Sport
Reportajes / Artículos

La puerta trasera de Youtube

Fecha: 09/07/2007 0:00 Grupo ZARDOFF ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Xtube, Youporn y Pornotube son algunos de los nuevos clones pornográficos de Youtube. Los usuarios cuelgan sus vídeos sexuales caseros para que otros los vean. Sin censura alguna.

“Me gusta el vídeo de la mamada que le has hecho a ese tipo” , escribe en inglés un usuario en la página personal de una rubia canadiense. “¡Gran trabajo! Menuda garganta tienes, ¿probarías mi polla?” , Escribe otro. Ellos son una pareja de amigos que comparte sus opiniones en el portal Xtube, uno de los famosos clones pornográficos del Youtube.

“Antes eran las revistas porno, ahora el formato es diferente, pero el contenido es prácticamente el mismo. Estas páginas webs son una forma de expresión más dentro de la red” , explica Ricardo Montoso Romero, catedrático de Sociología de la Universidad Autónoma de Madrid y ex presidente del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas).

El experto resalta que lo realmente nuevo de estas páginas es el gusto del público por lo amateur. “La gente ha madurado, ahora interesa más el encanto de la imperfección de los cuerpos no profesionales”, concluye el catedrático.

Raúl Padilla, psicólogo y sexólogo del madrileño centro Psicantropía, coincide con Montoso en sus reflexiones y añade: “En este mercado hay dos polos: el ‘voyeur,’ que se excita mirando a los otros, y el exhibicionista, al que le encanta que los demás lo vean y lo vitoreen”.

Para participar en estas páginas web, ya sea como actor o como espectador, no es necesario pagar. El formato de la página es similar al de la famosa Youtube. Los usuarios se registran de forma gratuita y comparten sus vídeos. “Yo cuelgo mis pelis porno caseras en el Xtube porque me gusta que otras chicas me vean en acción. A veces, quedo con ellas en el Messenger para vernos en directo con nuestras ‘webcams’” , dice Javier, un deportista madrileño que ha colgado en el portal Xtube varios vídeos que contienen experiencias sexuales con su pareja. “Mi novia y yo estamos de acuerdo en que nos vean en acción. Además, en alguno de los vídeos que hemos colgado, la gente tiene que pagar un euro para vernos” , concluye. Se refiere a una modalidad que ofrece Xtube donde los usuarios, además de adjuntar sus vídeos de forma gratuita, pueden poner un precio razonable por cada visionado. “Nosotros nos llevamos el 60 por ciento de cada descarga y el resto es para el videoaficionado” , asegura Lance Cassidy, director de Xtube, que fundó junto con dos amigos la compañía en Toronto (Canadá) hace dos años. Él y sus socios resaltan que los ingresos de la página web son óptimos gracias a los beneficios de la publicidad y la compra de DVD pornográficos en la tienda del site.

Sin embargo, la tienda no es la sección más demandada de estas webs. “Los usuarios acuden sobre todo para ver vídeos ‘amateurs’ gratuitos –asegura Cassidy–. Además, cada usuario registrado crea su página personal en la que puede incluir a sus ‘ciberamigos’” . Desde ese momento, el nuevo usuario pertenece a una comunidad de gente de ambos sexos y de todas las edades, lenguas, gustos sexuales y nacionalidades que son afines al consumo del porno casero.

“Para promocionar sus páginas personales, las mujeres salen desnudas o muestran partes insinuantes de su cuerpo y cara. Ellos optan por enseñar su pene erecto en la foto” , dice María, una chica que trabaja de camarera en un pub madrileño y que asegura haberse registrado por curiosidad. “Esa foto te da una primera impresión de cada usuario. Luego puedes llegar a conocerlos mejor” , explica.

El éxito de los clones pornográficos de Youtube se debe, según Raúl Padilla, a que “el porno tradicional es ficción, el sexo ‘amateur’ es real. Y la realidad da morbo” . En Xtube hay más de tres millones de miembros, de los que dos millones participan activamente colgando sus propias películas.

Pornotube está en el puesto 177 de las webs más famosas, según la lista configurada por Alexa, empresa especializada en el cómputo de popularidad de las webs según su número de visitas, sus links, etcétera. Además de Xtube y Pornotube, también son populares en internet otras versiones porno de Youtube como dailymotion.com, metacafe.com, uvouch.com o shufuni.com. “Son como la puerta trasera de Youtube. Nos dejan publica todos los vídeos que nos censurarían en la famosa web” , dice Javier, un asiduo de Xtube.

Acceso de menores y revanchas

“El mayor problema es el acceso de menores a estas páginas, aunque este tipo de pegas debe solucionarse en familia” , opina Montoso. A pesar de que es necesario tener 18 años para registrarse, suelen colarse menores: “Soy un chico de 16 años que busco acción” , asegura un joven mexicano en la comunidad gay de Youporn.

Otro de los problemas que destacan los expertos en sexología es la venganza del ex novio contra la ex novia o viceversa. “La maldad también tiene su hueco en internet. A veces se vengan matrimonios colgando vídeos pornográficos de sus parejas” , afirma Montoso. Y el sexólogo Padilla añade: “En el 95 por ciento de los casos, es el hombre el que sube un vídeo porno a estas páginas y en ocasiones lo hace para vengarse de una antigua novia tras una relación frustrada” . No obstante, Cassidy resalta que en su web hay una sección de reclamación para la retirada de vídeos que hayan sido publicados sin el consentimiento de una de las partes.

Los vídeos robados

Los vídeos de algunas celebridades de Hollywood también son protagonistas en estas páginas pornográficas que han plagiado el sistema de Youtube. Como unos aficionados más al porno casero, ellos también se graban ante una cámara digital practicando sexo con sus parejas. En uno de los más sonados, aparecen Collin Farrel, protagonista de Alejandro Magno y Corrupción en Miami, y su ex novia, la playmate Nicole Narain, practicando sexo duro como si se tratara de una película porno.

Este vídeo, junto con otros también populares como los de Paris Hilton, Pamela Anderson y Carolyn Murphy, modelo de Vogue, también pueden encontrarse fácilmente en cualquiera de estos grandes distribuidores de pornografía.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

  • marco redondo 28/07/2014 5:40

    JOSEP, no se como te atreves a opinar, sin saber escribir. Mira menos porno y lee más, que falta te hace con 54 años.

    Comentario fuera de tono

  • Josep Pagès Canaleta ( CARDEDEU ) 12/07/2014 15:06

    De joven para mirar mujeres desnudas ho follando debias comprar revistas Tambien para poner contactos ho conocer jente liberal para follar Haora esto en muy pocos años ha hecho un gran cambio Haora desde tu casa sin salir de la habitacion puedes mirar toda la noche parejas follando Puedes quedar con la mujer que te escribes y antes de hir ala cita ya conoces todos sus gustos sexuales INTERNET LA XARXA SOCIAL Ajuda a romper el hielo a calentarnos antes de una cita Dios mio de joven con cartas de viejo tengo INTERNET FACEBOOK Dios por que no tenia todo esto cuando era joven ja ja .DE Todas maneras como soy un viejo caliente canchondo me pongo como una moto mirando sexo porno tengo 54 años y como disfruto por Internet Tambien opinando en algunos lugares Antes recuerdo debias escribir cartas en papel mandarlas con sellos y sobres a correos y a esperar la publiquen HAORA Cualquien opinion de uno es una de estas cartas de antes que diferencia Haora todos somos perioristas a todos nos gusta opinar dar noticias verdad

    Comentario fuera de tono

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad