Reportajes / Artículos

Un verano de polvos rápidos y cuernos

Fecha: 13/07/2009 0:00 David Arnanz ico favoritos Añadir a favoritos
  • Valoración
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Los hombres sueñan con participar en un intercambio de pareja, trío u orgía o con practicar sexo anal. Ellas desean acostarse con otra mujer o utilizar vibradores. Hombres y mujeres no coinciden en las fantasías que buscan hacer realidad este verano, ni en el lugar más morboso…

La auténtica estrella de las vacaciones

El sexo no entiende de géneros a la hora de entregarse a los calentones del verano. Hombres y mujeres practican por igual el aquí te pillo, aquí te mato, la auténtica estrella sexual del verano. Playas, piscinas, parques, campo, coche, casa… cualquier escenario es bueno para un encuentro sexual rápido. Por algo estamos en la época del año en la que más estímulos sexuales encontramos: cuerpos más desnudos y sudorosos, más tiempo libre o menos estrés son algunos de los motivos. Los más jóvenes son los que menos se pueden –o se quieren– controlar cuando notan los impulsos de la naturaleza. Y a más edad, más control… o menos fuerzas para hacerlo. Por zonas, los madrileños serían los Fernando Alonso del sexo veraniego, es decir, los que dan la vuelta más rápida (20,1 por ciento de todos los que los practican); seguidos de cerca por los de Barcelona (17,5 por ciento). Lo que no especifican los encuestados es si lo hacen con su pareja o con otros.

¡Atención! El ataque de l@s rodríguez

A pesar de que sólo el 12 por ciento de los españoles confiesa haber aprovechado el verano para echar una canita al aire, el 61,5 por ciento son hombres, frente al 38,5 de mujeres. Es decir, seis de cada diez hombres y cuatro de cada diez mujeres han sido infieles alguna vez en vacaciones; lo que demuestra que la figura del rodríguez (el que se queda en casa trabajando y manda a la familia a la playa o a la sierra y aprovecha las noches para correrse alguna juerga) está más viva que nunca. De hecho, en los últimos veranos, ha emergido con fuerza la figura de la rodríguez. Los datos reflejan que, en general, las mujeres son más fieles que los hombres, aunque no tanto. Por edades, los de 35 a 49 años son los más infieles (38,5 por ciento), seguidos de los mayores de 50 (33,3). Pese a lo que pudiera parecer, los más jóvenes son los que menos infidelidades cometen en esta época (28,2 por ciento del total). Por comunidades, es en Madrid donde más huele a cuerno quemado: el 24 por ciento de los infieles residen en la capital. En la costa de Levante y en Cataluña también se practica en verano lo del rollito extramatrimonial.

Más tiempo y más desnudos

Siete de cada diez españoles confiesan mantener más relaciones sexuales en verano que en el resto del año. Aunque el resultado es muy paritario, las mujeres son las que más afirman que el calor les sube la libido (un 52 frente a un 48 por ciento). Ellas aseguran que tener más tiempo libre ayuda al calentón. Ellos, que les excita ver los cuerpos más desnudos. ¿Se sienten identificados? Según la Federación Española de Sociedades de Sexología (FEES), los españoles de entre 20 y 45 años mantienen de dos a tres relaciones a la semana, aunque en verano pueden llegar a duplicar la cantidad.

A las mujeres les pone el ‘macho ibérico’

Los hombres no le hacen ascos a nada. Seis de cada diez (el grupo más importante) aseguran que les ponen ¡todas!, las españolas y las extranjeras. El mito de las suecas parece haber sobrevivido al landismo, aunque otras razas y culturas exóticas también calientan a los españoles. Sorprende que sólo cuatro de cada diez elijan a las españolas como las más excitantes. Ellas, sin embargo, prefieren, con diferencia, al macho ibérico. Más vale lo malo conocido… Por edades, hasta los 50 años se decantan por l@s extranjer@s, mientras que los mayores se calientan con tod@s.

`Misionero’ y poco más

Sólo el 22 por ciento de los encuestados asegura que en verano echa mano del kamasutra. Y a pesar de disponer de más tiempo y menos quebraderos de cabeza, casi siete de cada cien afirman que en verano no dedican más tiempo a preparar sus relaciones sexuales. Y casi la mitad cree que tampoco mejora la calidad de sus relaciones sexuales. Sólo seis de cada cien confiesan que compran algún juguete sexual, aceite o película X. Sin embargo, un 23 por ciento de los encuestados cree que dar unos azotes es excitante. A los hombres les pone más.

A ellas les da morbo la playa; a ellos, el ascensor

Seis de cada cien españoles han mantenido relaciones sexuales al aire libre. Aunque por tan sólo seis décimas de diferencia, ellas practican más eso de al aire… y libres. El campo (35 por ciento), la playa (30,4) y hacerlo dentro del agua (20,1) siguen siendo los preferidos. Las mujeres lo han hecho más en la playa, dentro del agua (mar, piscina, lago, río) y en el campo. Ellos, por el contrario, donde más dicen haberlo hecho es en la propia ciudad (descampados, portales, entre dos coches…) y en los locales públicos (los excitantes baños). Precisamente éste es uno de los lugares donde tanto hombres como mujeres reconocen que les ha dado más morbo hacerlo. Ellas también encontraron su punto en la playa y dentro del agua; mientras que a ellos los lugares que más morbo les han dado han sido los ascensores, las terrazas o hacerlo dentro de un coche. Los más jóvenes se excitan en los locales públicos y a los mayores de 50 les pone hacerlo en el campo.

De madrugada y con erecciones matutinas

La noche sigue siendo la hora bruja para el sexo, también en verano. A hombres y mujeres, cual vampiros, les suben las ganas al caer el sol. La siesta sigue teniendo mucho encanto para los encuestados; de hecho, es a la hora en la que más coinciden ambos sexos y es cuando más excitadas están la mayoría de las mujeres. El sexo de la mañana, aprovechando las erecciones matutinas, ocupa el tercer puesto en este ranquin de preferencias horarias, especialmente para los hombres. De todos los datos, se desprende que ellos prefieren, por este orden, el mediodía, la tarde y la mañana; y ellas, la siesta, la noche y la madrugada. Los más jóvenes prefieren hacerlo al mediodía (44,9 por ciento) y por la tarde (43,4). Los de entre 35 y 49, por la mañana (44,6); y los mayores de 50, a la hora de la siesta (22,7). Por zonas, en Levante y en el Sur son los más trasnochadores y prefieren hacerlo de madrugada; en Barcelona, les pone la noche, y en Madrid se excitan al mediodía.

Los hombres sueñan con tríos y orgías

Más de la mitad de los españoles (53 por ciento) ni han tenido sexo con dos o más personas ni quieren tenerlo. Las mujeres destacan en el grupo de “No y no me gustaría” (el 67,4 por ciento), y los hombres en el de “No, pero me gustaría” (70 por ciento). Los más jóvenes son los que mayoritariamente desean practicar sexo en grupo, mientras que entre los mayores de 35 años destacan los que ni lo han hecho ni quieren hacerlo.

Los jóvenes, los más puteros

La prostitución es cosa de hombres… y jóvenes. El 42 por ciento de los que aseguran que pagarían por sexo este verano tienen entre 18 y 34 años. El segundo grupo mayoritario son los mayores de 50, que suponen un 30 por ciento. Las cosas están más igualadas en el caso de los que no piensan pagar por sexo: el 48,4 por ciento son hombres y el 51,6, mujeres.

  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Comentarios recientes

No hay comentarios

Añade tus comentarios
  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Publicidad

Publicidad

Lecturas recomendadas