Sport
Reportajes / Artículos

La CIA mató a una española en Pakistán

Fecha: 27/05/2011 10:55 Texto: Manuel Marlasca / Luis Rendueles ico favoritos Añadir a favoritos

Los servicios de Inteligencia creen que Raquel Burgos, la mujer del jefe de Al Qaeda Amer Azizi, murió en 2005 junto a su marido

Sobre estas líneas, el pasaporte que Raquel Burgos se sacó en 1996 Sobre estas líneas, el pasaporte que Raquel Burgos se sacó en 1996, el año en el que conoció al marroquí Amer Azizi.

Raquel Burgos García vivía en 1996 en el madrileño Barrio de la Concepción. Hija del propietario de un popular bar de la callle Alcalá, la chica se matriculó en Ciencias de la Información. Quería viajar, conocer otras culturas. Ese año conoció casualmente a Amer Azizi, un marroquí que residía en Madrid, tras haber pasado por los campos de entrenamiento para activistas musulmanes de Zenica (Bosnia). Raquel se enamoró del yihadista, se casó con él en la mezquita de la M-30, cambió su nombre y se convirtió en Hanane (nube en árabe), fue cubriendo su cuerpo, su pelo y su rostro –siguiendo los cánones del más exigente rigorismo musulmán–, tuvo tres hijos, huyó de España y murió con su marido en un bombardeo de la CIA en una remota aldea de la región paquistaní de Waziristán.

Los servicios de inteligencia españoles dan a Raquel por muerta desde el 1 de diciembre de 2005. Ese día y en el mismo ataque, en el que fue destruida una casa de la localidad de Haisori, falleció Amer Azizi, conocido como Othman Al Andalusi, y el entonces número 3 de Al Qaeda, Abu Hamza Rabia, el verdadero objetivo del raid, llevado a cabo por un avión Predator no tripulado bajo las instrucciones de la agencia de espionaje norteamericana.

El Departamento de Estado y la CIA negaron oficialmente a sus colegas españoles su implicación en el lanzamiento del misil. Sin embargo, de manera extraoficial y oral –no hay una sola comunicación por escrito sobre este asunto– sí reconocieron a funcionarios españoles que uno de sus Predator no tripulados fue el causante de la muerte de los dos terroristas. Además, afirmaron que los agentes de la CIA y de Inteligencia de la US Navy (la Marina norteamericana) accedieron al lugar del bombardeo para comprobar in situ las bajas causadas por el misil Hellfire, que fue lanzado sobre una vivienda en la que se celebraba una reunión multitudinaria. Los norteamericanos admitieron que entre los fallecidos había “alguna mujer y niños”, según revelan a interviú fuentes de inteligencia española.

Los españoles pidieron a sus colegas estadounidenses muestras de ADN de los cadáveres, pero la US Navy se negó en rotundo. “Si confirmamos oficialmente que ese misil mató a una española y sus hijos, ellos saben que pueden tener problemas, como ha ocurrido en el ‘caso Couso’. Estados Unidos no lo va a admitir nunca de manera oficial, pero en España trabajamos casi con la seguridad de que Raquel Burgos murió en esa casa”, reconoce a esta revista un responsable de los servicios de información españoles.

Más información en la revista interviú.

  • Tags:
  • Raquel Burgos García
  • Abu Hamza Rabia
  • US Navy
  • Al Qaeda
  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Publicidad

Publicidad

Publicidad