Sport
Reportajes / Artículos
Concepción Cerdán estaba casada con el regidor socialista de Enguídanos (Cuenca)

La extraña desaparición de la mujer del alcalde

Fecha: 05/08/2016 Luis Miguel Montero. ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

El último que vio a Concepción Cerdán fue su marido, José Vicente Antón, que acudió el 4 de abril de 2000 a la estación de autobuses de Albacete para recogerla. Pero la pareja discutió, como grabaron las cámaras del lugar. Después ambos subieron al coche hasta que, siempre según Antón, paró el vehículo en el trayecto de vuelta y ella se apeó. Nadie ha vuelto a verla. | Sigue leyendo.

Concepción Cerdán tenía 35 años el 4 de abril de 2000, cuando su marido, José Vicente Antón, de 41, alcalde socialista y farmacéutico de Enguídanos (Cuenca), la llevó en su coche hasta Motilla del Palancar, a 26 kilómetros. Luego Concepción tomó un autobús hasta Albacete para ir al dentista. A las siete y media de la tarde, Concepción llamó a su marido para decirle que había perdido el autobús que tenía que llevarla de regreso y que se quedaba a dormir en la ciudad manchega. 

Según la versión de Antón, que se publicó en el número 1.260 de interviú, de fecha 19 de junio de 2000, él decidió hacer 126 kilómetros para ir a recoger a su esposa, y que, una vez allí, ella se negó a acompañarlo. “Cuando le pedí explicaciones, se negó a dármelas –aseguraba José Antón–. Le pregunté si había otro, porque sabía que había tenido una relación extramatrimonial, y ella me afirmó que no, que aquello ya había acabado. Yo lo sabía y tampoco tuve por qué sospechar de ella. Así que, cuando llegamos a la altura de la UNED de Albacete, le dije que, si quería quedarse, que se bajase del coche. Paré y ella se apeó”. 

Los investigadores de la Guardia Civil no creyeron la versión del marido, que denunció la desaparición 48 horas después. Los agentes visionaron las grabaciones de la estación de autobuses; en ellas se ve discutiendo airadamente a la pareja. Además, un minucioso examen detectó restos de sangre de Concepción en el asiento del copiloto y en el cinturón de seguridad. 

Con todas estas pruebas un juzgado de Motilla del Palancar imputó un delito de homicidio a Antón y el juez lo mandó a prisión, aunque el alcalde pudo eludir la cárcel pagando una fianza de seis millones de pesetas. “A ella le vino el periodo de camino a Motilla y quizás se tocó y dejó restos por el coche”, explicó entonces José Antón, cuyo abogado pidió que la policía científica determinase si la sangre era venosa o provenía de la menstruación. Finalmente el caso no llegó a juicio.

La pareja tenía entonces una hija de seis años. Se habían conocido en Valencia, donde ambos trabajaban; la decisión de casarse, dijo entonces Antón a interviú, “me hizo perder amigos de toda la vida, que no veían con buenos ojos el matrimonio, porque ella era de una familia muy pobre y se veía como algo negativo en mi círculo”. Desde su llegada a Enguídanos, en 1986, fueron objeto de constantes comentarios. 

Sigue leyendo.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado

Publicidad