Sport
Reportajes / Artículos
Los sacaron de la cárcel y les dieron asilo; ahora, sin ayudas, se ven en la calle

Luchadores en Cuba, indigentes en España

Fecha: 27/04/2012 10:44 Texto: Juan José Fernández / Fotos: Eva Peñuela ico favoritos Añadir a favoritos

Las ayudas de inserción que el Estado y las ONG españolas les daban se han acabado, y ahora los más de setecientos disidentes cubanos que España comenzó a asilar en 2010 se estrenan sin red en el capitalismo. Muchos sufren el paro y la intemperie. Un grupo de ex presos políticos cubanos y sus familiares están protestando en Madrid por su desatención. Estas son las historias de cuatro de ellos.

Expresos políticos cubanos en Madrid Expresos políticos cubanos en Madrid

Una docena de ex presos políticos cubanos lleva tres semanas de sentada ante la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, en la madrileña plaza de la Provincia. Seis de ellos hacen huelga de hambre. Son todos opositores al régimen de Fidel y Raúl Castro, y todos parte del contingente de 115 presos y 647 familiares que España comenzó a asilar en julio de 2010 por un acuerdo humanitario entre la Iglesia y los gobiernos de Madrid y La Habana. Año y medio después de su llegada, se les han acabado las ayudas y los alquileres de los pisos de acogida que diversas ONG les proporcionaron en varias ciudades españolas. La mayoría no tiene los medios de vida que, dicen, les prometieron al salir de Cuba. Por eso protestan. “No han cumplido –se queja Siro Pérez, uno de los huelguistas–. Por un lado nos acogieron muy bien, pero tenían el compromiso de insertarnos en la sociedad española. Somos muy vulnerables, aquí no tenemos familia ni amigos”. Exteriores estudia el problema.

Cuando salieron de Cuba, solo tuvieron unas horas para decidir, “y unas llamadas para hacer: «Mamá, me voy, me botaron»”, cuenta Osbel Valle. En la primavera de 2011, a él y a otros expresos y sus familias los llevaron a Villa Lagos, un campamento militar junto a la prisión de Combinado del Este en el que el Gobierno cubano concentraba durante 24 días a los que iban a salir para España. “Más que un campo de concentración, era como un engordadero de puercos –cuenta Omar Suárez, otro de los asilados–. Nos daban de comer unos días antes para que no llegáramos a España con la sentencia (pinta) de famélicos que teníamos. Pero enseguida el rancho se hizo más escaso, pues los trabajadores del campo se llevaban viandas a casa. Ellos también pasan necesidad”.

Reportaje completo en la revista interviú.

  • Tags:
  • Ministro de Asuntos Exteriores
  • Sirio Pérez
  • Osbel Valle
  • Omar Suárez
  • Fidel Castro
  • Raúl Castro
  • España
  • Cuba
  • Madrid
  • La Habana
  • ONG
  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Publicidad

Publicidad

Publicidad