Sport
Reportajes / Artículos
Cuatro dirigentes del movimiento social republicano y su estrategia para invadir y colonizar sindicatos obreros

Neonazis en la CGT

Fecha: 13/08/2010 13:13 Texto: Joan Cantarero ico favoritos Añadir a favoritos

¿Qué hace un neonazi, testigo de la defensa de miembros de bandas como Blood & Honour, dentro de un sindicato anarquista y antifascista? Juan Antonio Aguilar es las dos cosas: líder del Movimiento Social Republicano y secretario del comité de empresa de Tecnocom, en representación de la Confederación General del Trabajo (CGT). Alertados hace meses, sus compañeros anarquistas alabaron “su eficacia” y aseguraron que conocían su pasado hace diez años.

Juan Antonio Aguilar fue miembro del grupo neonazi Bases Autónomas y candidato de la Plataforma España 2000, y es dirigente del partido ultra Movimiento Social Republicano. En un juicio celebrado en junio en la Audiencia Nacional, definió a Roberto Luengo como “buena gente y nada reprochable en principio”. Roberto Luengo, conocido como el Führer de Getafe, sería condenado luego a tres años de cárcel por dirigir Blood & Honour (Sangre y Honor), un grupo neonazi que dio como domicilio social la sede del Movimiento Social Republicano en San Sebastián de los Reyes (Madrid).

Aguilar y otros tres neonazis forman parte, como representantes del sindicato anarquista, del comité de empresa en Madrid de la multinacional Tecnocom, una de las cinco primeras compañías del sector de la tecnología de la información en España. Los neonazis que ahora han causado el conflicto en el Sindicato de Banca de la CGT fueron elegidos en 2008 en las listas de CC OO, pero se les apartó de la organización poco después.

Sectores de la coordinadora de Informática del Sindicato de Banca de CGT advirtieron esa infiltración neonazi y decidieron ponerse en contacto mediante un correo electrónico con sus compañeros en el comité de empresa de Tecnocom. En el correo añadían un archivo con datos políticos sobre la militancia y activismo político de los neonazis, lo que incluía varios BOE con las candidaturas a las elecciones generales de 2000 y 2004 y locales de 2007, además de libros de contenido ultra.

La respuesta de los representantes de CGT Tecnocom, con fecha de 25 de marzo de 2010, decía lo siguiente: “La información que nos facilitas ya nos la entregó previamente CC OO (hace casi 10 años), y en CC OO admitieron su afiliación sin ningún problema (o para evitar problemas). Los sindicalistas anarquistas no veían problema en la militancia racista de Aguilar y sus compañero. Según antifascistas de la CGT, “es tan grave la presencia de los neonazis como de aquellos que les dan apoyo dentro de la organización o que justifican su presencia”. Un documento facilitado a interviú define uno a uno a los miembros del comité de empresa de CGT en Tecnocom y su postura ante el conflicto; además de los datos ya conocidos de Juan Antonio Aguilar incluye a Manuel Manzano y a su hermano Antonio, miembros de CGT y de MSR.

Antonio Pérez Collado, secretario general de CGT del País Valenciano y Murcia, informaba a esta revista mediante un correo electrónico enviado el día 16 de julio que “se puede afirmar que los neonazis que se infiltraron en una de nuestras secciones sindicales ya han sido apartados de todo lo que tenga que ver con CGT”. Insiste en que CGT no puede aceptar la presencia de estos elementos en el sindicato y en que hay que apartarlos si se detectan: “CGT es el único sindicato en el Estado español que no acepta la afiliación de trabajadores que utilicen las armas o la violencia como herramientas de trabajo”.

Más información en la revista ‘Interviú’.

  • Tags:
  • nazis
  • Tecnocom
  • CGT
  • sindicatos
  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Publicidad

Publicidad

Publicidad