Sport
Reportajes / Artículos
La guardia civil sospecha que mafias neerlandesas controlan muchas de las producciones ilegales de Cannabis que crecen en la comunidad valenciana

‘María’ alicantina con destino a Ámsterdam

Fecha: 21/07/2011 10:57 Texto: Ismael Belda ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Invernaderos hidropónicos en casas y naves industriales; cultivos al aire libre escondidos en la montaña o en fincas… Alicante ya es el principal territorio productor de marihuana de España. En apenas tres meses de 2010 fueron descubiertas más de 20.000 plantas. Muchas de las producciones están siendo controladas por mafias neerlandesas con el objetivo de proporcionar a Ámsterdam lotes de maría. Los viveros legales de los Países Bajos no dan abasto a la demanda.

Tres vehículos de la Guardia Civil cargados con plantas de marihuana. Tres vehículos de la Guardia Civil cargados con plantas de marihuana decomisadas en la Comunidad Valenciana.

La marihuana ya no viene solo de África. El férreo control del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) y de los radares aduaneros de la Guardia Civil que cubren el litoral valenciano han abierto un insalvable cortafuego para el tráfico que alcanzaba la costa española. Y aunque prosiga la penetración de la cocaína y los derivados anfetamínicos, han blindado de raíz la entrada de marihuana con parada local o rumbo a Europa.

La escasez origina que las plantaciones ilegales de Cannabis sativa crezcan sin parar por la Comunidad Valenciana y Murcia, sobre todo por las comarcas alicantinas, que ya se han convertido en el mayor foco productor de hierba en toda España. Según fuentes de la Guardia Civil, “se está cultivando en casi todos los municipios”.

Hay dos tipos de cultivo que están proliferando. Los tradicionales o a cielo abierto y los artificiales. Los que están al aire libre, en el campo, como cualquier otra cosecha, se camuflan entre densas arboledas y en montañas y barrancos de difícil acceso. Los artificiales se ocultan en sofisticados invernaderos bajo techo que están ocultos en naves industriales, chalés, jardines o patios traseros de plantas bajas y casas. Son auténticos pisos-cannabis o fábricas en cadena, que logran la producción intensiva de kilos de marihuana de alta calidad mediante cultivos hidropónicos o en seco.

Más información en la revista interviú.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado