Sport
Reportajes / Artículos
Partidos políticos y ecologistas denuncian manipulaciones ilegales y peligrosas de las ruinas con amianto

Lorca: El legado tóxico del terremoto

Fecha: 25/11/2016 Inma Muro Fotos: Felipe García Pagán ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Más de 1.200 viviendas han tenido que ser demolidas en Lorca tras el terremoto de 2011 porque quedaron dañadas. Cinco años y medio después del desastre, la oposición en el ayuntamiento y ecologistas de la zona denuncian que los derribos han burlado las normas legales de seguridad en el caso del fibrocemento, uno de los materiales cancerígenos más peligrosos. Nadie informa a los vecinos. | Sigue leyendo.

La mañana que se tiró abajo el centro deportivo de La Quinta, en el barrio de San José de Lorca, los niños de la guardería estaban en su patio de juegos, a menos de diez metros. El vecino L. M. F. entró alarmado para prevenir del peligro a la directora del centro. Metieron a los menores en las aulas y el personal del jardín de infancia llamó alarmado a la Policía Municipal porque un adulto había penetrado en el recinto gritando. “Los agentes fueron a mi casa a ver qué había pasado. Preocupaba más que hubiese alterado el orden público que lo que les estaban haciendo respirar a los críos –reprocha el vecino, que, por miedo a represalias, pide que solo se publiquen sus iniciales–. Esto es pequeño y quiero pasear tranquilo con mi mujer y mi hijo”.

Nadie había avisado, ni al centro infantil ni a los vecinos, de los riesgos de respirar las fibras de amianto que se dispersan cuando el fibrocemento se quiebra. Y dos años después los escombros siguen ahí, y tampoco les han alertado.

El techado del centro, de uralita, había quedado en estado ruinoso tras el seísmo del 11 de mayo de 2011. Como la sexta parte de las edificaciones de Lorca. La ley establece un protocolo riguroso a la hora de manipular el fibrocemento, para evitar la emisión de fibras cancerígenas que puedan inhalarse.

ILEGALIDADES 

Los restos abandonados en el solar contiguo a la guardería La Quinta, con medio centenar de niños inscritos, vulneran la ley. La normativa ordena el traslado a un depósito de seguridad y que se cuide la trazabilidad en la manipulación, transporte y almacenamiento del asbesto.

En Lorca no se cumple esa ley. Al descampado acuden chavales a jugar o hacer botellón. Al lado hay un parque con columpios, y varias casas a pocos metros. Este rincón puede considerarse uno de los epicentros del desastre. Las demoliciones de los edificios dañados por el seísmo, 1.252, se hicieron como la del centro deportivo, sin seguir las recomendaciones de seguridad. Eso denuncia Antonio Meca, concejal de Ciudadanos en el municipio lorquino. “He visto palas tirando y moviendo escombros con fibrocemento y ni siquiera los trabajadores iban protegidos”, asegura. Y muestra fotos que apoyan las irregularidades que denuncia, entre los restos de uralita que se amontonan cerca de la guardería. “No hablo del momento de excepción tras el terremoto, sino de lo que se hace seis años después”, precisa Meca.

El pasado 28 de octubre se desestimó en un pleno la moción que presentó Meca sobre las labores de demolición. El equipo de gobierno “no se considera responsable ni competente en lo que se había hecho ni en el tratamiento del amianto. Alegan que la responsabilidad pertenece a las empresas”, explica el edil. Antonio Meca está a la espera de que se le facilite una relación de edificios demolidos y los nombres de las empresas que lo han realizado. “No podemos decir que se haya hecho bien. No tenemos esa constancia de que ni un solo edificio se haya demolido según las normas. Tenemos la sospecha de que ha habido muchas irregularidades”, añade. Ha denunciado los hechos ante la Fiscalía de Medio Ambiente y ha presentado escritos ante la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad y el Seprona.

Ciudadanos también ha llevado al Congreso la cuestión del amianto en forma de una proposición no de ley, con referencias a la situación de Lorca. El ayuntamiento no ha respondido a interviú sobre si las demoliciones han cumplido con la ley vigente. | Sigue leyendo.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado