Sport
Reportajes / Artículos
Gais, lesbianas y transexuales de la isla comienzan a ser vistos de otra manera

Revolución sexual a la cubana

Fecha: 20/01/2012 11:11 Texto y fotos: Nuria López Torres ico favoritos Añadir a favoritos

Es una más de las asignaturas pendientes del régimen cubano. La vida de los gais, lesbianas y transexuales es un auténtico calvario en la isla, pero empiezan a entreabrirse algunas ventanas para la comunidad homosexual. Unidades asistenciales, reasignaciones de sexo o celebraciones antihomófobas son los primeros pasos de esta nueva revolución en el ambiente. Mientras, la policía sigue bajo sospecha por vulnerar los derechos de ese colectivo.

Una pareja de gais se besa en la playa conocida como ‘Mi Cayito’ Una pareja de gais se besa en la playa conocida como ‘Mi Cayito’, al este de La Habana, uno de los pocos espacios exclusivos para la comunidad homosexual cubana

El 24 de febrero de 2008 Raúl Castro fue nombrado nuevo presidente de Cuba por la Asamblea Nacional. En mayo de ese mismo año se celebró, por primera vez en la historia de la revolución cubana, el día contra la homofobia y la transfobia, acontecimiento promovido por el Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba (Cenesex) y dirigido por Mariela Castro Espí, hija del nuevo presidente.

En los últimos tres años, y por primera vez, la revolución también se está notando, en las políticas de sensibilización respecto a la diversidad sexual e identidad de género. Esto se traduce en una mayor visibilidad y tolerancia de la comunidad LGTB (lesbianas, gais, transexuales y bisexuales) en la sociedad cubana.
Una unidad asistencial facilita y garantiza, desde el diagnóstico, el tratamiento hormonal y la operación de reasignación de sexo. Hasta la fecha se han realizado 15 operaciones de cambio de sexo en la isla.

Otra de las líneas importantes del centro es la prevención contra el VIH. Se observa un aumento de los casos de personas infectadas con el virus, y más concretamente en hombres que tienen sexo con otros hombres. Promotores de salud, formados por el Gobierno cubano, participan dentro de la comunidad LGTB en las campañas de información dirigidas tanto al colectivo homosexual como a la población en general.
Estos primeros logros suponen nuevas esperanzas e ilusiones para un colectivo que ha estado estigmatizado durante tantos años por el régimen cubano. No hay que olvidar que Cuba ha mantenido políticas homófobas durante 50 años, y que en la década de los sesenta los homosexuales eran llevados a las Unidades Militares de Apoyo a la Revolución (UMAP), los famosos campamentos de trabajo, por ser considerados desafectos a la revolución.

Aún queda mucho trabajo por hacer y cuestiones por resolver, como en el caso de las personas transexuales, que al ser rechazadas por sus familiares abandonan los estudios a una edad muy temprana, teniendo como única salida para sobrevivir el ejercicio de la prostitución. O como la necesaria formación y reeducación del cuerpo policial, en el que se continúan dando casos de vulneración de los derechos humanos, con detenciones y maltrato en determinadas unidades policiales.

  • Tags:
  • transexuales
  • revolución
  • Raúl Castro
  • Asamblea Nacional
  • homofobia
  • transfobia
  • Cenesex
  • Mariela Castro Espí
  • VIH
  • Unidades Militares de Apoyo a la Revolución
  • Cuba
  • gais
  • lesbianas
  • LGTB
  • sexo
  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Publicidad

Publicidad

Publicidad