Sport
Reportajes / Artículos
El desnudo de la ganadora de 'GH 16’ triunfa en el quiosco, en internet, redes… y en su Pamplona natal.

Sofía da el chupinazo

Fecha: 21/04/2017 Davir Arnanz / Fotos: Daniel Smith, Adolfo Lacunza (Pamplona) ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

La reina Sofía se corona. La portada más deseada se agotó en algunas zonas el día de su publicación, ha sido trending topic, nuestra web batió récords, sus paisanos pidiendo que les firme la revista… “Interviú me ha servido para darme cuenta de lo espectacular que soy”, dice ni falsa ni modesta.  Y esta semana, más.  | Sigue leyendo.

Solo veo perfección, qué quieres que te diga”. “No es normal tener este cuerpo y esta cara”. “Debería ser una reina y tener un palacio”. “¡Qué culo tengo tan perfecto!”. “Me encanta la de los brazos levantados porque tengo una cara súper bonita”… Es la primera vez que Sofía Suescun ve las fotos de su desnudo y a cada página que pasa se quiere un poco más. “interviú me ha servido para darme cuenta de lo espectacular que soy”, sentencia sin rastro de modestia. Ni falta que hace. Tras ganar Gran Hermano 16, triunfar como tronista en Mujeres y Hombres y Viceversa y arrasar en las redes sociales la reina Sofía se corona en esta revista.
Estamos en el dúplex de Pamplona en el que vive con su madre. Maite Galdeano ha salido a pasear a Yacko y Lucía, los dos rotwailer que las protegen. En la casa-zoo los gatos Galleta, Kikín y Pupi campan a sus anchas. “Me hubiera gustado ser veterinaria y tener una protectora. Me encantaría ser actriz de cine, una Blanca Suárez de la vida”, confiesa.
“La casa la compré yo con el sudor del autobús”, puntualiza la madre recordando los 23 años que trabajó de conductora y, de paso, callar lenguas viperinas que puedan pensar que el piso salió de los 300.000 euros que consiguió su hija en GH. “Hacienda se llevó 140.000”, puntualizan. Maite se quita las zapatillas y se sienta en el sofá a ojear por primera vez la revista. “¡Qué cuerpazo! ¡Qué boca! ¡Mira qué piernazas! ¡Qué seductora! ¡Guau! ¡Qué tiarrona!”, exclama con cada foto. Orgullo por su hija. Pero Maite Galdeano es más que una madre orgullosa y pronto tiene que hablar de ella: “¡Ahí se notan los hábitos saludables que te ha inculcado tu madre!”. ”¡En esta foto eres clavada a mí de joven, que he sido guapísima”. “¡Buah!, qué culazo-globo; como el mío, que lo tengo precioso”.
¿Tiene Maite celos de su hija? “No, estoy superorgullosa de la hija que he creado, de su cuerpo y de su mente, que es única. ¿Su secreto? La madre que la parió y la ha guiado”.
Sofía interrumpe la retahíla de ego… con más ego. “Es que me miro las tetas y son perfectas”, dice. “Las tienes preciosas, igual que la madre que te parió”, contesta Maite. Sofía tuerce el morro. “¡No me hagas levantarme la camiseta! Verás cuando haga yo interviú”, amenaza.
Como ellas, el público también ha caído rendido al desnudo de la pamplonesa quince meses después de ganar GH16. “He esperado porque me gusta que me saboreen en pequeñas dosis. Si lo hubiera hecho el año pasado con el ‘boom’, no lo iban a valorar tanto como ahora”. Y así ha sido. La revista se agotó en quioscos de Madrid el mismo día de su publicación. En solo tres días, interviu.es rozó el millón de páginas vistas y los vídeos promocionales de su desnudo superaron con creces el medio millón de reproducciones en 72 horas.  Por si fuera poco, interviú fue tendencia en Twitter el lunes 17 durante más tiempo que el Tramabús de Podemos, que el #SíEsSí de apoyo a Pedro Sánchez, o que la programación de prime time de TVE y Telecinco.
“Estoy acostumbrada a los insultos pero con este reportaje hemos jodido a muchos y muchas porque no pueden sacar imperfecciones”, reta la protagonista. “Y se ha comprobado que no estoy operada, que muchas se preguntaban que dónde me habría operado porque quieren mis tetas, esta caída, este volumen… Ahora ven que no, que esto ha salido del chochete de mi madre”. Pero llega la primera crítica: “Dice Ylenia que para hacer ruido hay que hablar de la reina porque en la entrevista he hablado de ella. ¿Reina de qué? ¿Preguntamos a la gente de la noche? Nada que ver su cuerpo operado con el mío todo natural”, contesta guerrera.
Por las calles de Pamplona, sin embargo, todo son aplausos. “¡Qué guapa estás!”, le dice Maite Bernabé, dependienta de un estanco que vende prensa. “Aquí funciona mucho el boca a boca, se agotarán seguro”, apunta.  Joana y Tamara Bariain se emocionan al verla por la calle. “Nos encantas, somos muy ‘fans’ porque eres muy natural y dices las cosas claras. En interviú sales muy guapa y dejas algo a la imaginación, que es importante”, dicen emocionadas mientras Sofía les firma una revista. Un matrimonio mayor –50 años casados, cuentan– la reconocen por la calle. “Muy atrevida te veo, a los hombres se les van a caer los ojos”, dice ella. Él asiente: “No pienso llevar la revista al club del jubilado porque no quiero síncopes”. Un desnudo de infarto.  | Sigue leyendo.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

  • el paraíso se censura 24/04/2017 14:15

    Cada vez estoy más convencido de que lo qeu má sse censura en la tele es lo má slindo y positivo, lo má slimpio, lo más bello. La corrupción, tan oculta, tan hipóritamente suavizada en lso medios, tan dignamente hecha espectáculo sin espinas, tan no pasa nada, se entiende la moral y la ética en este país. No duele la corrupción asqeurosa; lo qeu duele a lso sentidos es un pezón o un culo. Preciosa digna humanidad.... El Paraíso se censura donde no interesa el pensar libre.

    Comentario fuera de tono

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado

Publicidad