Sport
Reportajes / Artículos
Un 25 por ciento de los nuevos socios de las ONG se consiguen en la calle. Los comerciales que los captan cobran de media 180 euros a la semana

“Si no consigues socios, no comes”

Fecha: 09/12/2016 Nieves Salinas Fotos: Ferran Nadeu / MSF / Jens Kalaene / Ulises Rodríguez ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Unos 1.500 captadores de ONG recorren las calles en busca de socios. No son voluntarios. Son trabajadores sobre los que siempre ha planeado la sombra de la precariedad. En Galicia, la CNT ha interpuesto más de 70 demandas contra Médicos Sin Fronteras, a la que acusan de “explotación”. La organización lo niega. Como el resto de las ONG, asegura velar por la dignidad de sus comerciales solidarios. | Sigue leyendo.

"Desengaño, sí. E indignación, también. Al final eres un comisionado, como un vendedor de seguros. Si no consigues socios, no comes. No dudo de que la organización para la que yo trabajaba haga una gran labor social y que arriesguen sus vidas por los demás, pero al final, explotar a los trabajadores, tras esa fachada de solidaridad, resulta muy rentable”. Hasta el pasado octubre, cuando la despidieron, Tamara Mancelle era captadora de socios a pie de calle para Médicos Sin Fronteras (MSF) en Santiago de Compostela. Una ciudad de apenas 100.000 habitantes donde, a veces, en pleno centro, se llegan a juntar en la misma plaza trabajadores de hasta cinco organizaciones no gubernamentales que abordan a los transeúntes con el mismo objetivo: conseguir socios. “Es la jungla”, describe Jesús Gimo, captador para la misma ONG en la capital gallega.

Mancelle y Gimo ponen cara a la tropa de captadores de ONG –de 1.000 a 1.500 en España– que, ataviados con los chalecos de las organizaciones para las que trabajan, recorren las calles recabando fondos para ayudar a la infancia, luchar contra el hambre, las enfermedades o las víctimas de catástrofes y crisis humanitarias.

Es lo que, en el argot del Tercer Sector, se conoce como face to face (F2F) o captación de socios a pie de calle, una técnica de recaudación muy efectiva para las ONG: hasta un 25 por ciento de los nuevos afiliados se consiguen con este sistema, según datos de la Asociación Española de Fundraising (AEFr), cuyo objetivo es fomentar el desarrollo de la filantropía y la captación de fondos, además de difundir buenas prácticas de márquetin aplicadas a este tipo de recaudación.

CARA A CARA

Médicos Sin Fronteras, Cruz Roja Española, ACNUR, Unicef, la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), Save the Children, Intermon Oxfam, Amnistía Internacional (AI), Aldeas Infantiles SOS, WWF Adena, la Fundación Josep Carreras… La gran mayoría de las ONG utilizan este sistema. También la captación puerta a puerta o el telemárquetin. En algunos casos, como MSF, Aldeas Infantiles o AI, el contrato de los trabajadores –también la formación– se hace directamente; en otros, optan por contratar a empresas externas como Wesser & Partner, una sociedad fundada en 1968 en Alemania a la que subcontratan, por ejemplo, Cruz Roja Española,la AECC o la Fundación Española del Corazón.

Pese a que todas las ONG defienden que velan por las condiciones laborales de los comerciales –”nuestras condiciones son muy exigentes para la empresa [Wesser] en todo lo que tiene que ver con la forma de contrato y estabilidad de los captadores”, apuntan desde Cruz Roja Española–, algunos sindicatos llevan años criticando la precariedad que azota a los captadores.

Solo en Galicia, existen más de 78 procesos judiciales contra MSF –una ONG con cinco millones de socios en todo el mundo– presentados por la sección sindical de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT). De las demandas, seis son por despido, 71 por impugnación de amonestaciones disciplinarias –“impuestas por no conseguir socios”, aclara Jesús Gimo– y una por conflicto colectivo interpuesto contra la cláusula de rendimiento. “Estamos sentando precedente. Pronto se dictarán varias sentencias que podrían cambiar el modelo de captación a nivel nacional. Esa cláusula de rendimiento tiene carácter abusivo”, precisa. “Si no consigues afiliados –en nuestro caso, eran seis por semana–, no comes. Que no cumplas los objetivos mínimos implica el despido”, añade Mancelle. | Sigue leyendo.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad