Reportajes / Artículos

Melendi acusado de malos tratos

Fecha: 23/06/2008 0:00 Juan Luis GALIACHO ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 1.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 1.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Un juzgado de Madrid instruye una denuncia contra Melendi de Miriam Martínez, su ex pareja y madre de la hija que tienen en común. Según la denuncia, formulada en 2006, el cantante mantuvo con Miriam un comportamiento violento continuado.

En su carné de identidad figura el nombre de Ramón Melendi Espina, pero lo llaman Melendi, y con ese apellido convertido en nombre artístico aparece en los discos que ha grabado hasta ahora. Últimamente Melendi era más conocido por la bronca que montó en un avión de Iberia que cruzaba el Atlántico que por su imagen de joven cantante de rumbas vitales, juveniles y rebeldes.

Pero va de escándalo en escándalo. En los tribunales de Madrid se cuece el último. La titular del Juzgado número 3 de Violencia Doméstica de Madrid, María Gracia Parera de Cáceres, considera que existen indicios suficientes para abrir juicio oral contra el cantante asturiano Ramón Melendi por daños físicos y psíquicos presuntamente ocasionados durante 2006 a su ex pareja y compañera sentimental, Miriam Martínez de la Vega, madre de su hija Carlota, que nació en el año 2005. La jueza hace suyo el informe de acusación de la Fiscalía de Madrid que considera que Melendi ha cometido cuatro delitos de violencia física y psíquica y de maltrato contra su ex compañera Miriam Martínez de la Vega, a la que dedicó –también a la hija de ambos– su segundo disco, Que el cielo espere sentao.

El cantante no ha querido hacer comentarios a interviú sobre los presuntos malos tratos. Su representante tampoco, pero señala que Melendi sigue “un programa normal de visitas para ver a la niña”. Melendi también protagonizó un grave altercado en noviembre de 2007 a bordo de un avión en pleno vuelo de Madrid a México DF, ciudad donde el cantante tenía apalabrada una actuación. Su actitud violenta y agresiva contra la tripulación obligó a que el comandante de la aeronave tomara la decisión de regresar a España “ante la imposibilidad de garantizar la seguridad del vuelo”, según dijo en su informe posterior. El altercado estalló cuando Melendi intentó agredir a un sobrecargo que no quería servirle más alcohol ante su acusado estado de embriaguez. Además, el cantante insultaba y mostraba actitudes agresivas a las azafatas. A su llegada al aeropuerto de Barajas, el conocido cantante fue detenido por la Guardia Civil y llevado a los Juzgados de Plaza de Castilla. Tras prestar declaración ante el juez fue puesto en libertad, pero se abrieron diligencias previas por las que también puede ser condenado. Ahora, a este caso de altercado público se une uno nuevo de violencia doméstica contra su ex compañera sentimental. En la fase procesal en la que se encuentra este nuevo procedimiento judicial abierto contra Melendi, los expertos consultados aseguran que el cantante está a un paso de sentarse en el banquillo de los acusados bajo la acusación maltratar a su ex pareja. Hace unos días la titular del Juzgado de Violencia Doméstica número 3 de Madrid dictó auto de “transformación de diligencias previas a procedimiento abreviado”. Esta resolución es la equivalente al auto de procesamiento.

En el auto, al que ha tenido acceso esta revista, la jueza María Gracia Parera estima que existen indicios suficientes para formular acusación contra el cantante Melendi y, por tanto, celebrar de inmediato el juicio oral. Este auto pone fin a la primera fase de investigación e instrucción de los hechos por los que fue denunciado por su ex pareja. Fue en Madrid, en el año 2006. La denuncia dio lugar a las Diligencias Previas 946/2006. También como consecuencia de este auto la Fiscalía de Madrid ha formulado escrito de acusación contra el cantante asturiano basado en un delito de violencia física y psíquica habitual (artículo 173.2 del Código Penal) y tres delitos de lesiones y maltrato ocasional (artículo 153.1 del mismo código) y solicita que se abra juicio oral ante los Juzgados de lo Penal de Madrid, que son los competentes para enjuiciar aquellos delitos que no tienen una pena superior a cinco años de prisión, como ocurre en este caso.

Si el cantante asturiano fuera considerado culpable, las penas máximas a las que podría ser condenado serían de hasta tres años de prisión por el primer delito de violencia psíquica y física, y hasta un año por cada uno de los de lesiones y maltrato ocasional. Además se le puede imponer el alejamiento de su ex compañera Miriam Martínez e, incluso, la prohibición de residir en el mismo lugar que ella y su hija. La abogada de Miriam, Aránzazu Juan-Aracil Elejabeitia, una letrada experta en agresiones sexuales, divorcios y separaciones, no ha querido hacer declaración alguna “por mantener la intimidad de mi cliente, que no quiere decir nada al respecto”. Los abogados defensores de Melendi han interpuesto recientemente un recurso de reforma contra el auto de la jueza María Gracia Parera (que ha resuelto ella misma, como instructora) y otro posterior de apelación (que lo resolverá la Audiencia Provincial de Madrid) pidiendo que se sobresea y se archive el procedimiento. Sin embargo, este recurso no produce efectos suspensivos, por lo que todo indica que, en breve, sea remitido el expediente judicial a los Juzgados de lo Penal de Madrid para que sea juzgado Ramón Melendi como presunto maltratador.

Un vuelo agitado

Melendi tiene abierto otro procedimiento judicial por el altercado que montó en un avión con destino a México. Fue en el vuelo IB-6401, el 12 de noviembre de 2007. Melendi intentó agredir a un sobrecargo que no quiso servirle alcohol. El comandante del pasaje calificó de agresiva y violenta la actitud del asturiano y decidió volver a tierra. Según explicaron en su día los 180 pasajeros perjudicados por ese regreso, Melendi mantuvo una actitud desagradable y provocadora con el pasaje desde el mismo momento en que ocupó su sillón, en clase preferente. El vuelo salió de Madrid a la 01.50. Apenas tres horas después, su comandante decidió el regreso a la capital de España. Melendi difundió posteriormente un comunicado para dar su versión sobre el incidente y pidió disculpas al pasaje y “a quien se haya podido sentir perjudicado”. Según él, “todo comenzó a partir de algo (…) que yo personalmente padezco que es el miedo a volar. Era mi primer vuelo transoceánico y en previsión de mi miedo opté por tomar un par de copas antes de embarcar (…). Una vez comenzado el vuelo, y después de cierto tiempo de tranquilidad en el avión, comencé, sinceramente, a sentirme intranquilo y temeroso de que pudiera desencadenarse en mí un ataque de pánico dentro del avión. (…) solicité a la tripulación del avión me sirvieran un combinado según el derecho que, creo, me otorga el billete de avión adquirido para mi vuelo. Sin embargo, lejos de ser satisfecha mi, creo, justa y muy normal, petición fui tratado, considero, de forma no muy cordial. (…) Reconozco que increpé, quizá subido de tono, la respuesta del miembro de la tripulación, (…) Hubo por mi parte algún insulto, del cual me arrepiento y me retracto, pero en el contexto de una discusión. (…) Después de haberse, creo, solucionado el enfrentamiento, desistiendo yo de seguir con el mismo, el Comandante decidió, de forma absolutamente desproporcionada e innecesaria, en mi opinión, (…) regresar a destino”. La compañía Iberia llevó el caso a la Justicia por desacato a la tripulación y en reclamación de daños y perjuicios. El Juzgado de Instrucción número 8 de Madrid estudia el caso. Ante la posibilidad de una posible condena los abogados de Melendi negocian con la compañía aérea Iberia una salida para su cliente que permita evitarle fotografías en el banquillo de los acusados que dañarían su imagen pública.

Precisamente, el próximo día 29 actúa en su ciudad, Oviedo, en un concierto benéfico que organiza la Fundación Anar. Los abogados de Melendi están dispuestos a llegar a un acuerdo económico con Iberia que satisfaga el coste del retorno del vuelo a Madrid, gastos cifrados en torno a los 100.000 euros. También el cantante estaría dispuesto a pedir disculpas ante la opinión pública y a la tripulación. Melendi, además, asumiría la responsabilidad de cualquier denuncia del pasaje. Sin embargo, sin el consentimiento de la Fiscalía, cualquier acuerdo con Iberia caería en saco roto, ya que el ministerio fiscal puede actuar de oficio si ve indicios de delito. No obstante, según fuentes jurídicas, todo indica que el acuerdo contará con el beneplácito de la Fiscalía de Madrid, lo que llevaría al archivo del procedimiento que hoy se sigue contra el cantante en el Juzgado de Instrucción número 8 de Madrid.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

  • nerendi 17/04/2014 11:36

    es mentira lo qe pasa es que la miriam quiere ver a melendi en la carcel, como ella estaba con otro, para que melendi no la denunciase por infidelidad le denuncio antes por algo que es mentira

    Comentario fuera de tono

  • k 02/11/2012 3:06

    Eatá clarisimo que esto es mentira!!

    Comentario fuera de tono

  • Anónimo 20/10/2012 13:16

    Eso es que la miriam esa se lo invento porque no lo tenía a su lado. ahora melendi es mas feliz junto a LA DAMA que yo ya considero como madre de carlota ya que la trata como a su hijo marco

    Comentario fuera de tono

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado

Publicidad