Sport
Reportajes / Artículos
En marzo de 1977 interviú destapó el primer caso de venta de niños robados

Los bebés robados de Mallorca

Fecha: 02/01/2017 Luis Miguel Montero / Fotos: Sebastián Terrasa ico favoritos Añadir a favoritos

Desde que Interviú destapó el caso de los niños robados en España, se han presentado más de 1.900 denuncias en los juzgados, de las que se ha archivado el 95 por ciento porque las pruebas resultaron insuficientes. En 1977 contamos el primer caso conocido de esta trama, en Mallorca. | Sigue leyendo.

Cuarenta años después nadie ha sido juzgado ni condenado. Sor María Gómez Valbuena, una monja que parecía estar en el centro de la trama, falleció en 2013 y el doctor Eduardo Vela, ginecólogo de la maternidad madrileña de San Ramón, ha estado eludiendo durante años los juzgados. Ahora, con 85 años, todavía intenta evitar la orden de la Audiencia Provincial de Madrid para que acuda a declarar sobre la denuncia de Inés Madrigal, una de aquellas niñas robadas.

La primera denuncia pública de estos casos apareció el 3 de marzo de 1977, en el número 42 de esta revista. Con el título de Mercado de bebés en Mallorca y firmado por los periodistas Santiago Miró y Sebastián Terrasa, el reportaje relataba durante cuatro páginas la trama de venta de bebés recién nacidos en la isla de Mallorca. 

Los reporteros contaban que se pagaban entre 200.000 y 500.000 pesetas de la época (entre 1.200 y 3.000 euros). Hay que tener en cuenta que un directivo de banca de entonces cobraba unas 92.000 pesetas mensuales y un peón de obra, unas 13.200, cifra que coincidía con el salario mínimo interprofesional. Es decir, que el mercado clandestino de las adopciones quedaba reducido a unos pocos privilegiados.

El padre Antonio Domenge, director de la Casa Provincial de la Infancia, reconocía por entonces en unas declaraciones este irregular mercado de adopciones: “Hoy prácticamente en las inclusas ya no se hacen adopciones. Hay, eso sí, montones de solicitudes presentadas, pero falta lo más importante: niños abandonados. De ahí que se recurra al mercado negro”. María, una madre soltera y afectada por la pérdida de su bebé, contó a interviú que estuvo recluida en un chalet en Binissalem, cerca de Inca, durante los últimos meses de su embarazo, aunque finalmente pudo escapar y dar a luz a un bebé que nació muerto. 

A finales de 1975, con 22 años, María se quedó embarazada de su novio. Él no quería hacerse cargo y la mandó a una conocida comadrona llamada Margarita Campins. María es solo un caso más entre los 150.000 que existen en España, según calculan las asociaciones de niños robados.

”Cuatro solteras más”

Así contaba María su experiencia: “Me recibió en un chalet de Binissalem, me dijo que me daría de comer, de vestir, que no tendría preocupación alguna y que, al final, me llevaría a mi hijo. Así que decidí quedarme (…). Me presentó a las otras y, como a ellas, me dijo que la llamásemos siempre «Tía» delante de los demás. Había con ella cuatro solteras más que esperaban también un niño. Una de diecisiete años, otra de veintidós, otra de veinticuatro y otra de veintisiete. Aquella noche, antes de acostarme, me hizo firmar una hoja en blanco. Yo estaba muy traumatizada y firmé ante su insistencia de que era un puro formulismo sin importancia. Luego me enteré de que tanto ella como mi novio me habían engañado para entrar allí. A una de las chicas la había traído un cura, el director de Cáritas en Mallorca. El padre Roig venía cada dos días al chalet y nos decía que para una soltera lo mejor era ceder al niño porque nosotras no podíamos cuidarlo ni alimentarlo como era debido”.  | Sigue leyendo.

  • Tags:
  • niños robados
  • mallorca
  • denuncias
  • adopciones ilegales
  • doctor vela
  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Publicidad

Publicidad

Publicidad