Sport
Reportajes / Artículos

Rostros de Mosul

Fecha: 23/10/2017 Texto: Antonio Oricio. Fotos: Carol Guzy ico favoritos Añadir a favoritos

Tres años en manos del Estado Islámico. Tres años de horror y también de bombas, disparos, refriegas y devastación. Y después, un asedio interminable que ha durado 265 días. El pasado 10 de julio, Mosul, la tercera ciudad más grande de Irak, fue por fin liberada. El califato en sus calles ya es historia, pero las gentes de la ‘Perla del Norte’  han visto cómo se destruían sus familias, sus  hogares... y casi su futuro. | Sigue leyendo.

T  res años estuvo la tercera ciudad más grande de Irak en manos del Daesh, del Estado Islámico. El pasado 10 de julio, el primer ministro Haidar Al Abad, en una retransmisión televisada a todo el país, anunciaba el final del falso califato en ese enclave: “Desde el Mosul libre y liberado anunciamos la victoria para todos los iraquíes”. No es el final del terror del ISIS, pero sí una liberación convertida en icono. Tras las armas empuñadas en señal de victoria y la alegría de muchos está la destrucción fisica de una ciudad que en la antigüedad resumía el esplendor del Oriente Próximo. Y también el horror y la miseria de un conflicto feroz que ha convertido en añicos la vida de miles de familias. La mayoría de los que sobrevivieron al asedio y ocupación de Mosul se enfrentan hoy a un futuro incierto. No estará el Daesh, pero hay que reconstruir por fuera y por dentro. Los campos de refugiados se llenaron de desplazados.

Muchos habrán vuelto a su hogar convertido en escombros. Los radicales del Estado Islámico intentaron retrasar la liberación de Mosul con ataques suicidas y el uso de mujeres como kamikazes. Al final, tropas especiales del ejército iraquí, entrenadas por Estados Unidos, arrinconaron a los yihadistas. El asedio acabó y los combatientes del Daesh optaron por convertirse en francotiradores o intentaron escapar camuflándose entre los habitantes evacuados. Mientras suníes, chiíes y kurdos se ponían de acuerdo para la batalla final, los ciudadanos de Mosul resistieron entre disparos y bombas. “La lucha en Mosul no tiene nada que ver con la que los soldados actuales han visto a lo largo de su vida. Hay que volver a la Segunda Guerra Mundial para encontrar algo similar”, explicó desde Bagdad el general estadounidense Robert Sofge. Solo la unidad antiterrorista perdía casi la mitad de sus efectivos en la ofensiva. Entre los habitantes hubo quién murió en el intento por escapar del ISIS y del fuego cruzado. Madres que corrían con sus hijos en brazos entre las ruinas, niños alcanzados por una bala, destrozados por una mina... La batalla de Mosul aparecerá en los libros como una de las más cruentas de la historia reciente.

En los de historia se reflejará su fulgor pasado y el terror del Estado Islámico. Ojalá el tiempo que está por venir cambie los rostros de sufrimiento y dolor de sus habitantes. La mirada del espanto es difícil de ocultar. | Sigue leyendo.

  • Tags:
  • mosul
  • isis
  • estado islámico
  • califato
  • interviú
  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Publicidad

Publicidad

Publicidad