Sport
Reportajes / Artículos
Una enorme balsa de lodos tóxicos siembra el miedo en un pueblo de Lugo tras el desastre de Hungría

Xove (Lugo), donde todo se tiñe de rojo

Fecha: 12/11/2010 9:58 Karin Cabrera/ Fotos: Marta Tena ico favoritos Añadir a favoritos

Junto al mar y a una gran piscifactoría se asienta una balsa de 78 hectáreas de lodos rojos que mantiene en vilo a ecologistas y vecinos de Xove (Lugo) tras el desastre ocurrido en Hungría –un vertido de lodos que ha causado un desastre ecológico–. La Xunta detectó emisiones tóxicas en el entorno de la empresa, que pertenece a la compañía de aluminio Alcoa. Una sentencia del Tribunal Supremo la obligó a indemnizar a los vecinos por contaminar sus fincas.

Alumina Española SA –perteneciente al grupo estadounidense Alcoa, dedicado a la fabricación de aluminio– se encuentra en el cuarto puesto del top ten de las empresas más contaminantes de Galicia. El complejo industrial donde está radicada cuenta con un puerto propio a escasos metros de la playa de Lago, una fábrica de almacenaje de bauxita en San Ciprián y una enorme balsa de 78 hectáreas de lodo rojo en Lago, una parroquia de 3.500 habitantes que pertenece al municipio de Xove. Las manchas de color rojizo de la carretera conducen hasta la enorme laguna que recibe 400.000 toneladas de lodo tóxico al año.

“En camiones transportan todo lo que no pasa por las tuberías que atraviesan el campo a lo largo de dos kilómetros –dice Jesús Santos, presidente de la Asociación de Vecinos de Ariños de Lago, ex empleado de Alcoa y vecino de la balsa–, aunque desde que pasó lo de Hungría hay menos tránsito y ¡hasta limpiaron la carretera intentando quitar la huella roja!”.

Jesús afirma que el miedo que sienten los vecinos tras el desastre ecológico ocurrido en Hungría a principios de octubre ha aumentado en las últimas semanas: “Si la balsa se rompiera, esto sería un caos. La piscifactoría de Pescanova que está justo debajo quedaría totalmente sepultada, arrasaría viviendas, campo y finalmente acabaría en el mar”. Sin embargo, la mayoría de los vecinos no se atreven a hablar, muchos son empleados de Alcoa. Ni siquiera se atreven a opinar aquellos que ven como los muros de sus casas se tiñen de rojo por el trasiego de los camiones.

Más información en la revista Interviú

  • Tags:
  • aluminio
  • bauxita
  • Xove
  • Alcoa
  • balsa
  • Pescanova
  • Galicia
  • ¡Compartelo!
  • twitter
  • delicious
  • facebook
  • compartir por mail

Publicidad

Publicidad

Publicidad