Sport
Reportajes / Artículos
"Nadie nos obligó a hacerlo"

Maternidad subrogada: hablan las gestantes

Fecha: 23/02/2017 Esther Ortega. ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Cuatro mujeres estadounidenses que han llevado en sus vientres a niños españoles cuentan sus motivos. | Sigue leyendo.

El partido de Albert Rivera se ha erigido en defensor de la regulación de la gestación subrogada en España. Se trata de un método de reproducción asistida, regulado en otros países, por el cual una mujer gesta en su vientre al hijo de una persona o una pareja que no puede llevar a término un embarazo.

El sector crítico con esta técnica, que aglutina a la derecha más conservadora, a la Iglesia y a parte del feminismo, insiste en llamarlos “vientres de alquiler” pese al rechazo de las asociaciones. Estas se muestran molestas también por el movimiento español No Somos Vasijas, al que apoyan algunas figuras socialistas, y que argumenta que la mujer “no se puede comprar ni alquilar de forma total o parcial”. 

Pese a no estar contemplada en la Ley sobre Técnicas de Reproducción Asistida, los padres sí pueden inscribir a los niños como sus hijos si la gestación se ha llevado a cabo en un país que tenga regulación, y la Seguridad Social ya concede los permisos de paternidad y maternidad a los padres de niños nacidos por “gestación por sustitución”. 

En su programa electoral para las elecciones generales de junio de 2016, Ciudadanos se comprometió a promover una ley que regule esta técnica y ya ha establecido contacto con las asociaciones favorables a la gestación subrogada. 

La posible legalización de esta técnica en España ha dado pie a discusiones dentro de los propios partidos, que aún no tienen una postura oficial al respecto y debaten de forma interna.

El pasado año, en la Asamblea de Madrid, tres diputados del PP se ausentaron o votaron en contra de la iniciativa impulsada por la presidenta Cristina Cifuentes para regular la gestación subrogada. Este hecho sorprendió a la líder popular, que llamó la atención sobre el hecho de que esos diputados votaran igual que Podemos. Otros dirigentes del PP, como Javier Maroto, se han pronunciado a favor. El partido morado, por su parte, aún no tiene una posición firme. 

El PSOE parece reacio a la regulación, aunque también tiene distintas voces. Por ejemplo, la diputada Marisol Pérez expuso hace unos días que es una forma de “comercializar con el cuerpo de la mujer”, mientras el militante Mariano Beltrán defiende lo contrario. El debate está servido. 

Samantha aschliman Boise (IDAHO): Gestó a dos gemelos para Leire e Igor

“Mi marido y yo tuvimos que ir a un consejero para asegurarnos de que hacíamos lo correcto”

 Samantha Aschliman, de 33 años y madre de dos hijos de 6 y 8, conoció la gestación subrogada cuando tenía 29: “El embarazo era muy fácil para mí habiendo tenido ya dos hijos, y yo realmente quería ayudar a otra pareja a ser padres”, comenta a interviú. Samantha dirige una guardería en la localidad de Boise, en el estado de Idaho, en la que ha impartido clases durante años. “Investigué bastante antes de tomar la decisión y hablé ampliamente con mi marido y mi familia. Todos ellos me apoyaron mucho para iniciar este viaje”, cuenta Samantha, quien lleva con su marido diez años. 

Tras preguntar en varias agencias, se decidió por Rocky Mountain Surrogacy, una pequeña agencia, con sede en la vecina localidad de Meridian, que acaba de celebrar el 140º nacimiento facilitado por sus servicios. “Al comenzar el proceso tuve que pasar por muchas pruebas y citas con el doctor para asegurarme de que estaba sana”, explica Samantha, que añade: “Mi marido y yo tuvimos que ir a un consejero para asegurarnos de que entendíamos el proceso y de que estábamos haciendo lo correcto”. 

Samantha recuerda con emoción el día en que conoció a los padres de los gemelos que gestaría: “Me presentaron a Igor y Leire, que estaban buscando iniciar su familia. Sentí una conexión instantánea con ellos y estaba muy emocionada por ayudarlos a convertirse en padres”. 

El contacto mediante Skype sería habitual durante el embarazo. En Estados Unidos, se fecunda el óvulo de una donante anónima. En su caso, Igor sí pudo poner carga genética. “Tuvimos mucha suerte y me quedé embarazada de gemelos en el primer intento. El embarazo fue duro a veces, pero terminó sin complicaciones”, refiere. 

Quince días antes del nacimiento de Maren y Oihan, el 21 de julio de 2014, Igor y Leire viajaron a Boise. “El momento más especial para mí llegó cuando los gemelos nacieron y los padres fueron capaces de tenerlos piel con piel”, relata. Esta gestante repitió la experiencia el pasado verano. Y aún sigue en contacto con la familia vasca: “No hablamos por Skype tan a menudo como todos deseamos porque estamos muy ocupados, pero enviamos fotos a menudo; tenemos un grupo de Whatsapp”. 

Samantha cobró 25.000 dólares como “compensación económica” por la subrogación. Conocedora de la situación en España, aboga por una regulación similar a la que está vigente en su condado: “Construir una familia no es fácil para todos, y siento que todos necesitamos tener una mentalidad más abierta acerca de la forma en que se construyen las familias. Como gestante entré en la situación a mi libre albedrío y no me moví por el dinero en absoluto”. Cree que las críticas las genera el desconocimiento: “Las personas no son educadas en la subrogación y sus opiniones se basan en el miedo a lo desconocido y las suposiciones”. | Sigue leyendo.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

  • Petra 15/03/2017 14:52

    Estas mujeres ayudan a los demas son un gran tesoro. me ayudaron en Ucrania hacer mi sueño a la realidad

    Comentario fuera de tono

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado

Publicidad

Lecturas recomendadas