayor gasto sanitario por habitante.

Olga Beballos

ES PARALÍTICA Y HAN PERDIDO SU HISTORIAL

“En 1983, con 15 años, un virus me dejó paralítica. Desde entonces me han operado de dos hernias cervicales y de la rodilla... En octubre de 2006 denuncié al Hospital Marqués de Valdecilla por perder mi historial, que es mi vida. Tomo 45 pastillas diarias y este mes tienen que regularme las dosis. ¿Cómo? ¡Si no hay referencias! Deben operarme de una rodilla, pero tengo problemas con la anestesia... ¿Me opero? Quiero que aparezca mi carpeta, por mí y por mis hijos”.

NAVARRA

Nº de hospitales 6

Nº de camas 1.361

Desvío de pacientes a la sanidad privada

Traumatología, otorrinolaringología y oftalmología son las especialidades que sufren mayores demoras en una comunidad donde la sanidad privada tiene especial relevancia. Junto a los de Cantabria, los servicios sanitarios públicos de Navarra son de los que mejor puntuación consiguen en gasto sanitario, número de camas por mil habitantes y recursos humanos. Sin embargo, el Servicio Navarro de Salud ha recibido las críticas de las asociaciones de pacientes por desviar enfermos a las clínicas privadas y permitir que se den situaciones como que en el Hospital de Navarra (un centro público que compite en calidad con la famosa Clínica Universitaria de Navarra) hubiera, en abril de 2006, más de un millar de mujeres a la espera de hacerse una mamografía.

MADRID

Nº de hospitales 26

Nº de camas 11.200

Más de 600 camas en pasillos y una urgencia cada 1,6 minutos

La falta de previsión, tanto a la hora de planificar la capacidad de los centros ante el aumento de población con un peso cada vez mayor de la inmigración como de encarar la organización de unas urgencias predecibles –los facultativos conocen los tramos horarios, los días de la semana y los meses del año en los que hay más ingresos–, ha contribuido a que, entre todos los hospitales madrileños, haya más de 600 camas en los pasillos, el equivalente a otro gran hospital. Hospitales como La Paz soportan un volumen que duplica su capacidad teórica. Frente a las cifras oficiales –que a 30 de diciembre de 2006 reflejan una lista de espera quirúrgica de 37.880 pacientes–, las voces críticas del sector sanitario denuncian que los centros madrileños tienen una sobrecarga asistencial que siempre rebota en las urgencias –principal fuente de reclamaciones– y provoca las mismas quejas de los usuarios: el tiempo que deben estar esperando y la falta de información.

Hospitales como el Gregorio Marañón han llegado a registrar un ingreso cada 1,6 minutos. La presión sobre los facultativos es terrible y sólo con más personal y más camas los centros empezarán a descongestionarse. Especialmente grave es la situación que soportan los MIR, que, en ocasiones, pueden llegar a trabajar 32 horas seguidas. No es de extrañar que tres de cada diez residentes sufran estrés. Las grandes cifras de la sanidad madrileña en 2006 se resumen en más de seis millones de tarjetas sanitarias, 65.000 profesionales, 28 millones de consultas en atención primaria y 2.500.000 urgencias atendidas.

Pilar Garrido

“NOS TRATAN COMO A BORREGOS”

“Iba por la calle y noté una nube en el ojo derecho. Llegué a urgencias de La Paz. Tenía un desprendimiento de retina. Oí que una doctora le decía a otra que deberían ingresarme, pero al final me mandaron a casa con reposo. Tardaron un mes en operarme. Me sometí a tres operaciones, cada vez con un oftalmólogo diferente, primero con silicona, después con láser, la última ya ni sé… Sé que he perdido la vista en ese ojo y que si aquel día me hubieran operado, no habría ocurrido. No he denunciado, porque creo que no sirve de nada, pero sí quiero decir que nos tratan como a borregos”.

País Vasco

Nº de hospitales 18

Nº de camas 6.033

Los pacientes se quejan de la espera

Las listas de espera se mantienen como el principal motivo de queja de los usuarios del Servicio Vasco de Salud-Osakidetza. En 2006, provocaron el 36,7 por ciento de las reclamaciones por escrito que recibió la Sanidad vasca. Sólo entre los meses de enero y noviembre los ciudadanos presentaron 14.581 quejas, una media de 44 al día. Además, los usuarios del sistema de salud vasco se quejan de la organización y coordinación (20 por ciento) y de la asistencia sanitaria (19 por ciento). Por hospitales, los de Vizcaya se llevan la palma: al de Cruces le faltan camas, en Galdakao hay una escandalosa escasez de plantilla y en Basurto –con la lista de espera más numerosa– el servicio de urgencias carece de sitio para ubicar a los pacientes y del mobiliario sanitario imprescindible.

CASTILLA Y LEÓN

Nº de hospitales 16

Nº de camas 7.565

Se buscan médicos de urgencias

Más de 325 pacientes urgentes diarios, un centenar más de la media del hospital, es lo que ha soportado las últimas semanas el Hospital Universitario de Valladolid. La situación ha sido tan crítica que algunos enfermos han tenido que esperar hasta doce horas en los pasillos de urgencias a que los ingresaran, por la falta de camas. Los médicos dicen que la situación “es crítica e insostenible”. El problema de falta de personal en este hospital no tiene visos de resolución: desde diciembre están buscando cinco médicos para el servicio de urgencias. Los facultativos prefi eren trabajar en otras comunidades, con mejores condiciones laborales y económicas. El problema es similar en los demás centros sanitarios de la región, como el obsoleto Río Carrión, de Palencia, o el de Soria, donde la situación es considerada grave. En el Hospital del Bierzo y en el de La Reina, de Ponferrada, la falta de camas también provoca atascos en urgencias.

Piedad Gómez

“¿ESTO QUÉ ES, EL TERCER MUNDO?”

“El 7 de julio de 2006 un motorista atropelló a mi madre, que ingresó en el Hospital Río Carrión de Palencia con rotura de tibia y peroné y le colocaron una férula sobre las heridas. Ella se quejaba de dolores en las piernas, pero no le hicieron caso hasta dos días después: tenía ampollas bajo las férulas y un líquido muy oscuro. Los médicos dijeron que estaba muy grave, pero tardaron ¡seis horas en operarla! Mi madre murió. En la autopsia encontraron gangrena. ¿Esto qué es, el Tercer Mundo? Esa misma tarde puse la denuncia. Tres médicos están imputados”.

CATALUÑA

Nº de hospitales 43

Nº de camas 11.897

Vall d’Hebron: buque insignia desbordado

Obsoleto, con problemas de estructura –especialmente en las áreas de hospitalización y urgencias–, con casos de aluminosis... El Vall d’Hebron, buque insignia en otros tiempos, está grave. Y sus urgencias, en coma: los pacientes denuncian falta de intimidad y deshumanización del servicio debido al colapso. El área de urgencias, construida en los noventa, ha quedado desfasada y pequeña para la actual presión asistencial. En un hospital con 900 médicos, los historiales no están informatizados. Las enfermeras están obligadas a atender indistintamente a los pacientes de los tres hospitales que forman el gran centro: Traumatología, Materno-infantil y General... La carencia de personal es patente. Faltan urgentemente anestesistas y comienza a notarse malestar por los pasillos por la cantidad de horas que tienen que trabajar ginecólogos, pediatras, anatomopatólogos (los que efectúan biopsias)... Algo común en Cataluña. Unos 15.000 pacientes esperan seis meses para pasar por el quirófano en operaciones no urgentes, como cataratas, hernias y varices. Otras esperas son más largas. En el hospital de Viladecans (Barcelona) hay que esperar 43 meses para una operación de fi mosis, o 33 meses para una protectomía (próstata). El Institut Català de Salut ha sido condenado a indemnizar a un paciente con 268.236 euros por las secuelas que sufrió por esperar seis meses a que le operasen de vesícula. Así, Cataluña necesita urgentemente una reestructuración, un plan de recursos humanos y aumentar su presupuesto sanitario.

Rogelia Vergara

“LOS MÉDICOS FUERON CRUELES CON MI MARIDO”

“Siete meses nos costó que ingresaran a mi marido en el Vall d’Hebron para que nos dijeran por qué tenía esos dolores terribles en la espalda. Era junio de 2006. Más de cinco veces nos mandaron de urgencias a casa diciendo que no era nada traumatológico. No quisieron hacerle otras pruebas. A la semana de estar ingresado descubrieron que tenía cáncer de pulmón. Si esa prueba se la hubieran hecho desde el principio, quién sabe si ahora estaría aquí. Media hora más tarde de la primera sesión de quimioterapia nos mandaron para casa. A las cuatro horas volvimos a urgencias porque no paraba de vomitar. Nos dijeron que se los provocaba él. Le ingresaron dos días y otra vez a casa. Él llegó a suplicar que le dejaran ingresado, pero ante la negativa de la doctora, me dijo: «Vámonos, que el 2007 no lo veo». Los médicos fueron muy crueles con mi marido. Estuvo veinte días sin dormir. El 20 de septiembre pidió que le cambiaran de hospital. Tres días más tarde, murió. Estoy perdida”.

ARAGÓN

Nº de hospitales 18

Nº de camas 4.281

Fuga de médicos

La sanidad aragonesa vive horas bajas. Entre sus principales problemas, la fuga de médicos a comunidades cercanas donde se les paga mejor. Los facultativos, que están en pie de guerra, reclaman una mejora en sus condiciones laborales y denuncian una situación lamentable por la cerrazón del Gobierno regional a sentarse a negociar. Dicen que, de seguir la actual situación, antes de siete años el 50 por ciento de los médicos estarán jubilados y que ya se está empezando a registrar la carencia de doctores en varias especialidades. El Hospital Miguel Servet de Zaragoza es el centro más denunciado por los pacientes. Entre sus problemas, el colapso permanente en que está inmerso el servicio de urgencias.

Rosa Delia Castells (Zaragoza)

“SEGUIRÉ LUCHANDO PARA QUE SE SEPA LA VERDAD”

“Reconozco que el tema de mi padre me supera. Sobre todo, el cúmulo de despropósitos que se sucedió durante veinte días. Mi padre (en la foto) falleció en abril de 2006 en el Miguel Servet de Zaragoza, tras un día entero sangrando. Había sido intervenido de próstata y se infectó por un germen. Salud dice que se cumplió el protocolo de actuaciones, pero yo lucharé hasta que se sepa la verdad y algún médico deje de dormir tranquilo en su cama”.

Las listas de espera llegan a la sanidad privada

Las listas de espera y los colapsos que se atribuyen a la sanidad pública han provocado un notable auge de la sanidad privada en España, según la memoria anual de la Asociación del Defensor del Paciente. Más de un 20 por ciento de la población española cuenta ya con un seguro sanitario privado. Esto ha provocado una situación emergente, pero que está siendo habitual: listas de espera quirúrgica en la sanidad privada. Además, el Defensor del Paciente alerta sobre el cada vez mayor número de denuncias y reclamaciones sobre clínicas de estética, oftalmología y odontología que carecen de personal titulado, sin requisitos básicos para su funcionamiento y proclives al manejo de publicidad engañosa. En el ámbito privado, la asociación denuncia a Corporación Dermoestética como la clínica privada más denunciada, y a las compañías Asisa, Sanitas y Adeslas como las que tienen más reclamaciones.

GALICIA

Nº de hospitales 15

Nº de camas 7.882

Un año para ver al cardiólogo

Escasez de médicos, infraestructuras deficitarias, uso abusivo de urgencias por parte de los pacientes… El propio Sergas (Servicio Gallego de Salud) ha admitido que la capacidad del Hospital Xeral Cíes de Vigo está agotada. El gran complejo hospitalario vive sus peores momentos y hasta 2012, cuando entre en funcionamiento un nuevo hospital, no habrá solución. Vigo soporta el peso de una atención urgente cuya demanda se ha triplicado en los últimos quince años... y que atienden el mismo número de médicos de entonces. La sobrecarga en las urgencias gallegas ha dejado, por habitual, de ser noticia. Los médicos denuncian un défi cit crónico de plantillas en los grandes hospitales y también señalan la mala gestión de la infraestructura. Un ejemplo: en Ourense, el nuevo edifi cio quirúrgico está terminado hace un año, pero todavía queda pendiente el traslado del antiguo hospital. El problema se agrava cada día y se extiende por todos los hospitales gallegos. El origen no es otro que las listas de espera –90 días al cierre de 2006– por más que los datos indiquen que éstas se reducen: en Vigo, nueve meses para ser recibido por el cardiólogo, un año para ver al oftalmólogo… En el Juan Canalejo de A Coruña hay que esperar una media de nueve días más que hace un año para ver al especialista. Hay hospitales donde hay espera para entrar en lista de espera. Y lo peor, Galicia vive una situación inédita: espera media de una semana para ir al médico de atención primaria.

Lourdes Román Olmo (Vigo)

“ESPERO QUE A MI HIJA NO LE QUEDEN SECUELAS”

“Llevo años sufriendo por mi tensión arterial. Paso de 14-9 a 18-10 en un segundo. Tras dos abortos, en 2005 me quedo embarazada. A las diez semanas tengo pérdidas e ingreso con amenaza de desprendimiento de placenta. Deciden llevarme en alto riesgo por la tensión. Pero ni el médico de cabecera, ni la tocóloga, ni la matrona me hicieron caso cuando quise que me controlaran. En el parto se me desprendió la placenta por preclampsia. Mi hija nació en junio de 2006 con parada cardiorespiratoria y tiene una encefalopatía hipóxico-isquémica. Espero que se recupere poco a poco y no le queden muchas secuelas. ¿Por qué me han hecho esto? ¿Por qué no se me aplicó el protocolo de hipertensión? Le fastidiaron la salud a mi hija por no creer en lo que dicen los pacientes”.

MURCIA

Nº de hospitales 10

Nº de camas 2.845

Un enfermero para 70 pacientes

Es una de las comunidades con menos personal sanitario: ocupa el último lugar en el ranquin de enfermeros y farmacéuticos y el penúltimo en médicos. Así, sólo en sus siete hospitales más importantes necesita 396 especialistas para completar una plantilla óptima. Hacen falta 12 médicos de urgencias en el Hospital Virgen del Rossell, uno de los que tienen más problemas. La falta de profesionales se agrava en especialidades como pediatría, ginecología, radiología o anestesia. Y hay difi cultades para garantizar el servicio las 24 horas: ha llegado a haber un solo enfermero para atender a 70 pacientes en el turno de noche del hospital Morales Meseguer o para vigilar a 23 enfermos mentales en el Reina Sofía. Está prevista la construcción de dos nuevos hospitales para dar atención al importante incremento de población, especialmente inmigrante, que recibe la comunidad murciana. ¿Con qué personal?

CANARIAS

Nº de hospitales 9

Nº de camas 4.121

Dormir, comer y asearse en los pasillos

Las abarrotadas urgencias de los hospitales canarios no son sino la punta del iceberg de un sistema sanitario enfermo en el que, incluso, hay diez días de espera en Atención Primaria. La situación fue tan dramática, que los médicos hicieron huelga el pasado mes de noviembre. Gracias a ello, han conseguido mejoras laborales y económicas. Las urgencias más desbordadas son las del Hospital Insular de Las Palmas y las del Hospital Negrín de Gran Canaria, el centro insular más denunciado, a pesar de que los canarios son los menos reivindicativos y los que menos exigen sus derechos. La situación ha sido tan crítica que en el Hospital de La Candelaria (Tenerife) se ha visto a pacientes durmiendo en camas en los pasillos con folios pegados para identifi carlos; allí comen, son aseados y atendidos. La fuga de médicos es otro de sus graves problemas. Hay gran escasez de profesionales: un pediatra para mil cartillas.

Margarita Deniz

DENUNCIA A UN NEUROCIRUJANO SIN TÍTULO

“A mi madre le detectaron en noviembre meningiomas (tumores benignos) en la cabeza y en la columna, en el Hospital Doctor Negrín de Gran Canaria. Es una operación muy delicada y puedes quedar tetrapléjica. Aunque era urgente, el neurocirujano dio largas y decidí investigar: no tiene título homologado para ejercer en España y está dado de alta como médico de familia, no como neurocirujano. El caso está en la Fiscalía. El responsable es el Servicio Canario de Salud por contratarlo”.

EXTREMADURA

Nº de hospitales 10

Nº de camas 3.774

Retraso en los plazos marcados

El Hospital Infanta Cristina de Badajoz es el más denunciado en la memoria anual del Defensor del Paciente, que, sin embargo, admite que dentro de la inestabilidad que sufre la sanidad en España, Extremadura es de las comunidades que mejor salud gozan. Eso sí, los pacientes denuncian que no siempre el Servicio Extremeño de Salud cumple con los plazos fi ados por ley para las intervenciones quirúrgicas, las consultas y las pruebas terapéuticas.

ASTURIAS

Nº de hospitales 8

Nº de camas 3.141

Las listas de espera que más crecen

Los médicos de asistencia urgente (SAMU) llevan cinco lunes protestando ante el Servicio de Salud del Principado (Sespa) en demanda de mejoras laborales y salariales. Si no hay respuesta, irían a la huelga. Los médicos del Hospital de Oriente ya han empezado algunas movilizaciones para reclamar el mismo trato que sus compañeros de otros centros del Principado: la diferencia es que éste es una fundación privada pero que cumple las funciones de hospital de área. La huelga para reclamar que se convierta en público puede ser inminente, entre otras cosas porque reciben menos dinero: hay un presupuesto anual que no se puede superar. Los vecinos y los pacientes del centro se han llegado a encerrar con los médicos para apoyarlos porque también se sienten “discriminados”. Las listas de espera son el gran problema del sistema sanitario asturiano. De hecho, cada año aumenta más que la media nacional. ¿Las razones? El envejecimiento de la población y la falta de médicos, que deciden ir a otras comunidades en busca de mejores condiciones. Lo que provoca una situación al borde del caos: médicos de familian que atienden a 85 pacientes diarios, personal de urgencias del Hospital de Nalón denunciando la saturación de la unidad... El Hospital Central de Asturias, en Oviedo, es el que más lista de espera sufre, seguido del de Cabueñes, de Gijón, y el de San Agustín, de Avilés, los tres mayores centros y, también por este orden, los más denunciados de la Comunidad. El hospital de Mieres permanece apuntalado porque se está agrietando. Pero van a construir otro con 198 camas... en 2011.

COMUNIDAD VALENCIANA

Nº de hospitales 30

Nº de camas 10.020

Tres enfermos en habitaciones dobles

Varios meses llevan denunciando que en el Clínico de Valencia meten a tres enfermos en habitaciones dobles, aunque sólo haya dos tomas de oxígeno, dos armarios, dos sillas para acompañantes y poco espacio para las visitas. No parece que sea algo puntual por culpa de la gripe, como aseguran. El sistema sanitario valenciano está considerado como uno de los peores del país. Las listas de espera no disminuyen: las especialidades con mayor demora son cirugía vascular, cirugía cardiaca, traumatología y oftalmología. En el Hospital de San Juan (Alicante) hay que esperar dos años para el especialista maxilofacial, lo mismo que para las consultas de endocrinología del Hospital La Fe (Valencia), el centro que más denuncias recibe de la Comunidad por parte de los pacientes: 159 en 2006. La Fe es un hospital caótico que sufre la mayoría de los problemas de todo el sistema valenciano: falta de infraestructuras, unidad de urgencias que se queda pequeña porque la asistencia primaria está infradotada... Sin embargo, hay un proyecto de mejora. El Hospital Doctor Peset, de Valencia, fue centro de referencia hace años y apareció en la lista de los Top 20 (los mejores hospitales de España) en 2001 y 2002. La situación actual es bien distinta: urgencias desbordadas porque atienden a una población de medio millón de habitantes y sólo están preparados para 200.000, hay problemas de personal en el servicio de cirugía vascular, el bloque quirúrgico se ha quedado pequeño... Hay proyectos de mejora, pero falta presupuesto. Dicen que lo han exprimido tanto que han acabado con la vaca. El Hospital General de Alicante tiene varios problemas serios, aun siendo también una referencia: necesita una reforma total. En Alicante preocupa la falta de pediatras, que atienden hasta 2.000 cartillas. En Castellón, los problemas de personal están en las comarcas del interior. El plan Construyendo Salud, de la Generalitat, prevé la construcción de trece nuevos hospitales.

José Pertusa

“LOS MÉDICOS SE TAPAN UNOS A OTROS”

“Mi mujer se operó de una hernia discal y murió de meningitis en el Hospital General de Alicante. Le perforaron un ‘saco’ que contiene líquido bulborraquídeo que riega el cerebro. Sin ese líquido, mi mujer tenía unos dolores terribles de cabeza. Eso lo sé ahora, porque consta en su historial clínico, que ha pedido el juez para instruir el caso. Yo veía que se moría, porque echaba ese líquido, sangre... Los médicos decían: «Es normal». Pero no era normal. Mi mujer ingresó en la UCI, y nos dijeron una cosa, luego otra... Los médicos se tapan unos a otros. He denunciado porque ella pensaba hacerlo cuando saliera. Se lo debo”.

BALEARES

Nº de hospitales 9

Nº de camas 2.256

Un psiquiatra para 40.000 personas

En los últimos quince días, se han registrado tres agresiones de pacientes a médicos en el Hospital Son Dureta de Palma de Mallorca, curiosamente, el centro que más denuncian los usuarios. Son Dureta es un hospital antiguo y con problemas que atiende a una población de 280.000 habitantes. Pero el hospital balear que más ayuda necesita es Can Misses, en Ibiza: se ha quedado pequeño; urgencias saturadas, especialmente en verano; sufre una gran falta de especialistas –los que hay trabajan a destajo–... El gran problema del IB-Salud es la fidelización de sus médicos, ya que aunque son de los que más cobran, hay una escasez patente: faltan anestesistas, pediatras, oncólogos, radiólogos... Hay un psiquiatra por cada 40.000 habitantes. Ni un solo geriatra. Tampoco hay listas de espera gracias al concierto con clínicas privadas.

LA RIOJA

Nº de hospitales 3

Nº de camas 849

Por debajo de la media en médicos

La Rioja, con 433 facultativos, está por debajo de la media nacional (458) de médicos por cada 100.000 habitantes. A esta estadística contribuye la cada vez mayor fuga de especialistas a otras autonomías, sobre todo en especialidades como radiología o cardiología. El nuevo Hospital de San Pedro, en Logroño, con las últimas tecnologías en equipamiento sanitario, tampoco se ha escapado a las críticas de los facultativos. Los médicos denuncian las prisas por inaugurarlo sin contar con la opinión de los profesionales.

CASTILLA-LA MANCHA

Nº de hospitales 18

Nº de camas 4.657

Hospitales inaugurados sin médicos

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) se afana en inaugurar hospitales: el de Almansa y el de Villarrobledo. Las elecciones están a la vuelta de la esquina... El Hospital de Almansa (arriba, en la foto, el presidente de la Comunidad, José María Barreda, con personal del centro en la inauguración) cuenta con una plantilla orgánica de 333 personas, pero ¡ningún médico! Los 85 facultativos que podrían dar servicio pertenecen al Hospital La Mancha Centro, en Alcázar de San Juan (Ciudad Real). La idea del Sescam es movilizarlos para que trabajen en los dos centros. De los 170 médicos del Hospital Castilla Centro, 145 han firmado que no se mueven de su puesto si no son incentivados. Y por supuesto, que no sea obligatorio. El otro hospital, el de Villarrobledo, nace con la misma filosofía: sólo hay cuatro médicos en plantilla. Eso sí, cuenta con el primer ascensor ecológico para un helipuerto. Para completar la plantilla hasta los 60 médicos previstos de 26 especialidades que atiendan las 94 camas, se pretende contar con el personal del Hospital Universitario de Albacete. Los médicos ya se plantean movilizaciones si la Administración no da marcha atrás. Castilla-La Mancha tiene un serio problema de fuga de médicos por sus penosas condiciones. Incluso médicos polacos prefieren irse a Extremadura.

LLEGAN LOS URGENCIÓLOGOS

La calidad de los servicios de urgencias de los hospitales son síntoma del estado de la sanidad: si hay problemas en atención primaria, los pacientes van a urgencias y se saturan. Si hay falta de personal o especialistas, hay colapso en urgencias. Si las camas del hospital están completas, hay aglomeraciones de pacientes en los pasillos esperando a ser ingresados en planta (la foto muestra el estado reciente de las urgencias de La Paz, Madrid)... La mayoría de los problemas de urgencias no corresponden a este servicio. Para mejorarlo, hay ideas de todo tipo: mejor planificación, estudiar las plantillas, adecuar las instalaciones, cobrar un canon disuasorio para que sólo se acuda en caso de auténtica necesidad... Y especializar a los profesionales, ya que ahora lo habitual es que sean los médicos de familia los que se encargan del servicio. Antes de verano, se espera que se apruebe un real decreto por el que se reconocerá la especialidad de Urgenciología (será troncal como cualquier otra) y los primeros urgenciólogos llegarán en 2008.

FUENTES CONSULTADAS

Catálogo Nacional de Hospitales 2006 (Ministerio de Sanidad). Consejerías de Salud de CC.AA. Delegaciones autonómicas de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM). Delegaciones autonómicas del Sindicato de Enfermería (SATSE). Sociedad Española de Medicina de Emergencias (Semes). SAMU Asturias. Asociación Defensor del Paciente (Adepa). Asociación MIR Madrid (Amircam). Portavoces sanitarios de partidos políticos y centrales sindicales. Metges de Catalunya.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

  • elisabelt 28/09/2011 15:16

    yo tengo um hermano que por delijiensia medica le cortaron un pie lo llevaron poor un bajada de asuc y lo metierro en la usi 1 año muerto alli dentro

    Comentario fuera de tono

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado

Publicidad