Sport
Reportajes / Artículos
Los candidatos a dirigir el colegio de Madrid se enfrentan con crudeza ante las elecciones de la próxima semana

Los abogados, a cuchillo...jamonero

Fecha: 04/12/2017 • Silvia Gutiérrez ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 1 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 1 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Barra libre y cortadores de jamón para 1.400 invitados en una discoteca. En la puerta, notarios para recoger votos por correo. La campaña de José María Alonso, uno de los candidatos a dirigir el Colegio de Abogados de Madrid, ha generado sospechas sobre quién la financia y qué intereses le mueven. También ha habido denuncias por difamación de rivales desde perfiles falsos creados en redes sociales. El día 13 serán las elecciones más tensas. | Sigue leyendo.

Esto parece Juego de Tronos”. Así describen varios abogados la batalla que se libra en el Colegio de Madrid. Cinco candidatos aspiran a suceder a la actual decana, Sonia Gumpert, en las elecciones que se celebran el 13 de diciembre. La irrupción y las formas de la campaña de uno de los aspirantes, José María Alonso, ex presidente del bufete Baker&McKenzie, han suscitado protestas y denuncias de todo tipo. Alonso ha sido acusado de “pagar jamones” a los electores para conseguir sus votos.

Los rivales de Alonso basan sus quejas en un explosivo inicio de campaña electoral. Para presentarse en sociedad, el 25 de octubre celebró una “fiesta por todo lo alto” en el Teatro Barceló (antigua discoteca Pachá). Según han confirmado varios asistentes, unas mil cuatrocientas personas disfrutaron de “barra libre durante horas” y un DJ que les hizo bailar al ritmo de David Guetta hasta bien entrada la madrugada. El evento fue, según denuncia un integrante de una candidatura rival, “un señuelo” para recoger votos por correo a la entrada y salida de la discoteca.

“Para votar por correo tenemos que legitimar el voto ante un notario. Eso cuesta tiempo y dinero. Aquella noche, Alonso puso a cuatro notarios a la entrada de la discoteca para que validaran firmas de votantes. No ha explicado quién pagó eso”, añade este abogado madrileño.

Aquella noche tampoco faltó un servicio de catering que incluía varios cortadores de jamón. Otro de los candidatos, el prestigioso letrado Nicolás González-Cuéllar, le espetó a Alonso durante el debate electoral, celebrado el 22 de noviembre: “¿De dónde ha sacado el dinero para cerrar Pachá?”. Su rival respondió con una pregunta: ¿Y si te digo que me salió gratis?”.

La financiación de la campaña de José María Alonso –que aseguró contar con un presupuesto de 60.000 euros– es uno de los motivos de polémica. “Únicamente las copas de cada invitado aquella noche debieron salirle por unos 26.000 euros”, calcula otro de los abogados que asistió a la fiesta electoral.

En esa línea, otro de los candidatos a decano de los abogados madrileños, Javier Íscar, ha acusado a Alonso de recibir apoyo económico del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE). De hecho, en su candidatura hay tres abogados vinculados a ISDE y en su programa figura que “el Colegio dejará de tener el monopolio de la formación: alcanzaremos acuerdos que permitirán a universidades, escuelas de negocios y academias ofertar programas con descuento a los colegiados”.

El candidato González-Cuéllar denuncia que “Alonso concibe el Colegio como si fuera un club hípico o de golf. Debería aceptar el pacto por la transparencia, identificar el origen de los ingentes fondos económicos de su campaña y aceptar que los aportantes de fondos no tengan ni trato ni contrato con el colegio en el futuro. Privatizar la formación interesa a ISDE”.

Hasta ahora, el Colegio de Abogados es el único autorizado para seguir formando a los profesionales madrileños. “Funciona bien, tiene mucha calidad docente y a un precio moderado”, explica un letrado. Si el negocio se abriera a ISDE y entidades similares podría mover unos 50 millones de euros anuales, según fuentes de una de las candidaturas.

En el fragor de la campaña, algunos abogados recuerdan lo que ocurrió en Barcelona durante las últimas elecciones a su colegio profesional. ISDE fue acusada de pagar la campaña de un candidato que no resultó ganador. Alonso ha negado esas acusaciones: “Quien diga que el ISDE nos está financiando tendrá que aportar pruebas”, subrayó en el debate electoral.

No es la única acusación de guerra sucia que se hace contra su candidatura. También le atribuyen haber creado perfiles falsos en redes sociales para lanzar, desde estas cuentas, mensajes de desprestigio hacia sus competidores. Una de las abogadas de otra lista ha denunciado en los juzgados que varios miembros de su equipo habían sido difamados y apuntó directamente al entorno del rival. “Queremos recordar que estas mismas prácticas ya se realizaron en las elecciones del colegio de Barcelona y todos los indicios apuntaban a la candidatura de Jordi Pintó, miembro del Consejo de Administración de ISDE, una institución que apoya la candidatura de Alonso”.

Panamá

Otro de los puntos controvertidos de la candidatura de Alonso recae en uno de sus principales colaboradores, Juan Gonzalo Ospina, presidente de la Agrupación Jóvenes Abogados de Madrid (AJA). “Su nombre figura en los papeles de Panamá junto con el de su ex compañera de despacho, Virginia López-Negrete (ex abogada de Manos Limpias e imputada en ese caso). Según la documentación, ambos tienen o tuvieron una sociedad anónima con cuenta abierta allí”, afirma una fuente contactada por esta revista. Ospina ha negado estas acusaciones. | Sigue leyendo.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad