Sport
Reportajes / Artículos
"En Euskadi me recibieron con una bronca descomunal por llevar unas medias con la bandera de España".

Javier Castillejo: "Gané ocho títulos mundiales y nadie me recibió en el aeropuerto"

Fecha: 17/03/2017 Carlos Barrio / Fotos: Pablo Vázquez ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Es el boxeador español con mejor palmarés de la historia y uno de los púgiles internacionales que más tarde se han retirado defendiendo títulos. Castillejo, el Lince de Parla, ha sido seis veces campeón del mundo en superwélter y dos como peso medio. A sus 49 años ya le han escrito una biografía, Asalto al cielo, pero aún tiene mucho que contar sobre algunos mánager, que “están destruyendo el boxeo”, o dar su visión de los políticos españoles. | Sigue leyendo.

Hay una frase memorable de Mike Tyson: “Todo el mundo tiene un plan hasta que le sueltas la primera hostia”. ¿La comparte? 

¡Claro! Siempre se sale a boxear con una estrategia y la mayoría de las veces no suele resultar. Estudias a tu rival, su manera de moverse, si es zurdo…, un poco como en el ajedrez. Pero si te comes una pieza o das un buen golpe, todo cambia.

Lo llamaron el Lince por su astucia. ¿Vale más la sagacidad que un buen directo?

El apodo me viene de cuando empecé a boxear, no sé si por la mirada o porque era un poco pillín peleando. Está claro que la astucia es mejor que un directo. Eso, y saber encajar los golpes, que ha sido una de mis virtudes.

Empezó a competir en pleno auge profesional de Poli Díaz, el Potro de Vallecas, y fue compañero suyo de gimnasio. ¿Cree que él es un juguete roto del boxeo?

No es ningún juguete roto. Se perdió él, como le ha pasado a muchos deportistas. Anda que no hay jugadores de fútbol importantísimos a los que les ocurre lo mismo. 

¿Acaban sonados los boxeadores, o con demencia pugilística, como se dice científicamente?

Yo no conozco a ningún sonado.

También hay accidentes, como la lesión cerebral sufrida por Saúl Tejada en el campeonato de España de peso gallo, en octubre pasado, de la que aún se está recuperando. ¿Ha visto muchos casos así a lo largo de su carrera?

Eso ocurre poquísimas veces. Hay millones de veladas por todo el mundo semana tras semana y no pasa nada. Está estadísticamente comprobado que el boxeo es uno de los deportes con menos accidentes graves y mortales. Mira el ciclismo, por ejemplo. O esos otros futbolistas que de pronto se caen redondos sobre el césped.

¿Hay un auge del boxeo?

Muchos están entendiendo que el boxeo, como práctica deportiva, es muy completo: tonifica, te pones en tu peso y tiene mucho de coordinación, algo que le viene muy bien a muchos niños con problemas de este tipo, o hiperactivos. Y no faltan famosos, como la cantante Soraya, Bustamante, o Dani Martín. Aparte, cada vez hay más licencias, y no solo masculinas. Ahora mismo tenemos muy buenas competidoras en la selección nacional femenina. 

¿Por qué un deporte olímpico como el boxeo está tan censurado en televisión?

Nunca lo he entendido, porque siempre ha hecho récords de audiencia. Yo llegué a alcanzar un 53 por ciento de share en Tele 5, cuando disputé mi primer campeonato mundial frente a Julio César Vásquez, y eso que perdí por puntos. Valerio Lazarov preguntó si no podría boxear todas las semanas. Y de repente, dejaron de emitir boxeo. Ahora hay una cadena, Gol TV, que ha empezado a retransmitir combates en abierto y no veas cómo sube la audiencia.

El fin de las retransmisiones coincidió con la peor etapa de su carrera, tras perder el título de campeón de Europa superwélter con Laurent Boudouani. ¿Fue casual?

Sin televisión es complicado organizar veladas, porque no entran los anunciantes. Aproveché para casarme y comprar mi casa. Pero abría la nevera y me la encontraba vacía. Tuve que ponerme a trabajar de pintor de brocha gorda y antenista. 

En 1998 se la jugó a todo o nada en el último asalto contra el ruso Dottuev, entonces campeón de Europa. ¿Se encomendó a alguien?

Quedaba menos de un minuto y medio para que acabara el combate y sabía que iba a perder por puntos. En el rincón me gritaban: “¡Tira, Javi, tira, hazlo por Saray, por tu hija!”. Saqué lo último que me quedaba y conseguí derribarle en el último momento. Eso me cambió la vida y me permitió competir, y ganar el campeonato del mundo contra Mullings. 

¿El horario protegido en televisión o el que los menores no puedan asistir a veladas en algunas comunidades frenan la cantera?

Yo he tenido en la escuela a un chaval de 15 años, Adrián, que ha sido campeón de España júnior y, sin embargo, no puede asistir a ninguna velada que se celebre en la Comunidad de Madrid, por ejemplo. ¿A quién le cabe eso en la cabeza?

Más allá de los júniores, ¿por quién apuesta ahora como gran promesa del boxeo patrio?

Por Petr Petrov, un ruso nacionalizado español que estuvo conmigo de compañero muchos años. Ahora va a intentar conquistar el campeonato del mundo de peso ligero frente al inglés Terry Flanagan. Será en Mánchester, el próximo 8 de abril. | Sigue leyendo.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado

Publicidad

Lecturas recomendadas