Sport
Reportajes / Artículos
La solidaridad de una clínica oftalmológica, tras conocer el caso por Interviú, cambia la vida de un joven entrenador de fútbol

Un ojo para Adrián

Fecha: 14/01/2014 10:34 Nieves Salinas / Fotos: Guillermo Navarro ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

La nueva mirada de Adrián Pérez Ortiz lo dice todo. En 2011 apareció en Interviú explicando su situación después de las múltiples operaciones a las que fue sometido tras habérsele detectado, de niño, una catarata congénita en el ojo derecho. Un ojo que quedó destrozado, en el que perdió la visión y que le provocó terribles dolores. Tres años después la vida de Adrián ha dado un vuelco, gracias a la colaboración de la Clínica Rementería, donde le han sometido a una compleja operación para, a continuación, colocarle una prótesis ocular.

Cuando Adrián Pérez Ortiz visitó por primera vez interviú, traía una historia corta, por su juventud, apenas 20 años, pero larga, por su expediente médico. Desde que a los tres años le detectaron una catarata congénita y comenzó un prolongado rosario de entradas y salidas de los quirófanos en busca de una solución para un ojo derecho en el que llegó a perder por completo la visión y que, además, le provocaba fortísimos dolores  y constantes molestias.

Gracias a la solidaridad de la Clínica Rementería, Adrián ha podido realizarse una operación que no cubre la sanidad pública y a la que no podía hacer frente económicamente. Descubre la historia de superación de este joven madrileño en la edición digital de la revista.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

  • Adrian 14/01/2014 23:02

    Agradecer desde estas líneas, la oportunidad que me dio Interviu y sobre todo Nieves Salinas, que fue quien me saco adelante y quien hizo de mi, un niño mas adulto, mas serio y sobre todo algo luchador. Comprendi que sin esfuerzo no hay recompensa y aunque sin dar pena, me cueste, gracias a ella, ha sido mi cambio radical. Desde aquí, con el corazón y sobre todo con todo mi cariño, Un ojo para Adrian, siempre será gracias a ti.

    Comentario fuera de tono

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Lo +

Lo más leído

Lo más valorado

Lo más comentado

Publicidad

Lecturas recomendadas