Sport
Reportajes / Artículos
Reclamaba en televisiones de todo el mundo el apellido y la fortuna de Salvador Dalí, pero el ADN se le ha puesto en contra.

Pilar Abel, en el precipicio

Fecha: 11/09/2017 Ana María Pascual ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Pilar no comparte genes con el genial Salvador Dalí. Pero no se da por vencida. No quiere perder la fama que ha cosechado estos últimos meses, en los que ha realizado un tour mediático nacional  e internacional. Va a pedir un contraanálisis de las muestras de ADN del artista y de las suyas, y los justificantes de la cadena de custodia de las uñas, piernas, dientes y cabello del maestro del surrealismo que los técnicos del Instituto Nacional de Toxicología se llevaron de su tumba. | Sigue leyendo. 

Ríos de tinta, posados, entrevistas en prime time en televisiones y diarios de medio mundo. El acelerado salto al estrellato de la gerundense Pilar Abel, de 61 años,  podría tener los días contados, una vez que se ha sabido que no es la hija del genial Salvador Dalí. 

Desde finales de junio, cuando se supo que los restos de Dalí serían exhumados para investigar la posible relación paterno-filial entre el pintor y Abel, ésta ha vivido una intensa aventura mediática en España, Iberoamérica, Europa y Rusia. Han contactado con interviú periodistas de Japón, Turquía, Chile y México, entre otros países, solicitando un teléfono de Pilar Abel, puesto que esta revista fue uno de los primeros medios que profundizó en su historia. 

Pilar ha pasado el verano fuera de casa, grabando entrevistas y conociendo a parte del entorno de Dalí, como algunos miembros de las familias de la alta burguesía de Cadaqués, donde sirvió su madre y con las que veraneaba el famoso artista. También ha conocido a una pariente del artista: Àngels Joaquín Cusí, nieta de un primo hermano de Dalí, con la que le une una incipiente amistad, según Abel.

El precipicio, el final de esta aventura, puede vislumbrarse tras conocerse el veredicto del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, que, con fecha del pasado 24 de agosto, determinó que se puede excluir a Salvador Dalí  como padre biológico de Pilar Abel Sin embargo, desde que se dio a conocer el resultado negativo de la prueba, Pilar ha recibido varias ofertas para participar en realities shows y entrevistas en los matinales más exitosos.  

Algunos han mostrado públicamente alivio por la no coincidencia de los genes de Pilar con los del maestro del surrealismo. Es el caso de los responsables de la Fundación Gala-Dalí, que gestiona el patrimonio que legó el pintor al Estado español tras su muerte, en 1989. En un comunicado, la fundación arremete contra la jueza María del Mar Crespo, titular del Juzgado de Primera Instancia número 11 de Madrid, por haber ordenado la exhumación de Dalí: “La inusual e injustificada decisión judicial de practicar la exhumación se confirma como totalmente inadecuada y desproporcionada, poniendo en evidencia su total improcedencia y la inutilidad de los costes y perjuicios de todo tipo que ha ocasionado, respecto a los cuales la Fundación reitera la expresa reserva de acciones”.

 ¿Quién paga? 

En las redes sociales y en las tertulias mediáticas se está apuntando la posibilidad de que, una vez, desestimada la pretensión de Abel, se le pueda exigir el pago de los gastos de la exhumación. No ha trascendido lo que costó exhumar los restos de Salvador Dalí, a finales de junio pasado. Se estima que pudiera superar los 20.000 euros,  cifra que alcanzó en 2013 la exhumación del banquero Juan March. En el caso de Dalí, su cadáver se embalsamó. Por eso la extracción de ADN ha sido algo complicada 28 años después. “El cadáver estaba momificado, absolutamente negro, como quemado por los productos químicos, como el formol, que se emplearon en el embalsamamiento”, explica a esta revista Enrique Blánquez, el letrado de Pilar Abel, que estuvo presente durante la histórica exhumación. 

Según Blánquez, el coste de aquella intervención no tiene por qué ser asumida por su cliente, aunque haya resultado que no es la hija de Dalí: “Formó parte de una investigación judicial y como tal, le corresponde al sistema judicial correr con esos gastos”, dice el abogado.

El dictamen del Instituto Nacional de Toxicología, al que ha tenido acceso interviú, describe las muestras obtenidas en la exhumación del artista: las uñas de las manos y de los pies, un mechón de cabello, cinco piezas dentales y las dos piernas. De esa material, se analizaron para extraer ADN dos fragmentos de las piernas, y cinco uñas. Las pruebas se llevaron a cabo en los Servicios de Biología de los sedes de Madrid y Barcelona del Instituto Nacional de Toxicología. 

Días después del varapalo, Pilar Abel mantiene su pose de diva. “Decepcionada, sí, pero destruida, no. Mi caso no se cierra por los resultados negativos. No me fío de la cadena de custodia de las muestras extraídas a Dalí y voy a pedir justificantes de las mismas –asegura–. No estuvo presente, en esa custodia, ningún perito de mi parte”.

 Historia clínica  

Otra de las personas que han manifestado su satisfacción  por el hecho de que Dalí y Pilar no compartan genes es el forense Narcís Bardalet, el encargado del embalsamamiento del maestro del surrealismo, en 1989. En varias intervenciones durante el verano, Bardalet apuntó, como si de una certeza se tratara, la posibilidad de que Pilar y Dalí no compartieran genes. “Tengo en mi poder datos clínicos de Dalí que demuestran que no puede ser el padre de esta señora”, dijo este especialista en medicina legal en una entrevista radiofónica . 

“No entiendo a qué se refiere este señor. Si sabía algo crucial, ¿por qué no lo puso a disposición de la jueza? Quizá se hubiera podido evitar la exhumación”, se pregunta Pilar Abel, para quien la magistrada Crespo ha actuado con diligencia: “Yo pedí a la justicia que averiguara mi identidad. Tengo derecho. La jueza vio indicios claros e investigó. Y da igual si se trata de Dalí o de un hombre anónimo”| Sigue leyendo. 

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad