Sport
Reportajes / Artículos
Privatizados y mal pagados, han sido acusados de fraudes, secuestros y tráfico de drogas

Varios traductores policiales han sido detenidos

Fecha: 14/10/2011 14:07 Texto: Daniel Montero ico favoritos Añadir a favoritos

Un traductor nigeriano de la policía que trafica con cocaína. Otro, ghanés, quiso comprar mercancía a los estafadores que investigaba, y un tercero, pakistaní, está acusado de organizar, mientras trabajaba para la policía, el secuestro de un niño de cinco años. Esos son algunos de los fallos de seguridad detectados tras la privatización del servicio de intérpretes de la policía. Los agentes critican también la falta de protección a sus compañeros, sus oídos en la lucha contra la delincuencia internacional.

El Ministerio del Interior cuenta aproximadamente con trescientas personas dedicadas a traducir las escuchas policiales El Ministerio del Interior cuenta aproximadamente con trescientas personas dedicadas a traducir las escuchas policiales a extranjeros y las declaraciones para la policía y la Guardia Civil. Además, los traductores jurados prestan servicio también en los distintos juzgados de toda España.

Los agentes encargados de la operación Everest no daban crédito. Llevaban meses investigando una red de narcotráfico, siguiendo a los camellos y pinchando sus teléfonos. Hasta aquí, todo normal. El problema llega con las primeras detenciones que realizan. Al identificar a uno de los arrestados, los agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la policía se dieron cuenta de que el traficante era en realidad uno de sus traductores. Un joven senegalés que llevaba semanas traduciendo para ellos los teléfonos de otras operaciones contra la delincuencia internacional en España.

La escena no pasaría de ser una anécdota si no fuera porque se ha repetido en varias ocasiones, hasta generar un severo malestar en el Cuerpo Nacional de Policía. Los agentes se quejan una y otra vez en privado de los agujeros de seguridad que ha generado la privatización del servicio, decidida en 2008 por la Subdirección de Gestión Económica del Cuerpo. “Antes éramos nosotros mismos los que filtrábamos a los traductores y todos eran investigados. Tanto ellos como sus familias”, explica un experto en la lucha contra el narcotráfico.

Más información en la revista interviú.

  • Tags:
  • operación Everest
  • Cuerpo Nacional de Policía
  • Udyco
  • traductores
  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Publicidad

Publicidad

Publicidad