Sport
Reportajes / Artículos
Daniel, hacker investigado por colaborar en el referendum catalán

‘‘Lo hice por la libertad en la red’’

Fecha: 04/12/2017 Alba Guerrero. ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Fue el primer hacker que comenzó a duplicar las webs del referéndum del 1-O declaradas ilegales. Ahora está siendo investigado en la Audiencia de Valencia. “Me tratan como al cabecilla de un grupo organizado”, dice. Al igual que Daniel Morales, grupos como Pirates de Catalunya trataron de impulsar la independencia de Cataluña a través de la red. Estos piratas cuentan cómo se movieron en Internet los días previos a las votaciones. | Sigue leyendo.

Daniel Morales pasó los días previos al referéndum catalán del 1 de octubre acompañado por su ordenador. Mientras los agentes informáticos de la Guardia Civil trabajaban contra reloj para bloquear las páginas web de los promotores de la consulta, algunos hackers y aficionados a la informática se encerraban en sus casas para empeñarse en mantener vivas esas páginas.

Entre ellos estaba Daniel, en redes sociales @GrenderG. Este joven de 22 años, que pide no ser fotografiado, fue el primero que se unió a la lucha hacker. Su caso llegó al juzgado número cuatro de Paterna (Valencia) y ahora está siendo investigado por la Audiencia de Valencia: “Mis tres discos duros y mi móvil siguen en Madrid, y me quitaron el acceso a las cuentas de Google, aunque ya las he recuperado”, cuenta. En septiembre, la policía registró su vivienda de Burjassot (Valencia) en busca de pruebas que le vincularan con el duplicado de las webs ilegales. También tuvo que declarar en comisaría. “Me tratan como cabecilla de un movimiento organizado, cuando realmente todo se ha hecho de forma descentralizada”, cuenta. Él es valenciano, y no le movía el separatismo: “No me había posicionado con el tema del independentismo, pero, al ver que se estaban vulnerando los principios fundamentales de la libertad en Internet, no me lo pensé”, explica.

Daniel, que se dedica a desarrollar aplicaciones para el sistema operativo Android, sostiene que no hizo ninguna réplica de las webs que iba clausurando la Guardia Civil: “Me encargué de conseguir el código fuente (líneas de texto que indican al ordenador cómo ejecutar un programa) de las webs bloqueadas para publicarla en Git Hub” (plataforma colaborativa para alojar proyectos utilizando un sistema de control de versiones), relata, y recalca que “muchas webs que luego la gente replicó se hicieron tomando el código fuente que yo publiqué en esa plataforma”.

Con su portátil y sus conocimientos informáticos como única herramienta, este ingeniero de software jugó un papel importante a la hora de mantener vivas las webs ilegales. “La gente me enviaba sus enlaces a réplicas para que las añadiese a una lista que estaba elaborando”. Así Daniel facilitaba el trabajo a quienes se iban sumando. 

Cuentas rusas

Tan de cerca vivió la ciberguerra del 1-O, que se sorprendió cuando el Gobierno acusó a hackers rusos de interferir en las redes a través de cuentas falsas que publicaban informaciones fraudulentas. En lo referente al replicado de webs, asegura que no hubo hackers rusos: “La mayoría de participantes eran residentes en Cataluña, salvo dos: yo, de Valencia, y otra persona de Escocia”, dice, y matiza que “no hay una forma fiable de saber de dónde venían las réplicas, ya que los datos del contratante del dominio pueden ser falsos o estar enmascarados”.

Por eso, este ciberactivista señala que “relacionar el tráfico empleado en un ataque DDoS [ataque que produce que un servicio se vuelva inaccesible para los usuarios] con una nación en concreto demuestra falta de conocimientos y que se intenta aprovechar esa supuesta ignorancia para la manipulación social”.

Pleitos hackers

Aquellos días, al igual que Daniel, grupos organizados como el partido ‘Pirates de Catalunya’ embrollaron la red para burlar a la Guardia Civil. Tampoco se ha librado esta organización de la acción de la policía. De hecho, tres miembros están imputados por la copia de webs “a pesar de que la mayoría de páginas clonadas fueron hechas por particulares”, sostiene Darío Castañé, vocal de la Coordinadora Administrativa del partido Confederación Pirata. 

Este grupo de activistas y piratas “por la cultura, la transparencia y la democracia directa”, no se da por vencido y ha llevado hasta el Tribunal de Justicia de la Unión Europea un recurso por omisión, “por la no defensa de los ciudadanos y los intereses de la Unión”, que ha sido admitido a trámite. Confederación Pirata también adjuntó un informe de un auditor externo con “pruebas objetivas de las técnicas de censura usadas por los proveedores de Internet”. | Sigue leyendo.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado