Sport
Reportajes / Artículos
Un ginecólogo alertó del extraño incremento de muertes de neonatos en la Casa de la Madre, una de las maternidades investigadas

Niños robados: “Mortalidad infantil injustificada”

Fecha: 05/11/2012 9:43 Ana María Pascual ico favoritos Añadir a favoritos

Entre la correspondencia del doctor Mendizábal, que fue director de la maternidad de Auxilio Social Casa de la Madre, figura una queja rotunda a un superior respecto al incremento de la mortalidad infantil en 1964. Una pista, la primera que parte de un ginecólogo, sobre la trama de los bebés robados. La documentación de Mendizábal desvela las remuneraciones de las religiosas al frente de la Casa de la Madre. Sor María está imputada por la desaparición de un neonato de esa maternidad, perteneciente a la institución benéfica de la Falange.

"Yo me quejé de que las cosas no marchaban a mi gusto en el Departamento de Niños, donde últimamente habíamos tenido una mortalidad injustificada a todas luces”. Agosto de 1964. El entonces director de la maternidad madrileña Casa de la Madre, Manuel María de Mendizábal –fallecido en 1996–, se quejaba por carta a su superior del inusual incremento de fallecimientos de neonatos en aquel centro del Auxilio Social; la misma maternidad que ahora está siendo investigada por el Juzgado de Instrucción número 27 de Madrid, que ha imputado a sor María Gómez Valbuena por la desaparición, al nacer, del hijo de Felisa Tomico el 26 de mayo de 1978.

En el escándalo de los niños robados, a falta de confesiones o de declaraciones aclaratorias de los médicos y del personal sanitario de las maternidades –e incluso de sor María, quien se ha negado a declarar ante el juez Adolfo Carretero en otra investigación–, la queja del doctor Mendizábal es, de momento, la única pista que aporta un médico sobre la posible trama del robo de bebés.

La Casa de la Madre número dos estaba en la calle Goya, 120, en Madrid. Cuando cerró la Casa número uno, en la calle Serrano, en 1959, la maternidad dirigida por Mendizábal se convirtió en la joya de la corona del Departamento de Protección a la Madre y al Niño del Auxilio Social de Falange. Allí se asistía a las parturientas sin recursos económicos, aunque en 1964 se firmó un convenio con el S.O.E. (Seguro Obligatorio de Enfermedad) –precursor de la Seguridad Social–, por el cual 24 de las 77 camas de las que disponía el centro se destinaban a las mujeres aseguradas. Justo en la época en la que creció “injustificadamente” la mortalidad infantil en la Casa de la Madre.

Reportaje completo en la revista interviú y en la Edición Digital: http://pdf.interviu.es

  • Tags:
  • Casa de la Madre
  • Manuel María de Mendizábal
  • neonatos
  • Auxilio Social
  • Felisa Tomico
  • Seguro Obligatorio de Enfermedad
  • sor María Gómez Valbuena
  • Falange
  • niños robados
  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Publicidad

Publicidad

Publicidad